monitor 4K

Monitor 4K: ¿HDMI, DisplayPort o USB-C? ¿Cuál usar?

En caso de que hayas comprado un nuevo monitor de 4K, posiblemente te encuentres algo extrañado con cuál es el puerto indicado para que este funcione. Si un HDMI, DisplayPort, USB-C y Thunderbolt son los más comunes actualmente, ¿cuál puedes usar y por qué?

Para tu monitor 4K. El HDMI 2.1: el todo terreno

En aquellos casos de tener un monitor 4K La interfaz multimedia de alta definición o HDMI, es una de las interfaces más usada en la actualidad. Esta llega a usarse en televisores con el fin de conectar consolas de juego y reproductores de Blu-ray.

Este tipo de herramienta proporciona una señal digital estable que puede reemplazarse en caliente con solo desenchufar o enchufar sin que apagues los dispositivos a tu voluntad. Este admite un rendimiento de 48 Gbps, lo cual es suficiente para manejar una pantalla de 10K a 60 cuadros por segundo en color completo de 10 bits. Así que al hablar de pantallas 4K, HDMI 2.1 es más que adecuado.

Existen algunos monitores que pueden admitir varios dispositivos conectados, aunque son monitores bastante extraños. Además posee algunos trucos adicionales como la entrega de energía limitada, así como, actuar como un adaptador Ethernet. Estos cables son bastante económicos, sin embargo, deben ser actualizados par que lleguen a ser compatibles con algunos equipos.

Es importante que tenga cuidado en algunos casos el monitor 4K es solo compatible con la versión anterior al HDMI 2.1. En el caso de los jugadores el HDMI 2.0 no es compatible con el estándar FreeSync.

En caso de que quieras tener más información de cómo aprovechar mejor tus ordenadores puedes conocer cómo utilizar varios monitores en tu Mac.

DisplayPort: mejor, más rápido y más fuerte

DisplayPort ha logrado ser durante mucho tiempo una de las elecciones más confiables para los ordenadores lo que en realidad no es muy complicado de entender. Está claro que HDMI 2.1 posee un límite de 48 Gbps, en el caso del próximo estándar DisplayPort 2.0 puede abarcar un rendimiento mayor alcanzando los 80 Gbps. Sin embargo, vale la pena señalar que se debe esperar a que los dispositivos DisplayPort 2.0 lleguen al mercado hasta finales de este año.

Lo que se traduce en que la gran mayoría de personas deberá seguir utilizando el estándar DisplayPort 1.4, que aún se acumula de manera favorable en comparación con HDMI 2.0. Este dispositivo puede llegar a manejar una resolución de 8K a 60 cuadros en color verdadero de 10 bits, pero solo con compresión de flujo de pantalla.

Con el cual puede llegar a conectarse incluso dos pantallas, siempre y cuando sus monitores logren admitirlos. En este caso no existen límites con el audio, es capaz de lograr los 192 kHz y sonido de 24 bits con 7.1 canales de audio sin comprimir. Así que más bien podría tratarse de la capacidad del monitor, se podría convertir en una limitante.

La gran diferencia con el HDMI es que DisplayPort no posee ningún tipo de soporte con Ethernet. Lo que se debe en gran medida a que esta conexión se usa en principio con conexiones de tu ordenador al monitor. En donde HDMI, posee mayores utilidades.

USB-C: ideal para los dueños de ordenadores portátiles

Los USB-C poseen una amplia gama de usos. Tiene la capacidad de llevar una señal de pantalla por medio de un conector USB-C, lo cual también dependerá del DisplayPort que se esté utilizando el cual es probable que sea 1.4.

De sus características más notables y por las cuales se prefiere su uso se debe a la facilidad de su manejo y en donde todas las portátiles modernas poseen la conexión para ello. Sin embargo, es preciso que tomes en consideración que tu ordenador posee la salida de pantalla en modo USB-C Alt. Esto debería encontrarse dentro de las especificaciones técnicas o en el sitio web del fabricante.

Si posee esta salida de pantalla del modo alternativo USB-C también de seguro te proporcionara soporte para la entrega de energía USB (USB-PD). En caso de que tu ordenador portátil pueda admitir USB-PD que comúnmente es lo regular, puedes colocar tú portátil y enviar a un monitor con el uso de un solo cable.

Inicialmente debes verificar que tu monitor proporcione la salida de potencia adecuada para tu ordenador. Un ejemplo de ello es el Dell UltraSharp U3219Q el cual ofrece conectividad USB-C, con 90 W de USB-PD. Lo que resulta más que suficiente para cargar una MacBook Air o un ordenador portátil de estas características.

Aunque actualmente existe una controversia con el uso de la posibilidad de conectar múltiples monitores 4K con el uso de un USB-C. Cuando se presenta este caso muchos optan por el uso de un DisplayPort o por un monitor Thunderbolt 3.

Para conocer aún más de los monitores 4k podrías conocer los monitores 4K UHD por los que merece la pena apostar para exprimir al máximo nuestro PC o Mac.

Utilizar Thunderbolt: ideal para Daisy-Chaining y Macs en un monitor 4K

Thunderbolt 3 es una tecnología activa que puede ofrecer un rendimiento de hasta 40 Gbps mediante el uso de un cable con estas especificaciones, el cable Thunderbolt 3. USB 3.2 Gen 2. Siendo dos tecnologías con el mismo puerto USB-C solo que no son intercambiables.

Este tipo de accesorio posee algunas ventajas bastante favorables ya que puede ejecutar dos pantallas 4K a 60 cuadros, una sola pantalla 4K a 120 cuadros o una sola pantalla 5K a 60 cuadros con un solo cable Thunderbolt 3.

En el caso de una MacBook Pro de 16 pulgadas reciente dos cables Thunderbolt pueden manejar cuatro pantallas 4K conectadas en cadena, o dos 5K. Ha sido Apple el gran defensor de este tipo de tecnología desde sus inicios, convirtiéndose en la tecnología ideal para los propietarios de Mac.

Así mismo este accesorio te permite conectar otros dispositivos, como arreglos de almacenamiento externos, bases o incluso gabinetes de GPU externos. Solo deberás comprobar que tu monitor sea compatible. La inversión en el Thunderbolt vale la pena a pesar de poseer un costo elevado ya que te reducirá la cantidad de cables considerablemente.

Finalmente, ¿cuál será adecuado para ti?

En últimas instancias la decisión dependerá de las tecnologías disponibles al momento y de los dispositivos que poseas. En gran medida estos tres accesorios te permiten grandes facilidades, proporcionando rendimiento en términos de resolución, velocidad de cuadros y profundidad de color, así que podrían convertirse en opciones bastante sólidas. Así que las tres opciones te podrían facilitar el uso de tu ordenador.


Deja un comentario