SSD de múltiples capas

Conoce de qué se tratan los SSD de múltiples capas


Hablaremos de los SSD de múltiples capas, los cuales se tratan de las unidades de estado sólido que pueden mejorar el rendimiento de los ordenadores más antiguos y logran convertirlos en máquinas con mayor rendimiento y velocidad. Solo que al adquirirlas es común que empieces a experimentar todo un lenguaje que resulta totalmente desconocido.

Términos como SLC, SATA III,  NVMe y M.2. ¿De qué se trata toda esta terminología? Es por ello que en adelante te trataremos de hacer ver su significado para que lo comprendas. Si tienes un componente de estos con Windows, tal vez te interese leer este artículo sobre Windows 1803 puede que no funcione correctamente en ciertos SSD.

¿Qué son las SSD de múltiples capas? Todo lo concerniente a las células

SSD de múltiples capas

Los SSD de múltiples capas actuales son unidades que usan almacenamiento flash NAND en donde uno de los componentes básicos es la llamada celda de memoria. Se trata de las unidades base en las que se escriben todos los datos en un SSD. Cada una de estas celdas de memoria acepta una cierta cantidad de bits los cuales se registran en el dispositivo de almacenamiento como 1 o como 0.

SSD de celda de nivel único o SLC

Es el tipo más básico de SSD, se trata de un nivel único de celda. Los SLC logran aceptar un solo bit por celda de memoria. Lo que realmente no significa mucho pero tiene algunas ventajas que pueden ser aprovechadas.

En primer lugar, los SLC son el tipo de unidad más rápida de SSD, así mismo, son más duraderos y menos propensos a errores por lo que se les consideran más confiables que otros SSD.

Los SLC son populares debido al uso en los entornos empresariales debido a que la pérdida de datos es menos tolerable y existe una clara tendencia a que sean más durables. Los SLC tienden a ser mucho más costosos y no es común que se encuentren disponibles para los usuarios comunes.

Es común que se pueda encontrar un SSD SLC empresarial de 128 GB que tenga el mismo valor que un SSD de nivel de consumidor de 1 TB con TLC NAND.

SSD de múltiples capas: un SSD de celda de niveles múltiples o MLC

SSD de múltiples capas

El SSD «multi» es aquel que trabaja en celdas de niveles múltiples o MLC. Es la unidad capaz de almacenar dos bits por celda, lo que en realidad no presenta un sistema «multi». Pero simplemente no todos los esquemas de nombres tecnológicos serán los más adecuados con la realidad.

Los MLC tienden a ser un poco más lentos que los SLC debido a que lleva más tiempo escribir dos bits en una celda que solo un bit. Igualmente se ven afectados por la durabilidad y la confiabilidad. Lo cual se debe a que los datos se escriben en el flash NAND con más frecuencia que con un SLC.

Aunque los MLC son unidades de estado sólido en donde las capacidades no son tan altas como otros tipos de unidades, podrías encontrar una unidad MLC de 1 TB.

SSD de celda de triple capa o TLC

Como su mismo nombre lo indica, una unidad de estado sólido de TLC logra escribir tres bits en cada celda. Actualmente estas unidades, los TLC son el tipo de unidad más común de SSD.

Poseen más capacidad que las unidades SLC y MLC en un paquete más pequeño aunque sacrifican  velocidad,  confiabilidad y durabilidad. A pesar de ello, no son unidades malas. Incluso podría decirse que son unas de las mejores apuestas en el momento. Estas podrían llegar a durarte algunos años.

Terabytes escritos o TBW

SSD de múltiples capas

Es común que la durabilidad de una unidad de estado sólido se expresa como TBW o lo que significa terabytes escritos. Este es el número de terabytes que se pueden escribir en la unidad antes de que la misma presente alguna falla.

Un ejemplo de ello es el modelo que posee Samsung de 500 GB, la cual es una unidad de estado sólido de clasificación TBW de 600, en donde el modelo de 1 TB es de 1.200 TBW. Siendo este último una gran cantidad de datos por lo que una unidad como esta debería servirte durante muchos años.

Se puede decir también que los TBW también son estimaciones de «nivel seguro» debido a que los SSD comúnmente exceden estos límites. Aunque podrías certificarte de hacer una copia de seguridad para disminuir la pérdida de datos, sobre todo con las unidades que son más antiguas.

SSD de celda de nivel cuádruple o QLC

Este tipo de unidades de celda de nivel cuádruple son capaces de escribir cuatro bits por celda. Las QLC NAND son capaces de almacenar muchos más datos que otros tipos, sin embargo, actualmente estas unidades tienen un gran impacto en el rendimiento de la unidad.

Esto se debe especialmente a que cuando la caché se agota durante las transferencias de archivos grandes, aquellos de 40 GB o más. Esto podría convertirse en un problema a corto plazo debido a que los fabricantes intentan optimizar los QLC. Así mismo, la durabilidad también ha llegado a ser una preocupación en este hardware.

SSD de celda de nivel de penta o PLC

Estas unidades de estado sólido de PLC en las que se pueden escribir 5 bits por celda aún no se encuentran disponibles para los consumidores aunque ya se encuentran en camino. Ya empresas con larga trayectoria en el ámbito tecnológico han mencionado que las unidades PLC estarán pronto disponibles.

Estas unidades de PLC deberían poder soportar más capacidad en una unidad de estado sólido. No obstante, podrían tener los mismos problemas que las TLC y QLC cuando se trata de durabilidad y rendimiento.

Te recomendamos que esperes hasta que salgan las revisiones para optar por la compra de una unidad de estado sólido PLC. Adicionalmente te invitamos a consultar las calificaciones de TBW para ver cuánto durarán y cómo se descompone TBW en términos del mundo real.

Un ejemplo sencillo es la unidad QLC que posee una clasificación TBW más baja pero que funciona con 54 GB escritos por día alrededor de cinco años. Nadie es capaz de escribir esa cantidad de datos en el hogar por lo que se podría esperar a que la unidad dure mucho tiempo a pesar de que su clasificación TBW es más baja.

Otros términos usados en una SSD de múltiples capas

1.- NAND 3D: se trata de la unión de celdas de memoria NAND dentro de una superficie plana para comprimir el tamaño de las unidades y aumentar la capacidad. Hasta cierto punto fue efectivo pero la memoria flash comienza a perder su confiabilidad cuando las celdas están muy juntas.

2.- Tecnología de nivelación de desgaste: Todas las celdas de memoria SSD empiezan a degradarse cuando se usan. Con el fin de mantenerlas en buen estado durante más tiempo, los fabricantes han incluido tecnología de desgaste la cual intenta escribir datos en las celdas de memoria de la manera más equitativa posible. Distribuyendo los datos de manera uniforme por lo que todas las celdas se llenan relativamente a la misma velocidad.

3.- Caché: cada SSD posee una caché en el que los datos se almacenan brevemente antes de escribirse en la unidad. Dichas memorias son capaces de aumentar el rendimiento de una unidad de estado sólido, generalmente se componen de SLC o MLC NAND.

4.- SATA III: este es el disco duro y la interfaz SSD más común que se encuentra disponible para los ordenadores. En donde «interfaz» solo aplica cómo una unidad que se conecta a la placa base. Este disco duro posee un rendimiento máximo de unos 600 MB por segundo.

5.- NVMe: es una interfaz que conecta una unidad de estado sólido a la placa base. NVMe viaja a través de PCIe para lograr velocidades muy rápidas. Estas unidades de consumo son aproximadamente tres veces más rápidas que SATA III.

6.- M.2: Este es el factor de forma relacionada con el tamaño físico, forma y diseño de las unidades NVMe. Es común que se les llame unidades de «chicle» debido a que son pequeñas y rectangulares. Encajan perfectamente en ranuras especiales en la gran mayoría de las placas base más usadas en la actualidad.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.