fotos estenopeicas

Aprende a tomar fotos estenopeicas con una cámara digital


Las fotos estenopeicas son una forma antigua de capturar imágenes. Suena algo extraño al principio, pero si quieres saber más, te invitamos a que sigas leyendo esta introducción de la técnica al sigo XXI,para que logres convertir tu DSLR moderna en una cámara estenopeica.

fotos estenopeicas

¿Qué son las fotos estenopeicas?

Las fotos estenopeicas forman parte de una técnica de fotografía en la cual no hay lentes de vidrio, sino un pequeño pinchazo en una pantalla opaca de cualquier tipo. Mientras que una cámara tradicional tiene una lente compuesta por una serie de elementos ópticos que enfocan la escena dentro del plano ocupado por el film o sensor digital, una cámara estenopeica utiliza física ingeniosa para conseguir los mismos resultados, con nada más que un pequeño agujero en un material que bloquee la luz, como plástico o metal.

fotos estenopeicas

¿Cómo podemos tener lentes sin vidrio? Con lentes de vidrio tradicionales, los elementos ópticos están ajustados y pulidos para poder recolectar la luz de un área amplia y pasarla al plano focal del cuerpo de la cámara (donde se ubica el film o sensor), preservando la imagen sin distorsión. Por su parte, las fotos estenopeicas se toman con “lentes” estenopeicas, que usan mecanismos diferentes para obtener los mismos resultados.  Ya que la apertura de la lente estenopeica es muy pequeña, permite que pase solo una pequeña cantidad de luz. Los rayos de luz y la pequeña cantidad que locha pasar a través del agujero se posicionan casi de forma paralela (las lentes de vidrio necesitan elementos perfectamente pulidos y encajados para lograr eso).

¿Qué necesito para hacer una lente estenopeica?

 fotos estenopeicas

Para este tutorial, necesitarás:

  • Una tapa de cuerpo para el cuerpo de tu cámara.
  • Un disparador a distancia para la cámara.
  • Un trípode (las fotos estenopeicas necesitan una superficie estable).
  • Un taladro eléctrico con una broca de 1/8”.
  • Una lata de soda.
  • Papel de lija de grano fino o lana de acero de calibre fino.
  • Cinta eléctrica negra.
  • Una aguja de coser (mientras más pequeña, mejor).
  • Alicates de punta de aguja o hemostático.

Los materiales en esta lista, en su mayoría, son bastante flexibles. Por ejemplo, puedes usar otro taladro con una broca diferente, o cualquier metal fino que tengas a la mano, en lugar del aluminio de la lata de soda. Además, usamos el hemostático porque era lo que teníamos en nuestro kit de herramientas técnicas, porque sosteniendo así la aguja se hacía mucho más fácil realizar el pinchazo. Sin embargo, tú puedes hacerlo con cualquier pinza o incluso a mano, si quieres.

Los componentes esenciales de la lista incluyen la tapa de cuerpo (que necesitas para crear un sello a prueba de luz) y el disparador remoto.

Lo genial de todo este proceso es que casi cualquier paso es reversible sin problemas. Una lata de soda y un rollo de cinta eléctrica pueden servir para varios intentos, por ejemplo.

Hagamos la tapa de cuerpo para la cámara estenopeica

fotos estenopeicas

Antes de empezar, te aseguramos que este procedimiento que te permitirá tomar fotos estenopeicas ha sido completamente probado por nosotros. Todo lo que te mostramos aquí es lo mejor que pudimos hacer luego de varias pruebas, para que consigas el mejor resultado posible. Con eso aclarado, podemos comenzar.

Reduce el brillo de la tapa

Lo primero que necesitas hacer es preparar el interior de la tapa de tu cámara. Generalmente, el plástico moldeado que se usa para hacer estas tapas es muy brillante. Si el exterior de la tapa brilla, no importa, pero si el interior brilla, querrás tomarte un momento para usar cualquier papel de lija de grano fino que tengas a la mano para conseguir ese acabado mate que necesitas en tus fotos estenopeicas.

Taladra el agujero

Con cuidado, alinea tu taladro con el centro de la tapa. Asegúrate de que no estás taladrando directamente sobre nada que pueda dañarse con la broca a medida que atraviesa el plástico fino de la tapa rápidamente.

Además, asegúrate de tener un buen agarre de la tapa, ya que una vez que el taladro empiece, la arrancará de tu mano. Comienza a taladrar lento pero firme en el centro de la tapa.

Limpia la tapa

En este punto, querrás hacer dos cosas: Limpiar tu tapa y mantener cualquier escombro lejos de tu cámara. Primero, utiliza la yema de tus dedos para barrer cualquier residuo plástico obvio que haya podido dejar la broca del taladro. Segundo, usando una toallita húmeda o colocando la taba debajo de una fuente de agua, lava todo el polvo fino del proceso de lijado en el paso uno. Realmente no quieres que ningún escombro de plástico ultra-fino se meta en tu cámara, ya que las cargas electrostáticas se meterán con el sensor.

Luego de esto, tienes una tapa limpia con un agujero más bien grande en ella. De hecho, demasiado grande como para tomar fotos estenopeicas (podrías intentarlo, pero obtendrías un desastre borroso). Para poder conseguir lo que queremos, necesitaremos un agujero pequeño como una aguja, no uno de 1/8”.

Corta tiras de la lata de soda

Asumiendo que taladraste en agujero en la tapa sin abrirte un agujero en la mano, este es el único paso del proceso en el que puedes hacerte daño. Los guantes de trabajo no serían mala idea, y definitivamente debemos añadir precaución apropiada a la hora de manejar el aluminio.

Una de las formas más fáciles de obtener la mayor cantidad de aluminio de una lata de soda es presionando uno de los bordes de tus tijeras (o la punta de un cuchillo de cocina) con cuidado en el tope de la lata, justo por debajo del borde, y justo por encima del borde inferior. Usando esos dos agujeros como puntos iniciales, corta alrededor de la lata usando tijeras, como si estuvieras intentando cortar los bordes. El resultado será un cilindro de aluminio que puedes cortar por un lado y desenrollarlo en una hoja de 3.5”x6” aproximadamente, Es mucho más fácil trabajar de esta forma que intentar cortar piezas limpias con la lata intacta.

Una vez que tengas tu hoja larga, corta con cuidado tiras de media pulgada. Luego de cortar las tiras, recorta media pulgada más del final de una de ellas. Este cuadrado de aluminio de ½”x1/2” será tu blando estenopeico.

Asegura el blando en la tapa

Usando cuatro piezas pequeñas de cinta eléctrica negra, enmarca los bordes del blanco estenopeico (con la parte impresa de la lata mirando hacia arriba) y asegúralo a la parte exterior de la tapa. Viéndolo desde adentro, todo lo que deberías poder ver es el agujero que taladraste y un parche muy pequeño de aluminio simple a través de él.

fotos estenopeicas

Nota: Si crees que colocar la cinta eléctrica y el aluminio en la parte exterior no es estético, puedes hacerlo por la cara interna. No utilizamos este método porque no nos gustó la idea de tener las piezas pegadas y la cinta dentro de la cámara. Sin embargo, siempre que lo asegures correctamente, no debería ser un problema.

Atraviesa el blanco con la aguja

Esta es la parte más engañosa de todo el proceso. Recuerda, si tu agujero es muy pequeño, tus fotos estenopeicas no se verán bien, y si es demasiado grande, la imagen se verá borrosa. Ya que siempre puedes alargar un agujero, peor nunca encogerlo, te recomendamos proceder con mucho cuidado, a menos que quieras repetir todo lo que hemos hecho hasta ahora de nuevo.

Empuja la aguja dentro del aluminio lo suficiente para perforar el metal con la punta. No intentas pasar el cuerpo completo de la aguja a través del metal, ya que incluso con una aguja muy fina podrías terminar creando un agujero muy grande, y no lograrías realizar tus fotos estenopeicas. De todas formas, si consideras que el agujero es muy pequeño, siempre puedes agrandarlo.

Tomamos fotos estenopeicas de prueba

Ahora, como podrás ver en esta guía para manipular la profundidad del campo, el número de apertura (o número-f) es el radio que indica que tan grande o pequeña es la apertura del iris mecánico de la lente en comparación a la longitud focas de las mismas. Una lente de retrato con una amplia apertura (digamos que de f/1.4) tiene una profundidad de campo muy estrecha, ya que tanta apertura permite la entrada de mucha luz, por lo que no requiere mucho tiempo de exposición. Una lente general con la apertura baja (digamos que de f/22) tiene una profundidad de campo amplia, porque la apertura es muy pequeña, y necesita un tiempo de exposición más largo.

En comparación con las lentes de retrato y las de uso general, la lente con la que tomaremos nuestras fotos estenopeicas tiene una abertura realmente pequeña. Literalmente, un pinchazo de aguja. El número-f de una cámara estenopeica apropiadamente construida es usualmente superior a f/4100, y podría incluso aproximarse a f/500. Con eso en mente (y todo lo que sabemos que aberturas más pequeñas hacen profundidades de campo más amplias) nuestra pequeña tapa pinchada tiene una profundidad de campo casi infinita, donde cada parte del sujeto, edifico o ciudad que se encuentre frente a la cámara será enfocada.

Además de tener en cuenta nuestra nueva y minúscula apertura, debemos saber que estaremos utilizando una cámara en el modo manual de ahora en adelante. Perderás la medida de tus lentes, y la cámara creerá que no hay ninguna lente adjunta (ya que la tapa de plástico no es una lente real).

Tomamos para ti algunas fotos estenopeicas de ejemplo con algunas cosas que deberías tener en cuenta al usar estas lentes:

fotos estenopeicas

Podemos arreglar los problemas de enfoque haciendo un nuevo plato pinchado para nuestra tapa, pero no podemos arreglar los problemas con el polvo sin limpiar la cámara (ese tutorial lo verás otro día, pero por lo sucio que está nuestro sensor, espéralo pronto). Tomamos las mismas botellas fotografiadas con un agujero mejor hecho:

fotos estenopeicas

Movimos el trípode en el proceso de reconstrucción y toma de las fotos estenopeicas, y no nos dimos cuenta que las fotos estaban enmarcadas de formas ligeramente distintas, hasta que era demasiado tarde para que encajaran perfectamente.

Fíjate ahora, en la segunda foto, que los bordes se ven mucho más afilados (para los estándares de las cámaras estenopeicas, es así). El polvo, como esperabas, sigue notándose un poco. Aunque debemos limpiar ese sensor pronto, hay que admitir que le da a la foto un efecto retro de los 60, lo que resulta divertido.

Comprando una tapa estenopeica comercial

 fotos estenopeicas

Primero, los modelos comerciales vienen preparados con cortadores láser. Esto significa que puedes ordenar agujeros extremadamente precisos, donde puedes estar seguro de que si te dicen que la apertura es de 0.24mm, esa es exactamente la medida. La apertura, además, será perfectamente redondeada, sin distorsiones.

Segundo, a diferencia de una tapa normal, las tapas estenopeicas comerciales se extienden dentro del cuerpo de la cámara. ¿Por qué esto es importante? Porque mientras más cerca esté el fil/sensor del agujero, más amplio será el ángulo de visión. Si quieres capturar más en el encuadre, comprar una tapa comercial con un agujero empotrado es tu opción ideal.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *