defi servicios financieros accesibles

DeFi y la importancia de lograr que los servicios financieros sean accesibles

Para la mayoría de las personas, la banca es una parte importante de su vida cotidiana. Son muchas las personas que tienen una cuenta bancaria en alguna de las principales instituciones financieras de su país. Hoy vamos a hablar de DeFi y la importancia de lograr que los servicios financieros sean más accesibles.

Las personas que siempre se han manejado a través de servicios financieros, posiblemente se sorprenderían de la cantidad de personas en todo el mundo que no tienen una cuenta en ninguna institución financiera importante.

La base de datos de Global Findex y el acceso a servicios financieros

En el año 2017, Global Findex aseguro que 1.700 millones de adultos decidieron quedarse fuera de los servicios bancarios. En el 2014 el número ascendía a 2 mil millones. La base de datos de Global Findex se publica cada tres años, esto ocurre desde 2011.

Oxford Economics y la empresa Fintech Juvo sacaron la conclusión de que establecer identidades financieras a las personas que no se encuentran bancarizadas lograría añadir 250 mil millones de dólares al PIB global.

Por lo tanto, esto conseguiría aumentar el PIB per cápita de los países bajos aproximadamente un 6%. Lo que sin dudas se traduciría en un beneficio para los ciudadanos no bancarizados, a nivel internacional, todos nos veríamos beneficiados debido al aumento del PIB mundial.

La ONU piensa que la inclusión financiera o el acceso a los servicios financieros se encuentra estrechamente relacionado con la reducción de la pobreza alrededor del mundo.

La inclusión financiera y los países en desarrollo

El problema de acceso a servicios financieros generalmente se lo relaciona a los países en desarrollo y ciertamente la mayoría de personas que no se encuentra bancarizadas se encuentran en los mismos. No obstante, en los países desarrollados también nos encontramos con una cantidad notable de personas sin servicios bancarios.

En el 2017, el mismo año en que se publicaron los datos de Global Findex que te mencionamos anteriormente. La FDIC realizo un informe que deja datos bastante interesantes. El 6.5% de los hogares de Estados Unidos no cuentan con servicios bancarios, mientras que casi el 19% no se encuentran bancarizados.

Si comparamos dichos números con Europa o Canadá, nos encontramos una suma bastante elevada. Teniendo en cuenta que la inclusión financiera se encuentra en el 97% en caso del primero y en el 99,7% en caso del segundo.

La exclusión financiera es un problema en todo el mundo

Los datos son bastante claros y las personas no bancarizadas alrededor del mundo debe ser una de las prioridades en países desarrollados como no desarrollados. Las personas se encuentran excluidas de dichos servicios.

¿Cómo es posible que más de mil millones de personas se encuentren excluidas de los servicios financieros? ¿Cómo pueden acceder todas estas personas a los mismos? La respuesta es bastante clara: la tecnología blockchain y finanzas descentralizadas (DeFi)

Blockchain y las finanzas descentralizadas DeFi

El problema principal de proporcionar una infraestructura financiera para las personas no bancarizadas es evidentemente el no retorno de la inversión realizada. Sin embargo, para intentar cubrir este hueco, encontramos la tecnología blockchain.

Los costos de la tecnología blockchain son relativamente bajos, brinda una enorme seguridad a la hora de hacer y recibir pagos. Se puede utilizar desde un ordenador o dispositivo móvil rápidamente. Para aquellas personas no bancarizadas, podrían acceder a su moneda digital desde cualquier rincón del mundo.

En el caso de los otros servicios financieros que ofrecen los bancos como: ahorros, intereses, seguros, prestamos, etc. Existe otra alternativa que sería las finanzas descentralizadas (DeFi) para lograr que los servicios financieros sean más accesibles. En la industria de la cadena de bloques y criptomonedas, el objetivo es intentar brindar cualquier clase de servicio financiero que normalmente brindarían los bancos.

La idea es ofrecer servicios financieros descentralizados, los mismos que actualmente te podría ofrecer cualquier banco. Esto podría ser una opción rápida para aquellas personas que no se encuentran dentro del sistema financiero. Con únicamente un teléfono móvil e internet y a un precio sumamente bajo, la población no bancarizada tendría una opción.

El problema es que ni siquiera hay mil millones de personas negociando con criptomonedas en la cadena de bloques. Por lo tanto, conseguir que las personas no bancarizadas ingresen a las finanzas descentralizadas parece algo imposible.

Y ciertamente lo es, por lo menos a corto plazo. La mayoría de estas personas en realidad no adopta las criptomonedas y tecnología blockchain por el simple hecho de que no las entiende o las desconoce.

Son muchos los intercambios de criptomonedas y billeteras virtuales que son complicadas de comenzar a usar. Requieren demasiados pasos para comprender lo necesario para comenzar a vender, comprar, comerciar, prestar, invertir o ganar intereses. Sin embargo, existen algunos proyectos blockchain que brindan un acceso más rápido y simple a los usuarios novatos.

Gracias a DeFi los servicios financieros se vuelven más accesibles para cualquier usuario alrededor del mundo puede comenzar a ganar intereses en la plataforma.


Deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies