habilita escritura ntfs mac

Cómo habilitar la escritura NTFS en Mac

En esta ocasión puedes escribir y a la vez habilitar la escritura NTFS para Mac fácilmente. Debido a que uno de los problemas más comunes encontrados en la transferencia de archivos entre ordenadores que usan un disco, tiene algo que ver con el formato del mismo.

Te decimos que así es como funciona regularmente, conectas un disco a tu ordenador que ejecuta un sistema operativo Mac OS y todo está bien hasta que notas que, aunque tu ordenador puede leer el disco, no puedes “escribirle” nada o no puedes guardar ningún archivo en el mismo.

Por supuesto, es un problema de compatibilidad multiplataforma que surge cuando el disco que estás utilizando ha sido formateado previamente con un sistema operativo Windows. Así que para comprender este problema, debes conocer los sistemas de archivos. Un sistema de archivos es la forma en que un sistema operativo organiza y almacena archivos en unidades y especifica qué información se puede adjuntar a los archivos.

Información como permisos, nombres de archivos y atributos. Para ponerte un ejemplo, Windows recupera, almacena y formatea cualquier unidad flash o disco duro externo utilizando su formato predeterminado, es decir: el formato NTFS (New Technology File System, por sus siglas en inglés).

La cuestión es que, aunque Apple tiene soporte en gran medida para NTFS y otros formatos de Windows, el soporte de escritura para unidades NTFS está deshabilitado en los sistemas OS X. Lo que quiere decir que cuando se utiliza un ordenador con Mac OS y una unidad de disco con formato de Windows, no tienes permitido guardar en la unidad o alterar los archivos existentes en ella.

¿Cuál es la solución más sencilla? Formatea tus unidades en formato FAT

La manera más sencilla de tener compatibilidad entre los formatos, es volver a formatear la unidad en formato FAT (File Allocation Table, por sus siglas en inglés). Por cierto, el formato FAT es un sistema de archivos más viejo creado por Windows y con el cual el sistema OS X tiene compatibilidad total de lectura y escritura.

De manera obvia, el formato NTFS tiene varias ventajas, debido a que es más nuevo y se ha probado que funciona más rápido que el formato FAT. Pero si tu unidad es relativamente nueva y no tienes archivos importantes en dichas unidades, volver a formatear y convertir tu unidad al formato FAT es una solución muy sencilla al problema en cuestión.

Sin embargo, formatear en FAT podría no ser la solución por los siguientes motivos: En primer lugar, si tienes datos en tu disco que no has respaldado. Ya que al volver a formatear la unidad en formato FAT, se borrarán todos los datos guardados en la misma.

Además, si necesitas transferir archivos de más de 4 GB simultáneamente, el formato FAT no es el formato adecuado para esto. El formato FAT solo permite la transferencia de archivos de 4 GB o menos.

Igualmente, si los anteriores motivos no te preocupan y quieres que la transferencia entre tus ordenadores con diferentes sistemas operativos sea fácil, volver a formatear la unidad es la solución adecuada para ti.

Habilita la escritura NTFS en Mac con utilidades de terceros

Hay algunas herramientas y aplicaciones disponibles que se han desarrollado para esta limitación del sistema OS X. Algunas son gratis, así que pueden ser más difíciles de configurar y menos confiables. Por lo que si quieres opciones más seguras cuando trabajes con tu unidad, puede considerar las aplicaciones que cuestan dinero.

Aplicaciones gratuitas

En primer lugar está OSXFUSE para macOS. Es una aplicación de código abierto alojada en GitHub que opera un mecanismo el cual permite la implementación de un sistema de archivos completamente funcional en un programa macOS.

El proceso que utiliza FUSE para macOS es tedioso y puede ser muy técnico. Así que puede hacer que no te sientas muy cómodo para reiniciar en modo de recuperación y usar el Terminal.

Cualquiera que sea tu caso, puedes utilizar FUSE para macOS para que escribas sobre un disco con formato NTFS siguiendo estas indicaciones. En primer lugar, debes descargar el programa e instalarlo.

También, debes asegurarte de que has descargado Homebrew, el cual es un administrador de paquetes de línea de comandos. Abre el Terminal, para ello, debes ir a la carpeta de aplicaciones, en donde está alojado. Cuando tengas el Terminal abierto, solo tienes que introducir este comando.

brew install homebrew/fuse/ntfs-3g.

Ahora, reinicia tu Mac y antes de que se inicie el sistema OS X, debes mantener presionadas las teclas Command + R, hasta que aparezca el icono de Apple y aparezca una barra de progreso. Luego, debes soltar las teclas.

Esto te va a llevar al modo de recuperación, en lugar de reiniciar normalmente tu ordenador. Luego, abre el Terminal otra vez desde el menú de utilidades y escribe el siguiente comando.

csrutil disable

Este comando va a deshabilitar el modo SIP (Protección de Integridad del Sistema, por sus soglas en inglés) o “sin raíz”. Ahora debería aparecer en un mensaje en pantalla. Después de esto, solo debes reiniciar tu ordenador. Cuando tu ordenador se reinicie completamente, abre el Terminal y escribe estos comandos:

sudo mv /sbin/mount_ntfs /sbin/mount_ntfs.original

sudo ln -s /usr/local/sbin/mount_ntfs /sbin/mount_ntfs

Otra vez vuelve a reiniciar tu ordenador y entra en el modo de recuperación. Una vez que estés en el modo recuperación, vuelve a habilitar SIP abriendo la Terminal y escribiendo este comando.

csrutil enable

Por último, reinicia tu Mac nuevamente. Si hiciste todo lo anterior de forma correcta el formato NTFS ahora funcionará completamente en tu sistema Mac OS.

La SIP te puede servir para que no haya modificaciones de archivos

Debes tener en cuenta que la Protección de integridad del sistema (SIP) existe para evitar modificaciones no deseadas de los archivos del sistema. Deshabilitar la SIP permitirá que los programas root alteren los archivos protegidos en el sistema operativo. Que pueden conducir a un disco de inicio corrupto y la aparición de malware.

Del mismo modo, si esto es algo que te preocupa, hay otros métodos para permitirte escribir en los discos NTFS en tu Mac OS que pueden ser más cómodos para su uso.

Habilitar la escritura NTFS en Mac: aplicaciones pagas

Tienes a Paragon NTFS: Paragon es un controlador que permite un acceso completo de lectura y escritura a unidades NTFS en sistemas Mac OS X. Puede escribir, copiar, mover y editar archivos fácilmente en la unidad NTFS. Todo ello simplemente instalando el software y reiniciando tu ordenador para permitir los cambios en el sistema sin problemas.

Esta aplicación es seis veces más rápida que cualquier otro software de escritura NTFS. De la misma forma, viene con una interfaz muy amigable y otras funcionalidades. Tales como un indicador de espacio codificado por colores, formateador de disco y creador de particiones.

Si tu unidad de disco también es una unidad Seagate, obtendrás una licencia gratuita para Paragon NTFS, limitada para unidades fabricadas por Seagate.

Prueba con Tuxera NTFS para Mac: Tuxera es otra aplicación de pago muy fácil de usar, que permite la escritura de unidades NTFS mientras estás utilizando un sistema Mac OS. Esta aplicación tiene muy potentes funciones, como el almacenamiento en caché inteligente de archivos durante las transferencias y otras características avanzadas. Igualmente, es muy fácil de instalar y de operar.

Habilitar la escritura NTFS en Mac: explota la característica experimental de Apple

Apple en realidad puede permitirte escribir en un disco NTFS, pero esta es una característica experimental que debe tomarse con precaución. Puedes hacerlo usando una línea de comando que no necesita deshabilitar la Protección de Integridad del Sistema, pero que aún tiene algunos riesgos necesarios.

Así que debes tener cuidado, ajustar esta característica podría dañar tu disco, tus datos y podría causar que pierdas toda tu información por completo y para siempre. Dicho esto, habilita la función experimental de Apple siguiendo estos pasos:

Abre el Terminal nuevamente. Puedes hacerlo abriendo la carpeta de Aplicaciones, donde se encuentra la aplicación propiamente dicha e ingresa el siguiente comando.

LABEL=DRIVE_NAME none ntfs rw,auto,nobrowse

Ahora, debes cambiar DRIVE_NAME por el nombre de tu unidad de disco. Ahora bien, cuando sustituyas el nombre de tu unidad, asegúrate de que no haya espacios debido a que esto puede causar algunos problemas. Acto seguido, tienes que reiniciar tu Mac.

Si tienes una unidad de disco con un nombre complejo y con espacios incluidos, utiliza el UUID del dispositivo para poder escribir soporte para eso también. Así es como debes hacerlo.

Ejecuta el Terminal y escribe el siguiente comando, pero debes reemplazar “DRIVENAME” con el nombre de tu disco:
diskutil info /Volumes/DRIVENAME | grep UUID

Este comando te dará el UUID del disco.

Una vez que abras el Terminal de nuevo, escribe el siguiente comando:
sudo nano /etc/fstab

Agrega al archivo el siguiente comando, reemplazando “DEVICEUUID” con el UUID que has obtenido.

UUID=DEVICEUUID none ntfs rw,auto,nobrowse

Vale la pena que recuerdes que el método anterior es netamente experimental y que nadie es responsable si funcionará o si va a causar algún daño en tu disco y te hará perder tus datos. Del mismo modo, no hay garantía de que puedas pagar por aplicaciones de terceros y que te garanticen facilidad de acceso y tranquilidad.

De igual manera, si estás trabajando con más de un disco, esta característica experimental requiere que agregues una línea de comando por disco. No hace falta decir que esta tarea puede ser bastante larga y tediosa a la vez.

Puedes esperar futuras actualizaciones

Hay razones para que creas que el sistema Mac OS X pueda desarrollar soporte nativo para una total compatibilidad con NTFS. Aunque esta posibilidad no está confirmada del todo, el hecho de que Mac actualmente tenga una característica experimental en su lugar, ya sugiere que están conscientes sobre esta limitación.

No obstante, la empresa Apple puede optar por eliminar el soporte NTFS por completo y decidir respaldar aplicaciones de terceros a sus usuarios para escribir discos NTFS.

Formatear a exFAT

Cuando tienes el lujo de tener un disco nuevo o uno vacío, es formatearlo para archivos exFAT. El formato exFAT es una mejora de FAT32, una versión más nueva de FAT que es menos eficiente que NTFS, pero tiene un soporte más extenso que el formato NTFS y el formato exFAT.

Al igual que pasa con el formato NTFS, exFAT te permite transferir archivos más grandes que la limitación de 4GB del formato FAT32. Del mismo modo, exFAT también es compatible con Windows y OS X. Así, todas las versiones recientes de Windows y las versiones recientes de Mac OS tienen soporte completo de lectura y escritura para exFAT. Algo que no tiene el formato NTFS.

Este modo también tiene advertencias. Algunos dispositivos como las consolas de PlayStation 3 y Xbox One no son compatibles con exFAT, así como Windows XP y versiones anteriores de Windows que ya no existen.

El formato exFAT se utiliza si no tienes que lidiar con estos dispositivos. Pero de cierta forma, exFAT es una buena opción de formato de sistema de archivos si quieres una mayor compatibilidad que NTFS y un límite de tamaño de archivo mayor que FAT.

Así es como se habilita la escritura NTFS en mac de manera sencilla y como todo un profesional.


Deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies