asistentes de voz

Los asistentes de voz no entienden nada de lo que dices


¿Sabías que Alexa, Google Assistant y Siri no entienden ni una palabra de lo que dices? Es cierto que estos asistentes de voz han avanzado mucho en los últimos años desde su creación. Sin embargo, siguen en el mismo problema: no pueden entenderte. De la misma forma, estos asistentes de voz todavía dependen de comandos de voz muy específicos.

Así pues, hay una gran verdad: los asistentes de voz no pueden entenderte, es decir, no te entienden del todo. Por ejemplo, cuando hablas con Amazon Echo o con Google Home, estos asistentes cambian tus palabras a texto. Cuando están convertidas a texto, se comparan con una lista de comandos específicos que tienen estos asistentes.

Igualmente, cuando en esa comparación encuentran una coincidencia exacta, es cuando empiezan a ejecutar un conjunto de instrucciones. Por lo tanto, si no encuentra coincidencias exactas, buscan una alternativa con la información que tienen. Por último, si esto no funciona, aparecerá un mensaje de error diciéndote que no sabe lo que dices.

Entender el contexto es la clave

Asimismo, estos programas no pueden usar algunas pistas de contexto para poder deducir lo que quieres decir, o lo que quieres que “entiendan”. Así pues, no es una tarea titánica hacer que el asistente de voz se equivoque. Y esto se debe a que solamente los humanos, hasta ahora, entendemos a cabalidad de lo que se trata el habla.

Es decir, solo nosotros entendemos el contexto por el cual se dicen algunas cosas. Puedes hacer la prueba solamente cambiándole el nombre al arcoíris, pero diciéndole a alguien todas sus características. La persona en seguida te dirá que de lo que estás hablando, efectivamente es un arcoíris.

Ahora, se puede argumentar que los humanos convertimos un discurso en ideas, también es cierto que podemos aplicar el conocimiento y la comprensión para dar respuestas. Por ejemplo; si le preguntas a cualquier persona si trabaja para algún servicio de inteligencia, la persona te va a decir sí o no.

Asimismo, una persona nunca diría un “no sé”, como si lo hacen los asistentes de voz. Las personas te responderán de manera directa, así estén mintiendo. Así pues, que los seres humanos puedan decir mentiras, es algo que viene ligado a una verdadera comprensión.

Los asistentes de voz están limitados solo a su programación

asistentes de voz

Así pues, estos asistentes están limitados solo a sus parámetros de programación asignados. Por lo que, una excepción a la regla y romperá todo su proceso. Y esto se pone en evidencia cuando tienes que dar órdenes a dispositivos de terceros. Así pues, cuando das órdenes de acción en electrodomésticos, los asistentes pueden no “entenderlas”.

Uno de los ejemplos clásicos, pasa con Alexa. Si bien uno le orden que controle los hornos de marca GE, no responde a otros parámetros. Por ejemplo; si le dices a Alexa que caliente un horno a 300 ºC, ella lo hará, pero, si le dices que suba la temperatura otros 50 ºC más, probablemente no lo haga. Aquí está claro que los humanos sí podemos hacerlo.

De igual manera, Google y Amazon han estado trabajando duramente para superar estos problemas, y se han notado los resultados. Muchas funciones de sus asistentes de voz están muy pulidas y pueden entenderlas con palabras más fáciles, y más añadidas en contexto. Sin embargo, y hay que reconocer que han agregado muchas mejoras a los comandos, siempre tendrás que saber el comando correcto.

En otras palabras, tendrás que decir las “palabras mágicas” para que los asistentes como Alexa, puedan entender qué orden es la que estás dando. Se debe utilizar la sintaxis correcta y en el orden correcto, muy a pesar de las mejoras.

Los asistentes de voz son solamente líneas de comando

asistentes de voz

Para empezar, puede definirse una línea de comando como una forma limitada de realizar tareas sencillas. Si y solo si se conoce la sintaxis correcta. Por ejemplo; si escribes “dyr” en vez de “dir”, el símbolo de sistema (cmd) te va a mostrar un mensaje de error. Ahora bien, puedes usar algunos alias para comandos que te ayudarán a recordarlos.

Sin embargo, tendrás que recordar el comando inicial debido a que, si no lo haces, no podrás hacer más nada. De igual manera, si no te tomas el tiempo suficiente como para tener toda la información acerca de los comandos y sus líneas, no saldrás adelante con esto.

Ahora, para sintetizarlo, los asistentes de voz no son diferentes. Estos programas necesitan saber la forma correcta de decir un comando, o la forma correcta en la que hagas una pregunta. Además, necesita información para saber cómo agruparla y configurarla. Además, también necesita saber agrupar los dispositivos y como nombrarlos.

Del mismo modo, de no hacer esto, entonces siempre que le digas algún comando a tu asistente de voz, encontrarás respuestas erróneas. Del mismo modo, así utilices la sintaxis correcta, el proceso puede presentar fallas también. Y las fallas van desde una respuesta incorrecta hasta un resultado realmente sorpresivo.

Al dar órdenes correctas, los asistentes pueden fallar también

asistentes de voz

Por ejemplo, dos dispositivos de Google Home en una misma casa, podrían generar dos respuestas distintas a una sola orden. Así tengan el mismo usuario, la misma conexión a internet y la misma configuración. Otro ejemplo, es que algunos asistentes necesitan que uno repita el comando unas tres veces, para que pueda ejecutarlo correctamente.

Así pues, ya con los avances que se han hecho al respecto, puedes hablar de forma más fluida con estos asistentes. Pero siempre quedan remanentes de código, los cuales funcionan de la misma manera que siempre. Por lo tanto, no es necesario que tu asistente de voz aprenda otro idioma, lo que sí es necesario, es que aprenda otro dialecto.

El crecimiento de los asistentes se limita cuando se limita su comprensión

Pero también debemos decirte que nada de esto supone que los asistentes de voz, como Google Assistant y Alexa, sean malos. Todo lo contrario, funcionan muy bien. Así pues, también estos asistentes hacen búsquedas en línea, para mejorar en sus sintaxis. Y no es descabellado que en esto, Google Assistant tenga mejores resultados.

Por lo tanto, si configuras correctamente cualquier asistente en tu casa, y además tienes un usuario bien entrenado, la mayoría de los comandos de Google Home van a funcionar de la mejor manera. Pero ojo, todas estas mejoras son producto de trabajo manual y grandes esfuerzos. No viene producto de trabajos intelectuales de estos dispositivos.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.