Tecnologías futuras 1

10 tecnologías futuras que cambiarán el mundo para el año 2050

Si vamos 30 años hacia atrás, rápidamente veremos que muchas de las tecnologías que hoy nos parecen habituales, no existían para 1990. A eso hay que sumarle que la aparición de nuevos servicio y productos parecen acelerarse con el paso del tiempo. Por esta razón, nos parecía interesante la posibilidad de repasar varias de las tecnologías futuras que cambiarán el mundo para el año 2050. ¿Te imaginas algunas de ellas?

Por supuesto, lo primer que tenemos que tener en cuenta es que aventurar cuáles serán las tecnologías futuras de aquí a tres décadas, no es tan sencillo ni puede ser tan preciso como pensarlas más a corto plazo. De todos modos, aprovechando parte de la información a la que tenemos acceso hoy en día, vamos a intentar realizar un listado de muchas de esas tecnologías. Así, no te sorprenderán cuando estén entre nosotros.

Tecnologías futuras 2

Tecnologías futuras que no podemos perder de vista

Computación basada en ADN

Éste, el de la computación basada en el ADN, es un concepto que ya existe. Muchos especialistas creen que, más temprano que tarde, podremos utilizar la biología en lugar del silicio para resolver problemas complejos. A partir de complejos procesos de acción y reacción, el potencial de los ordenadores alcanzaría niveles inesperados.

Smart Dust

El «polvo inteligente«, refiere a una enorme cantidad de pequeños sensores, interconectados entre ellos, que resultarían capaces de obtener gigantescas cantidades de información, sirviéndolos luego a una red informática inalámbrica para su transmisión. Sin embargo, ciertos conocedores de la industria creen que su perjuicio ecológico es tan elevado, que serán descartadas en la búsqueda de preservar el medio ambiente.

Impresión 4D

Aquí no hay que confundirse, no estamos hablando de alcanzar una nueva dimensión más allá de la tercera Estamos hablando de los objetos impresos en 3D, a los que se les puede agregar otra «dimensión», la de reaccionar frente a determinados estímulos del exterior, según lo hayan determinado sus creadores. Esto puede tener alcances realmente interesantes en algunos sectores como por ejemplo el sanitario.

Hardware neuromórfico

La ingeniería neuromórfica tiene como objetivo el crear hardware que copia el comportamiento de las neuronas utilizando el silicio. En estos días, en los que parece que estamos asistiendo al final del crecimiento exponencial de la potencia de cálculo predicho por la Ley de Moore, esta posibilidad toma aún más significado.

Impresión 3D a nanoescala

La impresión 3D sigue siendo una solución de la que pueden disfrutar poquísimas personas y organizaciones. Esto se debe a que el coste de las impresoras 3D sigue siendo demasiado elevado para el ciudadano promedio. Además es una tecnología que está dando sus primeros pasos, y aún no está apta para su uso a escala. Por supuesto, esto puede cambiar en los años siguientes, con la llegada de lo que algunos denominan «impresión 3D a nanoescala».

Tecnologías futuras 3

Gemelos digitales

Esta noción es una de las que ya se viene aplicando en diferentes campos, aunque la mayoría de nosotros no somos conscientes de ello, ni lo seremos por algunos años. Se trata de un entorno que comprende Inteligencia Artificial, Aprendizaje Automatizado, y otros elementos que generan réplicas digitales de todos los activos físicos. Cuando los últimos se actualizan, también lo hacen esas réplicas o gemelos digitales.

Pantallas volumétricas

A pesar de que la idea de pantallas volumétricas no diga demasiado, básicamente estamos hablando de hologramas. A las distintas técnicas actuales que permiten esta clase de reproducción de contenidos, existen dudas acerca de si esta tecnología sufrirá una revolución y será esencial, o sólo un complemento para consumo de unos pocos.

Interfaz cerebro-computadora o BCI

Las Brain Computer Interfaces suponen la opción de que indiquemos acciones a las máquinas que usamos a diario directamente con nuestra mente. De este modo, no haría falta contar con un teclado y un ratón en nuestro ordenador, por ejemplo. De nuevo, aunque las aplicaciones de estas tecnologías futuras se antojan extremadamente variadas, no queda ninguna duda de que la medicina será una de las principales beneficiadas en su implementación.

Vehículos autónomos voladores

Sí, es cierto que desde mediados del siglo pasado se creía que una de las tecnologías futuras que aparecería en poco más eran los coches voladores. Y, hasta ahora, no tenemos noticias de ellos, más allá del intento de drones. Para las próximas décadas, se considera que los vehículos autónomos voladores serán una constante, más allá de que todo suena como un bonito cuento de ciencia ficción. Existen más de 10 proyectos con motivos suficientes para creer que tendrán éxito en este segmento. Por supuesto, sus costes son estratosféricos.

Internet cuántica segura

Ya hemos hablado en IslaBit acerca de la tecnología cuántica y sus alcances. Como explicamos, esta computación nos permitirá dar un salto sustancial en cuanto a la cantidad de cálculos que una máquina puede hacer por segundo. Podríamos lograr combinaciones de texto y números en tiempo récord, y en todas las alternativas posibles.

Tecnologías futuras 4

Conclusiones

Vamos con algunas conclusiones. La más importante, y que nunca debemos olvidar, es que las tecnologías futuras seguirán siendo una especie de espejo. En otras palabras, reflejarán tanto lo bueno como lo malo que haga la sociedad. Por lo tanto, será fundamental ser cuidadosos en su aprovechamiento.


Deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies