stablecoins qué es

Stablecoins: ¿Qué son y cómo se clasifican?

Grandes criptomonedas como Bitcoin y Ethereum suelen ofrecer una serie de beneficios al momento de realizar trading o holdear. Sin embargo, este par de tokens trae consigo un alto nivel de volatilidad y, por tanto, el riesgo latente de perder el capital invertido. Además, ambas monedas brindan escasas garantías a sus usuarios.

Precisamente, para mitigar los márgenes de peligro ocasionados por el vertiginoso cambio en el precio de los tokens, surgen los stablecoins. Se trata de una nueva categoría de cripto activos, que pretende brindar protección a los inversores que experimentan un momento de volatilidad.

Los stablecoins se caracterizan por estar vinculados directamente a una moneda fiat, cuyo valor sirve como respaldo para cada uno de los tokens. De igual manera, el activo digital puede estar asociado con un inmueble, metal precioso o cualquier otra criptomoneda del mercado.

Por otra parte, están los stablecoins controlados por un algoritmo. Este proceso ocurre directamente dentro de la red Blockchain del token. Así, el precio del respectivo activo se mantiene en el tiempo.

Ya sea que decidas invertir en criptomonedas de alta volatilidad o, por el contrario, apuestes por los stablecoins, la recomendación es visitar Crypto Engine. Se trata de un sitio de intercambio para activos digitales confiable y seguro. En él encontrarás las herramientas necesarias para comercializar con cualquier moneda.

También, es importante conocer el funcionamiento de los cripto activos, tecnología aplicada, métodos de inversión, etc. Para ello, puedes ingresar a Crypto Engine, que es una web con una amplia lista de información referente al criptomundo.

Clasificación de los stablecoins

Los stablecoins son una categoría de tokens bastante amplia, por lo que de ellos se desprenden dos tipos. Así, encontramos los stablecoins colateralizados, también conocidos como activos respaldados. En este grupo se encuentran los tokens estables asociados al dinero fiat, bienes y criptomonedas.

Por otra parte, están los stablecoins no colateralizados o activos sin respaldo, es decir, que no poseen asociación con un valor externo. En su lugar, estos tokens usan un algoritmo que les permite evitar que su precio fluctúe.

Stablecoins colateralizados

  • Stablecoins asociados a monedas fiat

Tether destaca como pionero entre los stablecoins respaldados en moneda fiat. El activo emplea tecnología Blockchain y el anclaje por token corresponde a 1.00 dólar americano.

El uso de este tipo de moneda digital es muy sencillo. Sólo se debe realizar un depósito en la plataforma, empleando para ello dólares. Después, se recibirán los tokens estables que, en el caso de Tether, serían los conocidos USDT. Seguidamente, resulta posible invertir, comprar o vender con dichas divisas.

Lo beneficioso del anclaje entre el token y el dólar es que el usuario puede canjear los USDT a dólares sin que la fluctuación le afecte.

  • Stablecoin asociados a otros bienes

Los stablecoins asociados al valor de un bien hacen referencia a los metales preciosos o inmuebles. Por ejemplo, el G-Coin es un token estable asociado con el valor de un gramo de oro.

Este stablecoin puede ser usado de diferentes formas. Los usuarios pueden transferir el token a otro monedero para efectuar un pago, tal y como ocurre con cualquier criptomoneda. Asimismo, es posible intercambiar el activo por su equivalente en oro físico o emplearlo como depósito de valor a largo plazo.

  • Stablecoins asociados a otras criptomonedas

Dentro del grupo de los stablecoins colateralizados se encuentran los tokens asociados a otras criptomonedas. Dicho anclaje permite mantener la estabilidad en el valor del activo.

Este es el caso del cripto activo estable DAI, que se mantiene anclado al dólar, debido a que utiliza la red Ethereum y, por tanto, el valor de Ether. Para que esto sea posible, la persona debe generar tokens de DAI a través del intercambio de ethers dentro de la plataforma.

Además, es necesario mantener un depósito de ethers, con el propósito de conseguir una financiación. De esta manera, resulta posible proteger el stablecoin de la volatilidad del token asociado.

Stablecoins no colateralizados

  • Stablecoins controlados por un algoritmo

Los stablecoins controlados por un algoritmo trabajan con base en una cadena de bloques y un smart contract. Toda esta tecnología y protocolos evitan que la volatilidad afecte directamente al token.

Precisamente, esto ocurre con el stablecoin USDX, que ha conseguido anclarse al valor del dólar y así conseguir estabilidad. Para ello, el smart contract brinda una operatividad descentralizada, lo que termina ofreciendo una correcta regulación del funcionamiento.

Conclusión

Los stablecoins son una ramificación de las criptomonedas, por tanto, no deben de ser etiquetados como competidores de los tokens centrales. De hecho, estas monedas estables han sido concebidas para ayudar a mitigar la volatilidad.

El camino recorrido por los stablecoins ha estado lleno de controversias y dudas provenientes de los inversores. Sin embargo, estos tokens han ganado gran popularidad en el mercado de las criptomonedas, debido a su notorio crecimiento en cuanto a capitalización y volumen de operación.

Descargo de responsabilidad: El contenido y los enlaces provistos en este artículo solo cumplen propósitos informativos o promocionados. islaBit no ofrece recomendaciones o consejos legales, financieros o de inversión, ni sustituye la debida diligencia de cada interesado. islaBit no respalda ninguna oferta de inversión, consejo o similares aquí promocionadas.


Deja un comentario