servicios nube

Servicios en la nube: una realidad para empresas de todo tipo

Durante el último año, la digitalización fue un proceso que las empresas debieron adoptar si querían sobrevivir a la crisis provocada por el coronavirus. El 2020 fue el año de la digitalización y la transformación de muchísimos modelos de negocios, cambios indispensables para mantener a flote millones de empresas en todo el mundo.

Uno de los grandes cambios se vio en el uso de los servicios y almacenamiento en la nube, que creció un 25% hacia el final del 2020. Este era un sector que esperaba un crecimiento fuerte durante el último año, pero que sin duda fue potenciado por la pandemia y sus restricciones.

En el 2020 han cambiado completamente las formas de vender con el e-commerce, los servicios en la nube, la automatización de procesos, la inteligencia artificial, las aplicaciones propias o los sistemas CRM. En la actualidad, hay muchísimas compañías que ofrecen servicios en la nube, que pretenden transformar a las empresas con procesos más eficientes, rápidos y flexibles para impulsar su crecimiento en Internet.

Almacenamiento y servicios en remoto

El acceso a los servicios en la nube comienza a ser cada vez más importante en el mundo laboral, y muchos consideran que es incluso más importante que poder acceder a la red corporativa de la empresa. Y esto ha generado una creciente demanda de servicios 100% online, para negocios que también lo son y buscan una mayor libertad, más versatilidad y menos costes.

Un primer paso hacia los servicios en la nube es el almacenamiento, algo con lo que la mayoría estamos familiarizados a un nivel personal con empresas como DropBox, One Drive o Google Drive. Para una empresa, este servicio presenta una gran oportunidad para colaborar en distintos archivos y también poder acceder a ellos desde cualquier lugar.

Para el 2021, se espera que las empresas comiencen un proceso de modernización para adaptarse a los nuevos requerimientos del mercado. Integrar servicios en la nube ya es considerado una necesidad básica, tanto para autónomos, pymes, grandes empresas o instituciones gubernamentales.

Y es que incorporar la arquitectura de la nube permite a las empresas tener una mayor plasticidad en un universo digital en constante cambio, y también las hace mucho más eficaces. Evidentemente, esta tendencia hacia un mundo cada vez más digital se está viendo en otras esferas de la vida, como con el aumento del entretenimiento online y el teletrabajo como una realidad que se extenderá más allá de la pandemia. En estos ámbitos se destacan Playuzu, una nueva plataforma de juego online prometedora de un ambiente de juego diferente, y Psicosoft, una pequeña consultora pionera en usar videojuegos para evaluar directivos, ofreciendo posiciones 100% de teletrabajo.

Pronóstico para los próximos años

Sin dudas, incorporar los servicios en la nube forma parte de la gran digitalización que están llevando a cabo grandes y pequeñas empresas, luego de un año marcado por el distanciamiento social y la virtualidad.

Además de potenciar un negocio online, los servicios en la nube junto con la inteligencia artificial significa una mejora en la eficiencia de los esfuerzos de los trabajadores, ahorrando energía, recursos y beneficiando a la empresa. Pero estos servicios también permiten mejorar el servicio al cliente, aumentar la velocidad de las gestiones, evitar los errores y tener un gran ahorro en costes.

Con un modelo de negocios basado en la nube, cualquier compañía puede obtener una mayor flexibilidad, mejorar la relación de las empresas con sus clientes y también con sus trabajadores. Una característica que hoy se ha transformado en un requisito para cualquier empresa que quiera crecer en el mundo digital.


Deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies