tecnología espejo oscuro 1

La tecnología, ¿espejo oscuro de la humanidad?

¿Puede todo aquello que parece facilitarnos la vida, ser en realidad el camino más corto a la perdición de la especie? Mientras los constantes avances entusiasman tanto como aturden, algunos ya se preguntan si la tecnología no será nuestro propio espejo oscuro. A fin de cuentas, los descubrimientos de la ciencia nos han dado más de lo que cualquiera de nosotros se hubiera atrevido a soñar hace décadas. Pero, ¿será suficiente para justificar lo malo?

En efecto, los seres humanos somos cada vez más conscientes de que tales avances también exponen o magnifican ciertos comportamientos sociológicos. Como lo hacen con los positivos, también influyen sobre los negativos.

A tal punto se están produciendo modificaciones en el dinamismo de las relaciones, que no son pocos los expertos que se preguntan si no está cambiando el desarrollo humano a raíz de estas tecnologías.

Con esto en mente, y premisas como que las consecuencias no deseadas abundan en un mundo hiperconectado, o que la humanidad puede ser mucho más propensa a la manipulación y al comportamiento irracional de lo que alguna vez pensamos, en las siguientes líneas abordaremos algunas de las grandes preocupaciones de los especialistas.

tecnología espejo oscuro 2

Postulados sobre la tecnología como espejo oscuro de la humanidad

El mundo digital nos vuelve solitarios

Si la salud mental ya era un tema de conversación particularmente difícil de abordar debido a una variedad de estigmas relacionados con esta problemática, a eso debemos sumarle los alcances psicológicos de una pandemia de la que aún no conocemos sus resultados. La prevención será fundamental para reducir la aparición de cuadros.

Superado ese confinamiento que nos abandonó en muchos casos únicamente a los medios virtuales para mantenernos en contacto, al menos hay una luz de esperanza. Cada vez más referentes advierten sobre el precio psicológico de estar hiperconectados. La exposición constante a las redes sociales suele derivar en una caída de la autoestima, la ansiedad inducida por el fenómeno FOMO y, casi siempre en última instancia, depresión.

¿Es para tanto? Todo indica que sí. Incluso, diversos estudios han demostrado que la soledad y el aislamiento social se relacionan con síntomas físicos que requieren atención, como un sistema inmunológico debilitado, una presión arterial más alta, un mayor riesgo de enfermedad cardíaca, diabetes, artritis, suicidio.

Incluso, ya existen debates acerca de la necesidad de un Ministerio de la Soledad en España, una solución que ha implementado Japón con éxito, y en la que ya se encuentran embarcados otros países, como el Reino Unido.

tecnología espejo oscuro 3

Mismo mar, barcos diferentes

Además de lo ya señalado, hallamos también algunos agravantes a considerar. Por ejemplo, la soledad y el aislamiento social afectan mucho más a los hombres que a las mujeres. Esto se debe a que ellos los hombres comparten menos sus sentimientos, lo hacen con menos personas, etc. Y si bien eso no quiere decir que transitar el mundo les sea más difícil que a las mujeres, ellas dan pasos firmes en términos de equilibrar esta balanza.

Mientras las mujeres hoy se benefician de las luchas de las generaciones anteriores, de momento no ha surgido ningún movimiento acorde para ayudar a los hombres a navegar hacia una expresión completa de su género. Mayoritariamente, los hombres se encuentran atrapados en aquellos preceptos básicos de la masculinidad antigua, como la fuerza o la agresión, que ya no producen ningún tipo de ventajas en el mundo actual.

Algo similar sucede con otro colectivo sobre el que debemos poner el foco: los más pequeños. Los investigadores están actualmente ocupados rastreando y analizando cada aspecto de los efectos de Internet en los comportamientos sociales de los niños. Nunca antes los críos habían estado tan expuestos a estos estímulos. Si hablamos de la tecnología como espejo oscuro de la humanidad, es sobre estos factores donde debemos detenernos.

Mientras los padres saben que tienen que trabajar duro para proteger la imaginación de sus hijos de sitios y plataformas sociales en las que quieren aprovecharse de ellos, económica o emocionalmente, los psicólogos explican que su papel no debe ser el de un dron de seguridad, evaluando cada movimiento. No, deben limitarse a sentar las bases de un entendimiento acerca de cómo funciona la tecnología. El resto dependerá de los jóvenes.

tecnología espejo oscuro 4

La privacidad, un gran negocio

En el pasado, nuestros padres nos enseñaban a no subirnos a los coches de extraños. Más tarde, ya adultos, aprendimos que no debíamos confiar en gente ajena en Internet. Sin embargo, a medida que el tiempo ha pasado, literalmente muchos de nosotros subimos desconocidos al coche, sin siquiera preguntarles quiénes son.

Te parece que no es así, que tú no lo haces. Pero piensa en cuántas veces has dejado al alcance de otros ojos información importante en las redes sociales. O cuántas veces has sido demasiado sincero en una app de citas con un extraño o una extraña. Incluso, basta realizar una búsqueda en Google, para ver muchos datos datos personales.

En este panorama, en el que los datos son un recurso que puede hacer un bien o un daño tremendo, debemos intentar ser conscientes siempre que vayamos a cederlos, y hacerlo sólo en entornos seguros, que valgan la pena.

No por nada somos testigos de la aparición del GDPR o Reglamento General de Protección de Datos para la comunidad europea. Tal vez sea el último intento de saber quién tiene tus datos personales y qué hace con ellos.

psicología pandemia

La salida de Silicon Valley

Aunque es una realidad que tanto empresas como gobiernos deben trabajan mancomunados para establecer pautas de privacidad en los medios digitales, las primeras no deben cometer el error de confundirse con los segundos. Deberían estar en un segundo plano dentro de la cadena de mandos, o estaremos en problemas.

Sí, sabemos que tal teoría puede parecer una blasfemia para muchos defensores del libre mercado, criados en países donde los grupos tabacaleros no causan cáncer, las destilerías no causan alcoholismo, las armas no causan tiroteos en las escuelas y las compañías farmacéuticas no causan sobredosis.

Hasta ahora, Silicon Valley se ha aprovechado de esta forma de pensar. Se excusan diciendo que sus avances no representan valores, ni buenos ni malos, sino que sólo tienden a una mejor implementación.

Sin embargo, si los fabricantes de automóviles pueden modificar su industria para evitar que se siga dañando el medio ambiente, las empresas de tecnología deben seguir de cerca el comportamiento de un algoritmo a medida que cambia con el tiempo y los contextos. Y, si fuera necesario, modificarlo por completo y hasta eliminarlo.

Y tú, ¿crees que la tecnología funcione como un espejo oscuro de la humanidad?


Deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies