Por qué no tienes que cerrar aplicaciones Android

Por qué tienes que dejar de cerrar aplicaciones en Android

  • No son pocas las personas que fuerzan el cierre de todas las aplicaciones de Android de forma manual.
  • Existe un mito que, mientras menos apps abiertas en segundo plano, mejor funciona el dispositivo.
  • Sin embargo, haciendo esto conseguimos el efecto contrario, afectando los componentes de nuestro teléfono.

Anteriormente, te hablamos de por qué tendrías que evitar forzar el cierre de las aplicaciones en tu iPhone, ahora le llega el turno el SO de Google. En este artículo, vamos a ver por qué tendrías que dejar de cerrar todas las aplicaciones de Android y en qué situaciones es realmente conveniente forzar su cierre.

Desde el nacimiento del sistema operativo se ha tenido que lidiar con este problema. Incluso varios fabricantes han “ayudado” a perpetuar este mito. Lo cierto es que no es realmente necesario que cerremos las apps de Android; en realidad, lo que estamos haciendo es “arruinar” nuestro dispositivo.

No se sabe exactamente de dónde vino la idea, pero se encuentra entre nosotros desde hace tiempo. Comenzando con aplicaciones muy populares de “Tash Killer” en donde se puede forzar el cierre de las apps que tenemos abiertas entre otras cosas. Algo que no es positivo para nuestro teléfono.

¿Por qué ocurre esto?

En realidad, podríamos decir que se trata hasta de sentido común. Una aplicación que se está ejecutando en segundo plano, pero que no estamos usando ¿Por qué deberíamos dejarla abierta? ¿No está consumiendo recursos? El teléfono debería funcionar más rápido si fuerzo su cierre.

Esto es algo que viene en parte de los ordenadores. En una PC es normal cerrar las aplicaciones que no estamos usándolas presionando en la “X”, pero en este caso esa acción tiene una intención y resultados claros, el sistema operativo Windows funciona de esa forma.

Cuando dejamos de usar una aplicación en Android, generalmente volvemos a la pantalla de inicio o simplemente bloqueamos el dispositivo ¿Esto significa que estamos cerrando la app? En realidad, existe formas reales de cerrar la aplicación, porque ir a la pantalla de inicio, no es precisamente forzar su cierre; la app continúa funcionando en segundo plano.

Cómo cerrar aplicaciones de Android

Tendríamos que dejar en claro a qué nos referimos cuando decimos “matar” o “cerrar” una aplicación. Se trata de una acción que descarta la app de forma manual. En la mayoría de teléfonos podemos abrir todas las apps que se encuentran en segundo plano deslizando hacia arriba desde la parte inferior de la pantalla, manteniendo presionada durante unos segundos o tocar el icono cuadrado en la barra de navegación.

Veremos las aplicaciones que se encuentran abiertas y dependiendo del fabricante, tendremos la posibilidad de una u otra manera, de cerrarla definitivamente.

No es necesario cerrar aplicaciones en Android

Lo común es pensar que cerrar las aplicaciones en segundo plano nos ayudara a ahorrar batería, optimizar el funcionamiento del dispositivo y reducir el uso de datos móviles. Sin embargo, en la práctica puede hacer más daño de lo que nos podríamos llegar a imaginar. ¿Por qué? Gracias al diseño del sistema operativo.

Android fue diseñado para mantener muchas aplicaciones en segundo plano. Cuando el sistema necesite más recursos, simplemente cierra las apps de forma automática, pero no es algo que tengamos que hacer nosotros.

En realidad, es positivo mantener aplicaciones en segundo plano. Se inician mucho más rápido y genera la sensación de que nuestro dispositivo funciona de manera más óptima. Tampoco significa que todas las apps que tenemos abiertas estén consumiendo recursos.

De hecho, cerrar y abrir apps tiene un efecto bastante negativo. Debemos tener en cuenta que para poder abrir una app en estado frío (por primera vez) estamos poniendo a prueba la CPU y batería, consume mucho más que pasar a una app que ya se encuentra en segundo plano.

Si lo que nos preocupa es el consumo de datos, simplemente deshabilitamos la opción aplicación por aplicación y listo. Aunque es demasiado raro que una app en segundo plano pueda llegar a consumir datos de forma significativa.

¿Cuándo debemos cerrar una app en segundo plano?

En el único momento que es realmente válido cerrar una aplicación en segundo plano es solo cuando no está funcionando de manera adecuada.

Cuando una app se congela o tiene algún que otro error de funcionamiento, lo ideal es forzar su cierre, borrar caché (lo cual liberara espacio en el teléfono). Una vez hecho esto, simplemente procedemos a abrirla nuevamente. En este caso es muy recomendable forzar el cierre de la app.


Deja un comentario