Por una internet descentralizada

Por una internet descentralizada, más allá de los centros de datos físicos

  • Una internet descentralizada es el futuro y tiene varias ventajas, así como desventajas.
  • Evitar que ciertas corporaciones puedan no únicamente recopilar información personal, sino también evitar utilizarla para ganar dinero.
  • En la actualidad, internet es centralizado y muchas corporaciones tienen el poder suficiente para manipular ciertos eventos, incluso políticos. Algo que evitaríamos con una internet descentralizada.

Este artículo, podríamos decir, es algo especial. Se trata de una especie de entrevista a la comunidad de Free Ton, un movimiento de cadena de bloques descentralizado e impulsado por la comunidad para internet gratis. En esta ocasión, hablaremos con varios miembros de la comunidad por una internet descentralizada, lejos de los centros de datos físicos.

¿Internet descentralizada? ¿Cuáles son sus ventajas y desventajas?

Una de las principales ventajas es la gobernanza. Puede ser complicado argumentar en contra de la descentralización, en donde no existe lugar para la regulación gubernamental, no debemos negar que esto puede ser un problema. Un claro ejemplo de esto son los grupos extremistas que puede usar la comunicación descentralizada, y sin una entidad central que sea capaz de controlar el mecanismo utilizado para difundir su información ¿Cómo podemos evitarlo? ¿Cerrarlo?

Los contras, irónicamente, la gobernanza. Las definiciones de lo que los gobiernos consideran grupos extremistas, podrían fácilmente extenderse para incluir a cualquier persona, desde un grupo de lectura de libros, hasta manifestantes. Pero a su vez, una internet centralizada les da la posibilidad a las organizaciones de tener un control excesivo de los datos personales de todos nosotros.

¿Qué significa la descentralización?

Básicamente, la descentralización, nos permite evitar que las organizaciones tengan nuestros datos. No necesitaremos almacenar información personal en redes como Facebook y Google, quienes ganan dinero monetizando esos datos. Las personas tendrán el control de sus propios datos.

¿En qué cambia la descentralización de internet?

Prácticamente, todas nuestras actividades en internet se encuentran en vigilancia constante, nuestros datos son rastreados y recopilados todo el tiempo por corporaciones, desarrolladores de aplicaciones y gobiernos; nuestra privacidad y seguridad siempre está en “peligro”.

En este sentido tampoco ayuda mucho usar un navegador en modo incógnito, ni siquiera usar una VPN o red privada virtual es efectivo, mucho menos resulta en algo cómodo y al alcance de todos, ya sea por uno u otro motivo.

Una internet descentralizada de cadena de bloques es de igual a igual, la comunidad es quien es la propietaria y operará la infraestructura, tomando el control de los gobiernos y corporaciones.

Lo mejor de internet descentralizado

Una internet descentralizada que se encuentre basada en blockchain, nos garantiza la seguridad de nuestros datos. Logrando que internet sea un recurso público. Las plataformas de internet, datos de usuarios y aplicaciones se alojan en servidores centrales, lo que les da la posibilidad a las empresas de crear perfiles sumamente detallados de sus usuarios, más detallados de lo que nos imaginamos.

Debemos tener en cuenta que estos datos son usados para manipular masas, resultados electorales, etc. ¿Un ejemplo? El escándalo de Cambridge Analytics de Facebook.

Usando blockchain en una internet descentralizada, nuestros datos son justamente nuestros y nosotros decidimos si queremos compartirlos. Lo único que se necesita para acceder a las aplicaciones es nuestra billetera blockchain. No será necesario tener nombres de usuario y contraseña que recordar. Un pirata informático no podrá obtener nada al piratear una aplicación para robar los datos de inicio de sesión, porque no existirán.

Los desafíos de una web descentralizada

Debemos considerar que una libertad desenfrenada la cual viene con la descentralización, se traduce en que, sin reglas y regulaciones, las personas pueden aprovechar estas herramientas para difundir opiniones de odio e información errónea.

La respuesta a este gran problema puede ser la misma descentralización. La cadena de bloques es intrínsecamente transparente y este tipo de información falsa puede filtrarse a nivel usuario. Sin embargo, esto genera que el usuario tenga que hacer su debida diligencia. Esto únicamente puede ser algo positivo y, de nuevo, pone el poder en la persona.

¿Algún miedo a la descentralización?

Posiblemente, el único miedo a una internet descentralizada es la libertad que trae consigo, la posibilidad de que muchas personas que desean hacer daño, puedan hacerlo. Sin embargo, todas las comunidades autorregularán adecuadamente. Aunque siempre existen excepciones.

Una internet descentralizada cambiará muchas cosas, tendrá un impacto pequeño en las organizaciones de internet centralizadas actuales; estas no tendrán el control. Se integrará mucho más en la vida diaria y el usuario será quien tenga el poder.

Ya no tendremos que ver lo que Google y Facebook desea que veamos. Nosotros seremos quienes tomaremos las decisiones. Internet no será gobernada por unos pocos.


Deja un comentario