virus, hackers y ladrones

Cómo protegerte de los virus, hackers y ladrones


La gente suele pensar en la seguridad informática como algo técnico y complicado, y cuando te metes en los detalles más profundos, puede que lo sea. Sin embargo, lo más importante, es en realidad lo más sencillo. Aquí están las cosas básicas que necesitas hacer para protegerte de virus, hackers y ladrones.

virus, hackers y ladrones

Correr Malwarebytes junto con el antivirus para una máxima protección

Tener el antivirus activo sigue siendo muy importante, pero en estos días, las amenazas más peligrosas son los spyware, adware, crapware, y el peor de todos: ransomware. Ahí es donde entra Malwarebytes.

Malwarebytes no sólo protege tu ordenador de los malware, sino que hace un mejor trabajo de limpieza en tu ordenador infectado que cualquier otro programa en el mercado. Además, tienen una versión para Mac.

Y para proteger tu navegador contra vulnerabilidades, Malwarebytes también incluye funciones Anti-Exploit y Anti-Ransomware, que pueden detener los ataques de programas maliciosos. Lo mejor de todo, es que puedes ejecutar Malwarebytes junto con tu antivirus existente, para así mantenerte totalmente protegido de virus, hackers y ladrones.

Habilitar actualizaciones automáticas

Los software que usamos a diario están plagados con fallas de seguridad. Constantemente se están encontrando más problemas de este tipo en Windows, Internet Explorer, Mozilla Firefox, Google Chrome, el complemento Adobe Flash, Adobe PDF Reader, Microsoft Office y la lista solo sigue.

En la actualidad, una gran cantidad de sistemas operativos y programas vienen con la capacidad de actualizarse automáticamente, para poder arreglar estas fallas de seguridad y protegerte de virus, hackers y ladrones. Ya no es necesario hacer clic en un botón o descargar un archivo para actualizar la nueva versión del software; se actualizará en segundo plano sin que tengas que hacer nada.

Sin embargo, algunas personas desactivan esta opción, por alguna u otra razón. Tal vez no te gusta que Windows se reinicie después de instalar una actualización, o tal vez simplemente no te gusta el cambio. Pero desde una perspectiva de seguridad, siempre debes dejar que los programas se actualicen.

Tener tu ordenador actualizado es la forma número uno de mantenerlo seguro contra las amenazas en línea, como virus, hackers y ladrones. Microsoft proporciona actualizaciones para Windows y productos asociados de Microsoft (Defender, Office) el segundo martes de cada mes. Apple no tiene un calendario reglamentado, pero también proporcionan actualizaciones regularmente. Estas actualizaciones no sólo corrigen los errores del sistema, sino también corrigen los fallos de seguridad. Por lo tanto, la única manera de protegerte contra las vulnerabilidades recientes, es mediante ellas. Los atacantes malintencionados siempre están buscando sistemas sin parches recientes para atacar, por lo que las actualizaciones automáticas te mantienen fuera de la lista.

Use el Antivirus y el Antimalware para evitar virus, hackers y ladrones

Parece que cada dos años saldrá un artículo diciendo que cierto antivirus es el mejor de todos. Tres más saldrán diciendo que otros tres antivirus superaron al primero. Además de esto, algún experto en seguridad escribirá un artículo diciendo que el antivirus ya no es relevante y que eres tonto si lo usas.

Dejemos algo claro: Deberías estar utilizando antivirus, incluso si eres cuidadoso en la web. ¿Cuál? Eso depende de ti, aunque si hablamos de uno gratuito, simple y bueno, no hay nada malo en usar Windows Defender. Viene incluido con Windows, se actualiza automáticamente gracias a Windows Update, no tiene ningún impacto perceptible en el rendimiento del equipo y lo mejor, es gratis. Para poder ser eficaz, un antivirus necesita estar integrado con el sistema operativo a un nivel bastante profundo. ¿Quién mejor para conocer de Windows que las personas que lo construyeron? Además, no intentará venderte otros productos o inyectar funciones que no necesitas, como suelen hacer algunos programas.

Si lo tuyo es pasar tiempo en los rincones sombríos de Internet, quizás quieras algo más fuerte. Avira o Kaspersky están bien, pero para la mayoría de los usuarios comunes, Windows Defender debería bastar.

Sin embargo, junto con el antivirus también recomendamos usar Malwarebytes. Al igual que con tu cinturón puedes utilizar un buen par de tirantes, aplicaciones como Malwarebytes puede proporcionar una protección adicional contra los software malintencionados que los antivirus tradicionales no suelen identificar. Los programas maliciosos como los que re-direccionan el navegador y los que inyectan publicidad, se comportan exactamente igual que algunos de los filtros de red conocidos. Técnicamente no son virus, hackers y ladrones, pero definitivamente no los quieres en tu ordenador. Las aplicaciones antimalware pueden ayudarte con ellas. Malwarebytes cuesta $ 40 al año, pero puedes obtener algunas de sus características de forma gratuita.

Crea mejores contraseñas y automatízalas

Probablemente sepas que las contraseñas son importantes, pero seguramente no sabes cuánto. Y qué tan malas son las contraseñas de la mayoría de las personas.

Esto es lo que pasa: ya no estamos en los viejos tiempos de la Internet, donde se podía utilizar la misma contraseña en todas partes y sobrevivir a un día. Los servicios son hackeados todo el tiempo, y si estás usando la misma contraseña en todas partes, en el momento en el que divulgan contraseñas masivamente, le has dado acceso a todas a algún hacker. Necesitas usar contraseñas largas, y además, usar una distinta en cada página.

Para hacer esto, recomiendo que uses un creador de contraseñas como LastPass, que automáticamente generará contraseñas para ti, las guardará de manera segura en un lugar central, e incluso las insertará automáticamente mientras navegas.

También debes tener una contraseña en tu ordenador y un código de acceso a tu teléfono. Lo sé, es un fastidio. Pero si bien puedes tardar unos segundos extra, es una manera fácil e importante de mantener segura tu información. Tener una contraseña en tu ordenador y en  el teléfono impedirá que cualquiera pueda acceder.

Piensa en toda la información que tienes en el teléfono celular. Ahora piensa en todos los sitios web en los que hayas iniciado sesión desde tu ordenador. ¿Quieres que un extraño acceda a todo eso? ¿Sabes lo fácil que es perder tu teléfono o tu portátil? Tener clave en el teléfono y en el ordenador, es una necesidad. Sin excepciones.

 

Pero eso no es todo. Una buena contraseña es como una buena cerradura en la puerta, pero las cerraduras pueden ser abiertas. Agregar un cifrado convierte esa puerta en un búnker. Si cifras tu ordenador o teléfono, evitas que los virus, hackers y ladrones lleguen a tus datos sin tener que usar medios más avanzados. Recomendamos usar BitLocker en Windows, en caso que tengas Windows Pro o Enterprise, o, VeraCrypt si tienes Windows Home. Los usuarios de Mac deberán activar FileVault. Pr su parte, los iPhones y los Android suelen estar cifrados de manera  predeterminada hoy en día, pero comprobar nunca esta demás.

Nunca dejes tu teléfono o tu ordenador descuidados

Esto puede parecer obvio, pero vale la pena recordarlo: nunca, jamás, dejes tu ordenador o teléfono desatendidos en público. ¿En la mesa de tu casa? Por supuesto. ¿En una mesa en Starbucks? De ninguna manera. Hacerlo es pedir que sea robado.

En caso de que se roben tu dispositivo, en el mejor de los casos, solo perderás el costoso aparato. Pero, si lo dejas desatendido y no has seguido los consejos anteriores, el peor de los casos es que alguien tenga tu costoso aparato y además toda tu información personal. Todo lo que se necesita es un niño con un poco más que conocimientos básicos en el manejo del ordenador para obtener todos tus datos, y si tienen tu ordenador en sus manos, es mucho más fácil (si no usas el cifrado-ver más arriba).

Debes saber que links son seguros en los correos electrónicos

Esto lo oyes todo el tiempo: no abras correos electrónicos de personas que no conoces, y tampoco hagas clic en los enlaces que vengan de correos electrónicos en los que no confías. Pero eso no es suficiente. Muchas veces, los enlaces maliciosos pueden venir de amigos que han sido infectados, o de correos electrónicos que parecen legítimos, pero en realidad son falsos. Esto se conoce como phishing.

Si deseas estar verdaderamente seguro, lo mejor es no hacer clic en los enlaces de correos electrónicos. Pero esto no siempre es una opción. La mejor opción es saber cómo investigar un enlace, antes de hacer clic en él, sí, incluso los de tus amigos, para evitar virus, hackers y ladrones.

En primer lugar, comprueba si este enlace va a donde dice que va. Si colocas el cursor sobre el enlace, el destino aparecerá en la parte inferior de la ventana del navegador. Si no aparece, haz clic con el botón derecho en el enlace y selecciona “Copiar dirección de enlace”. Puedes pegarlo en algún lugar seguro (como el Bloc de notas) y examinarlo.

Si el enlace dice “ebay.com”, pero el destino real dice “ebay.clickme.com”, es sospechoso, y no deberías hacerle clic. Recuerda, sólo porque tiene la palabra “ebay” no significa que va a ebay.

Ten cuidado con los programas que descargas e instalas (y deja de piratear programas)

Este consejo también puede parecer obvio, lo oyes todo el tiempo y probablemente pienses que lo sigues. Sin embargo, gran parte del malware que encuentran los usuarios de Windows parece ser el resultado de la descarga e instalación accidental de softwares indeseados.

Así que siempre debes de tener cuidado con los programas que descargas y ejecutas. Sólo debes descargar y ejecutar software que sean ampliamente conocidos y confiables, o recomendado por sitios confiables. Asegúrate de obtener el software de su sitio web oficial, si deseas descargar VLC,  ve al sitio web oficial de VLC. No hagas clic en un banner que diga “Descargar VLC” en otro sitio web y que te lleva a descargarlo de otra página y  que pueda incluir un malware o adware, virus, hackers y ladrones junto con él. Incluso si estás usando un motor de búsqueda, asegúrate de que te lleva al sitio real.

Y, al descargar el software, asegúrate de estar atento a los banners publicitarios disfrazados de vínculos de “descarga”, que te llevarán a otra parte y tratarán de engañarte para que descargues un software, posiblemente malintencionado. Desmarca cualquier paquete de software que venga con otro programa, incluso si es uno legítimo.

Ten en cuenta que hay muchos tipos diferentes de “programas”, por ejemplo, los salvapantallas en formato .SCR son, esencialmente, programas, y estos podrían contener un malware dañino. Tenemos una lista de más de 50 tipos de extensiones que son potencialmente peligrosos para Windows.

Por último, y esto no deberíamos recordártelo, evita la piratería de softwares. Cuando adquieres un software pirateado o crackeado de redes peer-to-peer o sitios web dudosos, estas tomando un gran riesgo de ser atacado por virus, hackers y ladrones. Al ejecutar un archivo .exe de origen sospechoso, estas confiando en que el distribuidor no te hará nada dañino. Peor aún, las cracks que puedas necesitar para hacer funcionar el programa hacer, son hechos por los grupos que crackean los software. No puedes saber si han incluido malware o no.

No confíes en las notificaciones emergentes

Del mismo modo, nunca descargues y, mucho menos, instales algo que no hayas buscado. Si un sitio web te dice que Flash está desactualizado, Chrome debe actualizarse o agregar un complemento, prende tus alarmas. Este es un truco común para hacer que instales algo que prepare tu ordenador para el atacante. Incluso si crees que el pop-up puede ser legítimo, no deberías hacer clic en él.

Utilicemos Flash como ejemplo. Un sitio puede darte una advertencia de que necesitas la última versión para que empiece el video. En lugar de hacer clic en el enlace (o botón) para actualizar, haz una búsqueda en “adobe flash” y obtén la actualización desde el sitio web oficial de Adobe.

Esto también aplica para el “soporte técnico”. No creas en ningún sitio que te diga que ha detectado un virus en tu sistema (o cualquier llamada de Microsoft). Si una ventana emergente indica que tienes un virus en el ordenador, haz lo que quieras, menos clic en esa ventana. En su lugar, ve al Inicio, abre el antivirus que tengas instalado, y ponlo a escanear tu ordenador.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *