Sobre la creación de marcas NFT

Creación de marcas auténticas con NFT

  • Si de algo podemos estar seguro, es que las comunidades de NFT están redefiniendo los enfoques de construcción de marca.
  • Existen docenas de estos proyectos lanzados a diario, pero existen casos de éxito atípicos con ciertos niveles de exclusividad.
  • La creación de marcas con NFT es algo que está creciendo de manera exponencial.

Antes de pasar a hablar sobre la creación de marcas auténticas con NFT; vamos a intentar desglosar el meta y esbozar lo que realmente genera una diferencia de un NFT de éxito del resto de proyectos. Los proyectos de imagen de perfil generativo (PFP) son un ejemplo muy importante de una NFT que es rápidamente adoptada y de mayor precio (en teoría, mayor precio, mayor valor) que ha logrado impulsar la ola de innovación de creación de marcas.

Proyecto PFP Generativo

Se trata de imágenes generadas por un ordenador las cuales son lanzadas en el rango de 10,000. Este número es un poco arbitrario, demasiado pequeño y el proyecto limita su comunidad; demasiado grande y evidentemente al existir demasiada oferta, no se puede valorar. Cuando un proyecto logra llegar a cierto nivel de precio, lo que se traduce en exclusividad, el mismo si cuenta con un suministro inferior a 10,000 tokens se vuelve bastante raro.

Diariamente se lanzan docenas de esta clase de proyectos, pero existen algunos atípicos que tendrán un precio alto. Por lo tanto, se volverán exclusivos, lo que los convierte en algo más valioso para su comunidad. Algunos buenos ejemplos serían Cryptopunks y BAYC. Fueron de los primeros proyectos en ver la adopción como un símbolo de estatus social; varios influencers de videojuegos, entre otros, han comprado en estas comunidades.

Estos proyectos generativos de PFP, generalmente usan alguno de los tres enfoques para la construcción de marca.

Una marca sin cabeza

Hemos visto una gran cantidad de artículos sobre marcas centralizadas vs. marcas sin cabeza. Intentando hacerlo lo más básico posible; si cada cliente tiene un incentivo para promover una marca, dicha marca descentralizada a diferencia de las marcas convencionales, de propiedad y operación corporativas.

En el espacio NFT, cada dueño del proyecto NFT se encuentra incentivado a intentar contribuir a los esfuerzos de la construcción de marca, debido a que cuando el valor de la marca sube, evidentemente la demanda del token asociado también y esto hace que el valor aumente. Esto es algo muy importante para los seguidores leales de la marca, quienes van a obtener ganancias financieras a medida que la marca crece en cuanto a popularidad.

Para que sirva de ejemplo, el proyecto Doodles NFT que fue lanzado a mediados de octubre nos viene muy bien. Gracias a la naturaleza simple, pero muy icónica del arte, muchos influencers compraron los NFT para poder usarlos como imágenes de perfil en redes sociales. Esto creo viralidad y la comunidad de Discord en muy pocos días logro llegar a los 8,000 miembros.

Muchas de estas marcas “sin cabeza” terminarán formando Organizaciones Autónomas Descentralizadas (DAO). Sus leales seguidores tendrán NFT y podrán votar sobre decisiones que toma la marca en cuestión; entre las cuales se incluye el diseño de producción, dirección de marca y futuros tokens.

Las marcas sin producto

Para lo que sería un proyecto PFP nuevo, el comprado adquiere una NFT y el arte que acompaña esta. El tema es que se encuentra invirtiendo con la esperanza de que la marca y su comunidad evolucione alrededor del conjunto inicial de NFT lanzadas para mejorar el valor de esta. Los antecedentes, estilo artístico y grupo de Discord, son quienes marcan la diferencia y hablan de cómo se desarrollará la comunidad.

En realidad, no es tan alocado, es muy común en el espacio NFT que se intente construir una marca antes de tener un producto. Sin embargo, esto es lo que realmente importa, lo que se trata la construcción de marca; tiene muy poco que ver en realidad con bienes físicos.

Sin embargo, a pesar del éxito que puede tener este enfoque, no existen muchas marcas que fueran capaces de crear seguidores de culto independientes de un producto específico manteniéndose fuera del espacio NFT.

En este caso, un buen ejemplo sería Razer, quienes producen periféricos enfocados a los jugadores. “Danos la tostadora Razer” o “Give us the Razer Toaster” fue un grupo muy conocido en Facebook que fue iniciado por fanáticos después de que un tweet del fundador de Razer en respuesta a la solicitud de un fan diera una esperanza de que ocurriera.

Evidentemente, los fanáticos se emocionaron con cualquier cosa que Razer creara fuera de los periféricos para ordenadores; pero esto no es algo que ocurra con otras marcas de periféricos.

Entonces, estamos de acuerdo en que la adopción general de NFT es muy posible que sea impulsada en primer momento por marcas establecidas. Es posible que se usen como una especie de herramienta de participación para los fans existentes; en donde la posesión de una NFT permite acceso de forma exclusiva a lanzamientos o eventos de productos de edición limitada.

Para que sirva de ejemplo, podemos hablar del NFT de la revista TIME. A medida que la adopción de NFT se convierte en algo normal, las nuevas marcas ganan la oportunidad de iniciar primero con una base de fans muy comprometidos. Sus NFT logran convertirse en la razón para conectarse, incluso antes del lanzamiento del producto en cuestión.

Valor justo de mercado para una comunidad

Aquí ya hablamos de un concepto bastante interesante en proyectos PFP. Muchos añaden elementos de utilidad a sus tokens, como los derechos de voto en un DAO que cuenta con tesorería. Sin embargo, muchos van a quedar como tokens sin utilidad que son únicamente una clave para la comunidad. Cuando tenemos un token, podemos acceder al servidor de Discord de la comunidad, realizar reuniones en persona, lanzamientos futuros y productos, servicios exclusivos que añadirán valor a la marca.

El valor del token aumentará a medida que aumenta el valor percibido de ser parte de la comunidad. Pueden existir varias razones para esto; la creación de redes, derechos de fanfarronear o simplemente divertirse.

Independientemente del motivo, el precio del token es un precio de entrada a la comunidad que se decide por el mercado y se negocia en el momento. El valor del dólar o ETH de la colección, es básicamente, el valor de mercado de la comunidad.

Se correlaciona, pero se mantiene separado del valor de la entidad legal o negocio detrás de la comunidad. Vamos a ver un simple ejemplo que puede o no ser cierto. La capitalización de mercado combinada de Cryptopunks puede ser mayor que el valor empresarial de Larvalabs, la empresa que se encuentra detrás. Si Larvalabs se disociara de los Cryptopunks, la comunidad sería capaz de llegar el proyecto adelante con una nueva dirección que terminara determinando el nuevo valor para la comunidad; que podría ser inferior o superior.

Evidentemente, poco a poco, estas tendencias se volverán cada vez más normales a medida que evolucione las NFT y se aprecie como es posible usarlas para creación de marcas NFT y establecerlas de forma creativa.


Deja un comentario