tokens ERC-721

Los tokens ERC-721 se conocen gracias a CryptoKitty


Muchos usuarios en el mundo de la criptotecnología, quedaron estupefactos con un extraño titular en las distintas webs de noticias. Hace aproximadamente un año: “Gatitos digitales adorables están obstruyendo el blockchain de Ethereum”. Ya de por sí, es muy extraño el titular y te tenemos el por qué.

El concepto de CryptoKitty es sencillo. Puedes crear y desarrollar tu propio gatito, encima del blockchain de Ethereum. Ya después que lo creas, puedes criarlos, cuidarlos tú, y finalmente, subastarlos. A la gente le gustó la idea y, de repente, ya todo el mundo estaba hablando acerca de CryptoKitty y, por supuesto, de Ethereum.

Un token bajo formato ERC-721

La plataforma CryptoKitty nos ha mostrado finalmente que se pueden crear tokens cripto-coleccionables. A su vez, nos ha mostrado el camino para hacerlos compatibles con el estándar ERC-721. Este ecosistema nos ha mostrado una especie de hoja de ruta para adoptar finalmente este estándar. Debes seguir leyendo el sobre estas líneas para que sepas todo acerca del estándar ERC-721.

El desarrollo de tokens estandarizados no es nuevo

Si lees en el propio sitio web oficial de Ethereum su concepto y finalidad, verás que son muy claros. Ethereum se ha erigido como un ecosistema totalmente descentralizado que se encarga de la ejecución de Contratos Inteligentes. Estos contratos inteligentes se van a ejecutar de manera tal que no existan: intromisión de terceros actores, tiempo de inactividad de datos transferibles, fraudes a los contratos, y censura de la información.

tokens ERC-721

Los contratos ejecutados como aplicaciones lo hacen bajo una tecnología de cadena de bloques. Esta infraestructura es global, compartida y transparente. Por lo tanto, la información de los contratos estará alojada en distintos nodos de red. A su vez, le otorga poder y sobre todo, fiabilidad de datos y total propiedad de su información.

Ethereum es visto como un superordenador

Si nos apegamos a la conceptualización del ecosistema Ethereum, estamos ante una poderosa supercomputadora. Es más, esta supercomputadora es totalmente descentralizada, así que cualquier usuario, en cualquier lugar, puede sacar provecho de toda su potencia. Esto con el objetivo de crear sus propias aplicaciones igualmente descentralizadas, las llamadas dApps.

Estas dApps se financian a través de las ICO. Las Ofertas de Moneda Inicial (ICO, por sus siglas en inglés), son los eventos de compra y venta de tokens o criptomonedas en general. Es decir, mediante las ICO, se reciben fondos a cambo de criptomonedas. Un token no es una unidad estática que se cambia por dinero y nada más, no. Un token puede tener múltiples funciones en un mismo ecosistema.

Algunos usos de tokens

Un token puede ser la puerta de entrada para acceder a múltiples dApps. Es decir, debes acceder a ellas mediante tokens y nada más.  También, los podrás utilizar para votar entre los usuarios con los mismos tokens, para obtener derechos. En algunas ICO, se obtienen estos derechos para premiar a los constructores de bloques (minería de criptomonedas).

Para efectos de economía de criptomonedas, los tokens se usan como una especie de intercambio de valores. Aunque no lo creas, este es el uso más común de éstos. En un ecosistema, puedes ganar y cambiar tokens, como si de un mercado financiero estándar se tratase. A veces, dejará muchos más beneficios.

Los tokens mejoran la experiencia de los usuarios en los ecosistemas

La compra – venta de tokens permite que los usuarios tengan más experiencia en el mundo de las criptomonedas. Es decir, dentro de cualquier ecosistema, el manejo de tokens es común, también existen recompensas a todo usuario que haga propaganda de los mismos. Estas recompensas son en tokens, por lo que, los usuarios van a tratar de ganar más, haciendo otras actividades.

tokens ERC-721

Otro de los usos más comunes de los tokens, es su valor de cambio. Puedes cambiar tus criptomonedas por otras e inclusive, por dinero fiduciario. Estas transacciones las podrás hacer dentro y fuera de cualquier plataforma. Sin distinción de valores. Puedes cambiarlas a dinero real mediante exchanges.

Algunos problemas presentados

A medida que las ICO reventaban por el ciberespacio, parecía que todo era color de rosas. Ya que los tokens creados tenían sus funciones especificadas. Todos y cada uno de los tokens que salieron y salen mediante las ICO tienen sus funciones específicas, pero, cuando se probaron sus efectos prácticos, surgieron los inconvenientes.

El primer problema que apareció en el ecosistema de Ethereum, había sido el de la interacción entre tokens. En primer lugar, es bien sabido que todas las dApps y sus respectivos tokens deben interactuar entre sí. Esto por encima de las especificaciones según la cual fueron creados, pero no siempre fue así.

Los contratos inteligentes deben ser importantes

Así mismo, para que la interacción entre tokens no falle, deben desarrollarse de manera cuidadosa sus contratos inteligentes. Es decir, se deben establecer las pautas para que los tokens puedan trabajar en conjunto. Sin embargo, para que esto pueda suceder, es necesario la aplicación de muchos cálculos y algoritmos complejos. Así nació un estándar que iba a resolver este problema.

Y apareció el estándar ERC-20

Simplemente, ERC-20 es un listado con normas que un token bajo la tecnología Ethereum debe tener siempre. De esta forma, los desarrolladores de dApps van a programar el funcionamiento de sus tokens. Todo esto para que puedan interactuar en el ecosistema de Ethereum. Los contratos inteligentes de esta plataforma, permitirán crear tokens ERC-20 totalmente compatibles entre sí, entre otros tokens, y de igual manera, entre ecosistemas.

Así pues, los tokens bajo el estándar ERC-20 son los que salen en todas las ICO que han hecho y las que vendrán. No obstante, si estos tokens serán utilizados como monedas de cambio o en otras transacciones, deben tener otra propiedad. Y esta es la “fungibilidad”.

tokens ERC-721

¿Qué se entiende por fungibilidad?

Simplemente es la capacidad de intercambio de activos y bienes, (en este caso, criptoactivos). Este intercambio, debe hacerse por otro u otros estrictamente del mismo tipo, de esta manera, no pierden su valor en ningún mercado ni en ninguna transacción. Este es un problema en criptotecnología que se debe resolver. Debido a que, cuando una criptomoneda es ampliamente aceptada y usada como valor de cambio, podemos hablar de que es fungible. De lo contrario, simplemente no lo es.

Hablemos del estándar ERC-721

Al contrario del estándar antes mencionado, este nuevo estándar ayuda a crear tokens no fungibles. Si bien es bastante similar a su antecesor, su valor de cambio es más estricto. Es decir, para los desarrolladores resulta más fácil y cómodo pasar del ERC-20 al ERC-721. En primer lugar, debido a que ya han programado con los ERC-20. En segundo lugar, no tendrán que empezar desde cero para programarlos. Además, no necesitas aprender mucho.

Aspectos de contratos entre los estándares ERC-20 y ERC 721

Los tokens ERC-20, vendrán con sus respectivos contratos inteligentes. Además, dicho contrato inteligente va a tener registrado el número de tokens que tendrán las diferentes direcciones digitales una vez se cierre el acuerdo. Quiere decir que, este tipo de contratos no hay tokens muy específicos. Dado que no son fungibles, todos los tokens ERC-20 son iguales.

No obstante, esto no pasa con los tokens bajo estándar ERC-721. Como son tokens no fungibles, no es igual un token ERC-721 a otro token ERC-721. Por el simple hecho de tener más espacio para datos, los cuales son diferentes entre sí. De igual manera, cuando agregas información al contrato de este estándar, deberás introducir un cierto número de detalles que harán estos tokens simplemente únicos.

Noticia completa.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.