almacenamiento descentralización

Almacenamiento y descentralización, por Viktor Tron

  • Los incentivos de almacenamiento son un elemento imprescindible en la era de la descentralización
  • Viktor Tron, de la Ethereum Foundation, aborda las pruebas y errores alrededor de este método
  • ¿Por qué el almacenamiento es tan esencial para la descentralización y el blockchain?

Con el advenimiento de nuevas tecnologías, entre ellas las cadenas de bloques, más conocidas como blockchain, podemos creer que la relación entre el almacenamiento y la descentralización se pondrá a prueba pronto. Considerando la citada hipótesis, ¿qué piensa al respecto Viktor Tron, de Ethereum Foundation?

El caso es que tenemos que retrotraernos hasta el año 2015, momentos en los cuales Ethereum estaba por tener una visión que cambiaría al planeta para siempre: crear una computadora mundial con características únicas, por caso disponer de una web sin servidor, ser independiente de las grandes corporaciones y sustentable.

Los fundadores de Ethereum entendieron entonces que para que la computadora mundial hiciera honor a su nombre necesitaba tres componentes claves, para lo que acuñaron un concepto específico, el de “santísima trinidad”. Ethereum como CPU, Whisper como el protocolo de mensajería, y Swarm como el disco duro del ordenador.

Así nació Swarm para almacenar los datos de la segunda red blockchain más importante, pero una década después, Ethereum finalmente ha hecho la tan esperada transición al algoritmo de consenso de PoS, reduciendo drásticamente su huella ambiental e introduciendo los incentivos de almacenamiento.

Swarm, la pieza esencial del futuro de Ethereum

Desafortunadamente, los datos de Ethereum aún se almacenan en grandes silos de datos centralizados. Swarm es la pieza faltante que proporcionará a la red Ethereum un almacenamiento compatible, totalmente descentralizado, devolviendo la confianza a la economía de datos. Pero antes debería convencernos.

Viktor Tron habló en profundidad sobre los incentivos de almacenamiento, explicando qué son, cómo funcionan y, lo que es más relevante, por qué son tan trascendentes hoy en día, refiriéndose incluso más allá de Swarm, sino para todo el desarrollo del blockchain y las criptomonedas.

El líder del equipo de Ethereum Swarm indicó que «hubo alrededor de 10 veces en las que ya pensé que habíamos encontrado la solución (a los incentivos de almacenamiento). Pero nos tomó casi 20, 30 iteraciones, tal vez incluso más, hacerlo bien«, evidenciando lo difícil de esta situación y su solución.

En efecto, lo que está siendo un obstáculo es la separación de los incentivos de almacenamiento y ancho de banda. Los incentivos de ancho de banda son bastante sencillos de resolver. Aseguran un buen funcionamiento de la red y motivan a los nodos a pasar mensajes entre sí al compensarlos adecuadamente. ¿Pero, el almacenamiento?

¿Cómo puede probar que sus datos están almacenados?

Resulta que este era un problema mucho más sofisticado de resolver de lo que pensábamos inicialmente. Esto se debe a que el almacenamiento de contenido es un servicio de naturaleza promisoria, en contraste con la gratificación instantánea por proporcionar ancho de banda”, señala Tron como introducción a esta problemática.

La naturaleza promisoria significa que sólo pueden verificar si sus datos se almacenaron realmente más tarde. Es un problema análogo a enviar un paquete y pagar por adelantado, por lo que debe existir algún mecanismo que asegure un reembolso en caso de que no se reciba el paquete. Esta realidad hace que los incentivos de almacenamiento sean más complicados que los incentivos de ancho de banda.

Los sellos postales al rescate

Otro problema complejo fue la presencia, o lo que es igual, la capacidad de demostrar que se han almacenado las cosas que teóricamente se han almacenado. Aunque aquí hay un doble mecanismo que permite demostrarlo.

La primera parte es la prueba de retención, ya que se puede probar que han conservado los datos en su integridad. La segunda parte es la prueba de relevancia, en la que los almacenistas deben proporcionar pruebas de que están almacenando contenido indispensable que se les haya asignado, y no sólo unos pocos archivos aleatorios.

En Swarm, esa construcción se denomina sellos postales, y los mismos existen en lotes en la cadena de bloques, una especie de libros de sellos que los cargadores usan para pagar el alquiler del almacenamiento.

El siguiente paso en la evolución del blockchain

Si aún no te queda claro por qué se considera que los incentivos de almacenamiento son el «santo grial», significa que no dimensionas del todo los numerosos desafíos que quedan por delante, y que vamos a citar:

  • El carácter promisorio de los incentivos de almacenamiento en entornos de descentralización
  • La protección de la red frente a los nodos falsos, que permitan el ingreso de piratas informáticos
  • Mantener un precio de almacenamiento a largo plazo, evitando que su valor se eleve sin justificación

Tron dice que «si todo esto se resuelve, los incentivos de almacenamiento pueden hacer realidad la idea original de una computadora mundial. Uno que abarca almacenamiento de datos, procesamiento, computación y mensajería entre nodos. La promesa de un eBay descentralizado, Airbnb, redes sociales… sería posible, no sólo a medias. Son la infraestructura de base para la web 3.0 como se concibió«, con características que la hacen única.

Pero no son sólo los incentivos de almacenamiento los que se ocultan bajo la llamativa metáfora de su progreso. También es la forma en que Swarm pueda afrontar el problema del anonimato al ocultar la fuente de los datos cargados, mientras que nadie más que el destinatario puede descifrar y contextualizar los mensajes que se le envían.

En cualquier caso, ha llegado el momento de que las redes descentralizadas den el siguiente paso en su evolución.


Deja un comentario