MacBook no enciende

Cómo arreglar un MacBook que no se enciende

De repente nos encontramos con que nuestro MacBook no enciende ¿Cómo podemos repararlo? Vamos a ver una guía con varias soluciones sencillas que cualquier clase de usuario puede llevar adelante, independientemente de su conocimiento técnico.

¿Por qué no se enciende el MacBook?

Para poder encontrar arreglar un MacBook que no se enciende, lo primero que debemos tener muy en claro es qué está ocasionando este problema. Algunas de las razones más comunes son las siguientes:

  • Si usamos el MacBook y no hemos puesto a cargar la batería, cuando necesitemos encenderla no lo hará.
  • El ordenador se utiliza durante demasiado tiempo o sufre alguna clase de golpe. Es muy posible que si empleamos el MacBook durante demasiado tiempo no se encienda. Quizás la máquina sufrió alguna clase de golpe y provoco daños en el hardware.
  • El botón de encendido no funciona.
  • Hardware interno dañado. Durante el uso, puede tener algún error de hardware interno que evita que el ordenador se encienda.
  • También es posible que el MacBook tenga conflictos en cuanto a software y no consiga encender.
  • IC de alimentación. En el caso de que verifiquemos y encontremos que el Mac no se enciende debido a las razones anteriores, es muy factible que se dañara el IC de alimentación o la placa de alimentación del puerto de carga.

Formas de arreglar un MacBook que no se enciende

Comprobar la batería

Es importante verificar que la batería no se encuentre agotada o esté dañada. Para comprobar la batería tendremos que hacer lo siguiente:

  • No vamos a retirar la batería, simplemente conectamos el MacBook a la fuente de alimentación. Si enciende, significa que la batería se encuentra agotada.
  • Otra opción es retirar la batería y conectar el ordenador a la fuente de alimentación, si enciende, significa que la batería se encuentra dañada. En este punto, vamos a tener que adquirir una nueva batería.

Botón de encendido roto

Evidentemente, si el botón de encendido está roto, no podremos encenderla. Dicho botón se encuentra conectado al teclado, esto quiere decir que, si el teclado se encuentra dañado, tampoco funcionara.

En estos casos, la única solución que nos queda es llevar el dispositivo a un especialista para que pueda repararlo. No recomendamos desarmar el ordenador sin no se tienen los conocimientos necesarios para poder llevar a cabo el proceso.

Restablecer PRAM

Una de las maneras más conocidas de arreglar un MacBook que no enciende es justamente restablecer el PRAM.

  • Removemos la batería y conectamos el cargador.
  • Esperamos 30 minutos para que el dispositivo se estabilice.
  • Ahora, vamos a presionar la combinación de teclas “Comando + Opción + P + R + Encendido” durante unos 5 segundos para poder restablecer PRAM, esto restablecerá los valores predeterminados del dispositivo.

Realizar una limpieza de hardware

Como todo dispositivo electrónico, el polvo es uno de los grandes enemigos al cual debemos prestarle demasiada atención. Si el dispositivo no se limpia durante demasiado tiempo, el polvo y suciedad se adhiere al hardware, lo que elevara más su temperatura cuando la usemos; tarde o temprano terminara dañando los componentes. Cuando desarmemos el Mac para limpiar, debe ser una limpieza suave. Si no estamos muy seguros de lo que hacemos, lo ideal es que lo haga un profesional.

Reinicie el sistema operativo por USB

Si ninguna de las soluciones anteriores funciona, entonces es muy posible que el problema se deba a un conflicto de software. En este caso, para poder solucionar procederemos a realizar un restablecimiento de fábrica.

  • Lo primero será apagar su MacBook y conectar el USB integrado del sistema operativo en el puerto USB-C.
  • Después de esto vamos a presionar el botón Opciones y encenderemos el MacBook nuevamente.
  • Mantendremos presionada la tecla Opciones hasta que aparezca la interfaz de instalación, ahora lo que haremos será elegir el USB que tiene el sistema operativo.
  • A continuación, tendremos que elegir el idioma y dar clic en “Utilidad de discos”.
  • Aquí procederemos a formatear la partición y después daremos clic en el Borrador para poder instalar nuevamente MacOS.
  • Cuando termine la partición, procedemos a cerrar la Utilidad de Discos y volvemos a abrir la ventana de MacOS, luego damos clic en instalar.
  • Realizaremos los pasos de instalación como haríamos normalmente.

Una vez que termine, encenderemos el Mac para verificar que todo funciona como debería.

En caso de que ninguna de las soluciones anteriores fuera de utilidad. La única alternativa que nos queda es llevarla a un centro de reparación para ser revisada por un profesional.


Deja un comentario