Las repercusiones de KB4345418 y KB4054566 en tu CPU


Las actualizaciones KB4345418 y KB4054566 que Microsoft lanzó el 16 de julio de 2018 parecen causar problemas como la carga alta de CPU o problemas de conexión RDS en Windows Server 2012 R2 y Windows Server 2016 en algunos escenarios.

Microsoft lanzó varias actualizaciones el 16 de julio de 2018 diseñadas para resolver problemas que fueron introducidos por las actualizaciones lanzadas en el parche de julio de 2018.

Las actualizaciones corrigieron problemas como escenarios de pérdida de conectividad, detienen el error 0xD1 al ejecutar cargas de trabajo de supervisión de red, problemas que provocaron el reinicio de servidores SQL o problemas al intentar detener el Servicio de publicación World Wide Web.

Las actualizaciones, KB4345418 para Windows 10 versión 1607 y Windows Server 2016, y KB4054566, Microsoft .NET Framework 4.7.2 para Windows 8.1, Windows RT 8.1 y Windows Server 2012 R2, se diseñaron para solucionar los problemas descritos. Parece que las actualizaciones pueden presentar inconvenientes propios en los sistemas en los que están instaladas.

Los administradores del servidor comenzaron a informar problemas que identificaron después de la instalación de las actualizaciones poco después del lanzamiento.

CPU

Un problema fue que Microsoft Azure Active Directory Connect (AADConnect) dejó de funcionar después de la instalación de las actualizaciones en las máquinas Server 2016 y 2012 R2.

El problema con el CPU se ha reportado en los foros

Un usuario en el foro Ask Woody describió el problema de la siguiente manera:

Incluso con el parche actualizado en Server 2016 (KB4345418) sigue causando un problema con los servidores AADConnect que desencadena un pico de CPU del 100% en algunos de los servicios de supervisión de Informes y Salud: Hay que desinstalar la actualización si queremos solventar el inconveniente. Parece que afecta al menos a los servidores de 2012 y 2016.

Un hilo en el foro de Microsoft Developer Network confirma el problema. Un usuario informó que la desinstalación de KB4054566 resolvió el obstáculo en un entorno de Windows Server 2012 R2.

Al reiniciar los servicios, el uso de la CPU vuelve a ser normal, y la única opción ahora para resolverlo es desinstalar las últimas actualizaciones.

Pero los problemas con AADConnect no fueron los únicos que informaron los administradores después del lanzamiento de los parches.

Matt Wilkinson informó en Twitter que KB4345418 causaba una pantalla en negro cuando se usaban los Servicios de Escritorio remoto en Server 2016.

KB 4345418 está causando problemas en Server 2016 RDS con una pantalla negra al iniciar sesión. Se ha mitigado este problema con una secuencia de comandos para eliminar las reglas de firewall que se crean por usuario.

Conclusión

Las actualizaciones de julio de 2018 causaron muchos problemas para los usuarios hasta ahora. No es la primera vez que las actualizaciones que lanza Microsoft causan tantas repercusiones en los sistemas donde están instaladas.

Creo que es justo decir que los usuarios deben entender que cualquier parche que Microsoft publique puede tener consecuencias imprevistas; algunos incluso desgarrarán el sistema. Se aconseja la creación de copias de seguridad.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.