reemplazar mac ipad

¿Puedes reemplazar tu Mac por un iPad?, ¿cuál elegir?

Pocas veces se piensa que el iPad es un ordenador adecuado, pero los tiempos están cambiando. El hardware, el software y el marketing de Apple sugieren que el último iPad Pro y su Magic Keyboard son el reemplazo de un ordenador portátil más cercano que Apple haya fabricado. Pero, ¿de verdad podrías reemplazar tu Mac por un iPad?

También surge la pregunta: ¿el iPad está listo para su gran momento en este año 2020? Pues te diremos que eso depende y tendrás toda la información sobre estas líneas.

¿Puedes reemplazar tu Mac por un iPad Pro, iPad Air o iPad?

A pesar de que estos dispositivos son muy parecidos, el iPad Pro, iPad Air y el iPad estándar son tablets bastante diferentes entre sí. Así que si quieres reemplazar un ordenador completo por una tablet, el iPad Pro se acerca mucho más a ello en términos de características y capacidad de hardware.

Así pues, el iPad Pro viene con un procesador A12Z más capacitado, dos cámaras, hasta 1 TB de almacenamiento y un puerto USB-C. Por su parte, el iPad Air tiene un chip A12 estándar, hasta 256 GB de almacenamiento y una sola cámara de 8 megapíxeles.

Los últimos modelos de iPad Pro son compatibles con el recientemente anunciado Magic Keyboard de Apple, que incluye un trackpad. El iPad Air tiene que arreglárselas con un teclado inteligente, que es una funda de folio que carece de un panel táctil.

Así que si quieres usar la última revisión del Apple Pencil, está limitado solamente al iPad Pro. De forma opcional, puedes conectar un ratón o un trackpad Bluetooth a tu iPad estándar. En términos generales, la experiencia que te ofrece el iPad Pro es la más premium de los dos.

Las pantallas de estos iPads son muy capaces

Ambas tablets Pro vienen con pantallas ProMotion de 120 Hz de alta resolución, lo que significa que responden mejor a la entrada táctil. La calidad de la pantalla también es mejor en el Pro, gracias a la pantalla Liquid Retina, patentada por Apple. Los altavoces también han mejorado notablemente desde la pasada generación de iPads.

Ahora bien, si estás buscando realizar tareas exigentes en tu tablet, tales como reproducir vídeos o jugar los últimos videojuegos en 3D, el iPad Pro es la mejor opción. Si quieres capacidad de expansión a través de USB-C, tienes que comprar un iPad Pro. Además, si un trackpad es importante para tu trabajo, entonces necesitarás el iPad Pro obligatoriamente.

Ambas tablets ejecutan el mismo sistema operativo y ofrecen acceso a una biblioteca de software que es casi idéntica en su justa medida. No obstante, el iPad Pro se acerca mucho más al reemplazo de un ordenador portátil, sin dejar de ser competitivo en su precio.

En estos momentos el iPad Pro se parece más a una Mac que nunca

El marketing de Apple para la última versión del iPad Pro marca un punto de inflexión en cómo el gigante tecnológico está posicionando su tablet de gama alta. La afirmación de que “tu próximo ordenador no es un ordenador”; es la primera vez que Apple se refiere al iPad como un “ordenador”. Todo ello a pesar de las implicaciones de este eslogan.

Pero también, hay una razón para este cambio repentino de perspectiva y es el nuevo Magic Keyboard con trackpad. Apple ha estado en la cima del juego de trackpad desde que la mayoría de todos los jóvenes pueden recordar. El trackpad en el nuevo Magic Keyboard ha recibido muchas críticas positivas. Así que se espera que iOS 14 haga un mejor uso de este periférico cuando se lance en el mes de octubre.

Del mismo modo, mientras está conectado al Magic Keyboard, el iPad flota, al igual que un iMac con una bisagra giratoria. Es una gran mejora con respecto al teclado inteligente más débil, aunque sigue siendo lo suficientemente delgado y liviano como para pasarlo como una tablet.

El iPad Pro también viene con un puerto USB-C adecuado para carga y expansión, todo ello a diferencia del puerto Lightning en el iPad Air y el iPad estándar. Puedes conectar hubs USB-C para utilizar USB-A normal, tarjetas de memoria, una interfaz de audio de 3.5 mm o conexiones HDMI, todo ello con mayor o menor éxito.

Y viene el iPadOS, una rama del sistema operativo iOS. Se ve y se siente igual, pero se ha adaptado más específicamente al factor de forma de la tablet. Los gestos que utilizas en el iPad Pro son similares a los de los últimos iPhones. Igualmente, puedes ejecutar dos aplicaciones simultáneamente en una vista dividida 50/50 o una vista deslizante 70/30.

Puedes reemplazar tu Mac por un iPad si manejas archivos en la nube

Puedes administrar archivos tanto localmente como en la nube gracias a la aplicación Archivos de Apple. Lo creas o no, ninguno de los modelos de iPad o iPhone tenía esta característica hasta que iOS 11 llegó a finales del año 2018.

Puedes etiquetar archivos con colores y etiquetas para facilitar la organización, tal como lo harías en macOS. Estas son características básicas, pero esenciales y el iPad Pro cubre la mayoría de ellas, finalmente.

Otro campo en el que el iPad Pro ha mejorado es el soporte de software. Si bien el sistema iPadOS se basa en gran medida en el lanzamiento estándar de iOS, la llegada de aplicaciones pesadas hace que la tablet sea mucho más viable para profesionales creativos. Por ejemplo, Adobe Photoshop para iPadOS incluso comparte la misma base de código que la versión de escritorio.

De la misma forma, Adobe ha anunciado también que las versiones completas de Illustrator y Aero llegarán pronto al iPad. Este tipo de soporte de software de un líder de la industria cambia las reglas del juego existente. Combina estas características con aplicaciones de nivel profesional, como LumaFusion o Cubasis y el iPad Pro se convierte en una plataforma mucho más viable para el trabajo serio y profesional.

Entonces, ¿para qué utilizas tu Mac?

El iPad Pro e incluso el viejo iPad normal, puede hacer casi cualquier tarea de “red inalámbrica” ​​que tengas que hacer. Esto incluye revisar y responder correos electrónicos, chatear en Slack, navegar por la web, procesamiento de textos y otras tareas de oficina. Así que para la mayoría de las personas, también es un ordenador de edición de fotos y vídeos bastante capaz y que cumple con su trabajo.

Sin embargo, hay muchas tareas que el iPad Pro y sus pares más económicos no pueden hacer. Esto se debe en gran parte al enfoque del “jardín amurallado” de Apple para la administración de software. Así que tienes que saber que el iPadOS no es macOS. Aunque las dos plataformas comparten más código y funciones a medida que pasa el tiempo, permanecerán claramente separadas una de la otra.

Debes saber que macOS es un sistema operativo de escritorio adecuado. Apple hace todo lo posible para envolver la experiencia del escritorio “en algodones”, lo que dificulta la instalación de software de fuentes desconocidas. Además de que hace que cambio de tu Mac por un iPad no sea 100% satisfactorio.

La seguridad de Apple es muy avanzada

Es así como las funciones de Mac, como la Protección de Integridad del Sistema, evitan que las personas y el malware dañen archivos importantes o inyecten código en aplicaciones como Finder o Safari.

Estos salvavidas son en gran parte opcionales en el sistema macOS. Si te sientes cómodo haciéndolo, puedes instalar una aplicación desde cualquier lugar. Además, puedes deshabilitar las protecciones a nivel del sistema operativo y jugar con los mismos a tu gusto. Incluso puedes instalar Windows en tu Mac y eliminar la partición de recuperación si así lo quieres realmente.

Como verás, no puedes hacer nada de esto en un iPad sin un jailbreak, que es una instalación de firmware modificado que elimina las restricciones de Apple. Es un proceso fundamentalmente riesgoso porque también elimina muchas de las protecciones de Apple.

Reemplazar tu Mac por un iPad: no vale la pena hacerle un jailbreak

El jailbreaking es un verdadero juego del gato y el ratón y un usuario con mentalidad de seguridad, debe evitar este tipo de hacks.

Además, tu iPad no puede formatear una unidad USB a exFAT para que puedas ver un archivo de película en tu Smart TV. Tu iPad no puede ejecutar Windows o Linux tampoco ni preparar medios de instalación para esos sistemas operativos. Del mismo modo, muchos accesorios son incompatibles con iPad, incluidas las matrices RAID Thunderbolt y las tarjetas de captura HDMI.

Tampoco puedes instalar un cliente BitTorrent en tu iPad y utilizarlo para compartir archivos. Además, no puedes jugar fácilmente videojuegos antiguos de DOS usando un emulador como DOSBox. No puedes ejecutar un servidor de archivos o medios sencillos para tu red doméstica desde un iPad. Tampoco puedes hacer copias de seguridad locales de tu iPhone y de otros dispositivos iOS en un iPad como lo harías con un Mac.

Si eres desarrollador de software, no hay Xcode para iPadOS. Todavía no, de todos modos. Hay rumores de que Apple lanzará una versión de Xcode para iPad junto con iOS o iPadOS 14. Esto sería un cambio del juego para muchos desarrolladores que tienen MacBooks y tienen iMacs.

También, podrías “abrir la puerta” para que las aplicaciones de primer nivel de Apple reciban puertos iPadOS, incluidos los estándares de la industria, como Final Cut Pro y Logic Pro.

Igualmente, el iPad es por diseño, un dispositivo más limitado y te limitará un poco. No obstante, eso no significa que no funcionará como una especie de reemplazo de tu ordenador. De hecho, puede tener más sentido comprar un iPad Pro que actualizar tu ordenador existente.

Reemplazar tu iMac por un iPad: los beneficios de utilizar un iPad para ciertas actividades

Si estás buscando una forma más rápida, nueva y brillante de realizar las tareas básicas, un iPad Pro podría tomar el relevo en el futuro. En lugar de optar por una nueva MacBook, considere conservar la anterior y complementarla con un iPad Pro.

No obstante, el procesador A12Z y todo ese rendimiento multi núcleo hacen del iPad Pro un dispositivo mucho más capaz. Si usas codificación de vídeo, muchas tareas múltiples o ejecutas aplicaciones pesadas como Photoshop, el iPad Pro es un dispositivo más capacitado para ello.

Si te aferras a tu Mac para cualquier cosa que el iPad Pro no pueda hacer, la tablet podría completar una buena configuración de estos dos dispositivos. Obtendrás también una tablet que es perfecta para ver películas y jugar videojuegos y un mejor sofá o compañero de viaje que un ordenador portátil con bisagras.

La duración de la batería es comparable al igual que la carga. Ya que tanto el iPad Pro como el MacBook Air se cargan a través de USB-C. Al comparar los modelos de 11 pulgadas, ambos son delgados y portátiles. Si puedes vivir con limitaciones o evitarlas, es posible que prefieras tener un iPad Pro en tus manos.

Solo debes recordar que el iPad no puede hacerlo todo. Es probable que encuentres algunas de estas limitaciones en algún momento. Incluso las cosas que puedes dar por sentado, como el uso de aplicaciones web como el motor de blog WordPress, puede ser frustrante en un iPad.

Pero con suerte, el nuevo trackpad Magic Keyboard y el sistema operativo iOS 14 ayudarán a resolver algunos de estos problemas.

Hay mucho progreso, pero aún no es adecuado para todos

Cuando se lanzó el iPad Pro por primera vez, no era capaz de reemplazar completamente un ordenador portátil. No obstante, en las últimas iteraciones que se han hecho, Apple ha realizado grandes cambios en lo que se refiere a software y a hardware. Del mismo modo, estos cambios están dando a la tablet premium una oportunidad real de éxito en estos momentos. Así que reemplezar tu Mac por un iPad será cada vez más factible.


Deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies