HDMI VRR 1

¿Qué es el HDMI VRR de PlayStation 5 y Xbox Series X?

Desde que fueran anunciadas por parte de Sony y Microsoft respectivamente, las PS5 y Xbox Series X se han transformado en un asunto de vital importancia para los amantes de los videojuegos. Muchos de ellos, probablemente, se estarán preguntando por primera vez si abandonar sus ordenadores gaming para pasarse a alguna de estas consolas. Y buena parte de la culpa de esa incógnita la tiene la tecnología HDMI VRR.

Es que, más allá de las dudas acerca de cuál comprar entre ellas, lo primero que llama la atención entre sus características es que, por fin, nos encontramos con un sistema que hace años está presente en las PC de jugadores, pero que venía esquivando a las máquinas específicas para el entretenimiento. Hablamos de la frecuencia de actualización variable o VRR. Como decíamos, por fin tanto la japonesa como la norteamericana la han incorporado.

HDMI VRR 2

¿Por qué la tecnología VRR es importante?

Muy resumidamente, podríamos decir que la frecuencia de actualización es la cantidad de veces que una pantalla se puede actualizar por segundo. Hasta hace sólo un par de años, la mayoría de los smartphones y Smart TV se actualizaban a 60 Hz. Hoy en día, casi todos ofrecen al menos 90 Hz, y ya muchos llegan a los 120 Hz. Sin embargo, los monitores preparados para videojuegos actualizan a 360 Hz. No hace falta ser experto para ver la diferencia.

Asimismo, si la «velocidad de fotogramas» es la cantidad de fotogramas que una consola o computadora puede entregar por segundo, algunos de los equipos que no pueden alcanzar los 60 fotogramas por segundo tienden a enviar un fotograma parcial. A la pantalla, a final de cuentas, no le modifica en absoluto que sea completo o parcial.

El problema es que el usuario, entonces, recibe como resultado una experiencia poco estética, a la que se le suele denominar «desgarro de pantalla». Hablamos de esos momentos en los que un fotograma parcial se muestra encima del fotograma anterior, ya renderizado. Cuando este proceso se genera repetidamente, es habitual que nos encontremos como con una especie de línea horizontal demasiado marcada, casi temblorosa, en el centro.

HDMI VRR 3

Evitando los desgarros en pantalla

Pues bien, llegados a este punto podemos decir que sufrir algún que otro desgarro en la pantalla no llega a ser demasiado molesto. Pero cuando los fotogramas parciales se solapan constantemente uno encima de otro, las sensaciones dejan de ser buenas. Es justo allí cuando las frecuencias de actualización variables pueden ayudar a eliminar -o atenuar- este problema, logrando que el título en cuestión se vea mejor.

Durante años, los gamers de ordenador han tenido la posibilidad de disfrutar de una función llamada V-Sync. Ésta funciona decentemente, pero requiere de ciertas condiciones. Por ejemplo, de que la tarjeta gráfica pueda mantenerse al día con la frecuencia de actualización de un monitor. En otras palabras, si estamos utilizando una pantalla que actualiza a 60 Hz, y el rendimiento cae por debajo de los 60 fotogramas por segundo, habrá desgarros.

Eso lleva a que, en muchas situaciones, algunos jugadores tengan que optar entre lo bien que se ve un juego, o lo fluido que resulta jugarlo. Por suerte, en la nueva generación de consolas, eso no debería ser un inconveniente.

HDMI VRR 4

Conociendo el nuevo estándar HDMI VRR

Si para eliminar el típico desgarro de una pantalla, se debe variar la frecuencia de actualización junto con la frecuencia de cuadros, entonces nos hará falta una tecnología que trabaje sobre ambos lados del procedimiento. Dicho de otro modo: una tarjeta gráfica con capacidad VRR en un extremo y una pantalla que admita VRR en el otro.

Como algunos ya sabrán, NVIDIA y AMD tienen sus propias tecnologías VRR, conocidas respectivamente como G-Sync y FreeSync. La segunda de ellas ya ha sido adoptada en su momento por Microsoft.

Claro que, para que tengan utilidad real, las pantallas que utilizamos deben estar construidas a partir de esta premisa. Por ejemplo, G-Sync tiene como requisito la instalación de un chip diseñado por NVIDIA, aunque FreeSync es, como su nombre lo indica, una plataforma más abierta. Por ahora, Microsoft ha confirmado que las Xbox Series X y S usarán HDMI VRR y AMD FreeSync, mientras que Sony también ha brindado algunas pistas al respecto.

De ser así, ambas nuevas consolas Xbox admitirán VRR de 30 a 120 Hz. Siempre que nuestra TV sea compatible. Por lo tanto, tendremos que asegurarnos en esa instancia de que nuestro televisor esté a la altura de HDMI VRR. Para hacerlo, habrá que contar con conectividad HDMI 2.1, si bien algunas versiones de HDMI 2.0 también sirven. Hecha esta aclaración, no debemos esperar que de inmediato todos los televisores brinden este soporte.

HDMI VRR 5

Los problemas de abordar esta nueva tecnología

Aunque nos centremos únicamente en los mejores LED u OLED que podemos comprar ahora mismo, deberíamos esperar que este primer acercamiento entre una nueva tecnología de procesador de imágenes y pantallas de última generación, demuestre algunos problemas. LG es uno de los pocos fabricantes que ha adoptado HDMI 2.1, y más de uno de sus modelos ha dejado entrever estas dificultades. Para ser sinceros, no creemos que sean los últimos.

Por supuesto, una vez que se solucionen los errores, estamos convencidos de que los juegos de próxima generación en nuestra sala de estar podrán correr en resolución 4K, a 120 cuadros por segundo, sin atenuantes.

Pero, hasta que ello suceda, los sistemas VRR nos garantizarán que los juegos sigan siendo fluidos y con una respuesta acorde a lo que estamos esperando. Las caídas de rendimiento deberían ser mucho menos notables que en PS4 y Xbox One. ¿Significa eso que no hay limitaciones de ningún tipo? Para nada.

Sin ir más lejos, ya sabemos que el próximo Spider-Man Remastered de Sony para PlayStation 5 nos permitirá acceder a VRR al máximo de sus posibilidades. Sólo ciertos elementos alcanzarán ese nivel de fluidez.

Por lo tanto, nuestra recomendación es que no te apresures demasiado. Por ahora, deja que los usuarios más ansiosos sean los que prueben esta nueva combinación de factores. Compra tu PS5 o Xbox Series X si lo deseas, pero no inviertas aún en un televisor que te permita aprovechar sus gráficos al máximo. Recién deberías hacerlo cuando las tecnologías HDMI VRR sean una constante, y funciones al máximo de sus posibilidades.


Deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies