300Mbps 802.11n 1

¿Cómo obtener 300Mbps en una red 802.11n?

Muchas personas se quejan a diario de que su experiencia en Internet no es tan buena como les gustaría o, al menos, acorde a lo que pagan mensualmente por este servicio. Ahora bien, si quieres llevar tu experiencia de navegación al siguiente nivel, te enseñamos, entonces, cómo obtener 300Mbps en una red 802.11n.

Básicamente, lo primero que tienes que saber en este sentido es que, para que una conexión 802.11n funcione a la máxima velocidad, el enrutador de banda ancha Wireless-N y el adaptador de red deben estar conectados y funcionando en lo que se conoce como Channel Bonding.

Si a eso le sumamos que cada conexión de red WiFi 802.11n admite un ancho de banda teórico de hasta 300Mbps, siempre y cuando funcione en las mejores condiciones, esto quiere decir que tenemos mucho margen por delante. Quienes sufran de enlaces 802.11n que a veces, o casi siempre, funcionan a velocidades más lentas, en torno a los 150Mbps, deberían seguir leyendo, pues vamos a darles la solución.

300Mbps 802.11n 2

Alcanzar 300Mbps en una red 802.11n paso a paso

En 802.11n, Channel Bonding utiliza dos canales WiFi adyacentes al mismo tiempo. Esto le permite duplicar el ancho de banda del enlace inalámbrico en comparación con protocolos anteriores, como las bandas 802.11b / g. El estándar 802.11n especifica ese ancho de banda teórico nuevo de 300Mbps si utilizamos, claro, el Channel Bonding. Ahora bien, sin el Channel Bonding, se pierde aproximadamente el 50% de este ancho de banda. En esos casos deberemos conformarnos con conexiones en rangos que van entre los 130Mbps y 150Mbps.

¿Y cuál sería la parte negativa de este sistema? Bien, que la vinculación de canales aumenta el riesgo de interferencia de las redes WiFi, como consecuencia de un espectro que crece y un mayor consumo de energía.

Los productos 802.11n generalmente no tienen habilitada la vinculación de canales de forma predeterminada. Con frecuencia, vemos que funcionan en el modo convencional, que involucra un único canal, y fin de mantener lo más bajo posible el riesgo de esas interferencias. Por lo tanto, el enrutador y el cliente Wireless-N deben configurarse para ejecutarse en el modo de vinculación de canales al mismo tiempo para lograr los beneficios de velocidad.

Los pasos para configurar la vinculación de canales variarán según el producto, así que lo más recomendable es verificar la documentación de tu enrutador para obtener instrucciones específicas.

300Mbps 802.11n 3

Limitaciones de la vinculación de canales 802.11n

Aún así, es posible que el dispositivo 802.11n no funcione alcanzando su rango de rendimiento máximo de 300Mbps, Lamentablemente, eso se debe a las mismas restricciones que evidencia esta tecnología.

Por ejemplo, ciertos dispositivos 802.11n son incapaces admitir la vinculación de canales. Eso se debe a que este método de transmisión inalámbrica está regulado por los gobiernos de algunos países como el Reino Unido.

A su vez, si la red 802.11n incluye clientes 802.11b / g, el rendimiento de la red puede verse afectado negativamente, algo que dependerá, en última instancia, del propio enrutador. Como los clientes 802.11b / g no admiten la vinculación de canales, estos clientes deben configurarse correctamente con el enrutador Wireless-N en modo mixto para minimizar el impacto en el rendimiento. Aún así, será difícil que no se note cómo afectan.

Por otro lado, la interferencia de otras redes 802.11n cercanas puede evitar que el enrutador ofrezca la estabilidad deseada. Algunos enrutadores Wireless-N vuelven automáticamente al funcionamiento de un único canal cuando detectan interferencias inalámbricas en los canales. Tenlo siempre en cuenta.

Asimismo, incluso cuando una conexión pueda funcionar a 300 Mbps, eso no significa que los dispositivos puedan descargar y cargar datos tan rápido. Una de las principales razones de esto es que el Registro ISP no permite altas velocidades. Todas cuestiones sobre las que deberás detenerte para comprender un funcionamiento limitado.

Por último, debes recordar que, al igual que con otros estándares de redes, las aplicaciones que se ejecutan en redes 802.11n a menudo encuentran un ancho de banda real significativamente menor que el máximo nominal, incluso con Channel Bonding. La experiencia indica que tienden a mantenerse en torno a los 200 Mbps, o incluso algo menos.


Deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies