Marca personal 1

¿Qué es la marca personal y cómo empezar una?

El concepto de marca personal se ha vuelto uno bastante habitual en los últimos tiempos. En líneas generales, podemos decir que hace referencia a la capacidad de identificar, mejorar y promover los activos personales de uno hacia una potencial audiencia. El objetivo no es otro que comunicar, de manera efectiva, lo que nos distingue de los demás en términos de habilidades técnicas y relacionales, experiencias, comportamiento, valores, personalidad y estilo. En otras palabras, se trata un poco de hacer «marketing» de nuestra persona.

Claro que, en tiempos excepcionalmente competitivos desde lo profesional, podríamos decir que la marca personal también refiere a la percepción que los demás tienen de nosotros mismos. Por lo tanto, influirá en su entusiasmo a la hora de contratar nuevos productos o servicios. Es decir, quiénes somos influirá en lo que vendemos.

Marca personal 2

¿Por qué es necesario desarrollar una marca personal?

Como decíamos, en un mercado globalizado, altamente competitivo y fluido, es necesario diferenciarse y comunicarse bien qué se hace. O qué se puede hacer. Desde luego, y como ocurre con la mercadotecnia desarrollada a partir de una marca empresarial, debemos determinar primer cuáles son los canales más adecuados y las razones por las que queremos dirigirnos a una audiencia específica.

Los especialistas suelen decir que una fuerte identidad de marca personal puede redundar en múltiples beneficios, como por ejemplo conquistar las mentes de los clientes, generar confianza, ampliar nuestra audiencia y, a final de cuentas, hacer que un negocio crezca significativamente. Por eso no debemos perderla de vista.

Eloisa Marchesoni, experta internacional en tecnologías disruptivas, manifiesta al respecto que, cuando logramos alcanzar el nivel de marca personal que anhelamos, seremos vistos como «un gran experto en un sector, nicho o área de especialización y esto ayudará a incrementar la confianza de la audiencia hacia la marca que representas».

Y si bien la marca personal y su crecimiento no tiene demasiado sentido en la conformación habitual de las empresas, la cosa cambia cuando hablamos de emprendimientos, que sí tienen caras visibles. Una marca personal bien trabajada por un emprendedor, puede ayudarle a maximizar los rendimientos de su emprendimiento.

¿Y cuáles son los beneficios que pueden obtenerse? Algunos de los más habituales tienen que ver con la mayor confianza, una mejor visibilidad, y la posibilidad de apuntar a oportunidades comerciales de otro modo imposibles.

Marca personal 1,5

Los primeros pasos para generar una marca personal

El punto de partida de la creación de una marca personal, debería consistir en llevar adelante un análisis introspectivo tanto tuyo como de tu emprendimiento. De ese modo, podrás conocer más en detalle cuáles son tus activos actuales, entendiendo por ellos a tus habilidades, calificaciones positivas, pasiones e intereses, valores, creencias, etc.

Haciendo base en estos activos, estarás más cerca de determinar cuál es tu misión y tu visión y, lo más importante, cuál es el mensaje que deseas transmitir. Claro que aún te faltará distinguir cuáles son los rasgos de tu personalidad que deberían reflejar tu propia marca. Así podrás determinar un área del mercado dentro de la cual seguir tus pasos. Por último, es el momento de fijarte en la propuesta de valor que, consideras, te diferenciará del resto.

Formas de promocionar una marca personal

  • Marketing de contenidos: el marketing de contenidos es esencial para la creación y optimización de una marca personal. Producir y distribuir contenido de calidad útil para tu público es una de las formas más efectivas de construir una marca personalidad sólida. También de ser una referencia en tu sector.
  • Cuenta tu historia: seguro tienes un largo camino recorrido hasta llegar al sitio en el que te hallas ahora mismo. La audiencia quiere escuchar esa historia. Una solución como el storytelling puede darte buenos resultados.
  • Aprovecha las redes sociales: las redes sociales se han transformado en un elemento de promoción indispensable en los tiempos que corren. Puedes realizar publicaciones de LinkedIn, anuncios de Facebook, historias de Instagram, vídeos de Tik Tok, transmisiones en vivo de Twitch, etc. O lo que consideres acertado para tu táctica.
  • No te olvides de los blogs: aunque es cierto que los blogs hace mucho tiempo que dejaron de ser la primera opción de marketing, eso no quiere decir que debamos descartarlos por completo. De hecho, es una mala idea.
  • Sírvete de la visibilidad de marca: por último, intenta siempre seguir los pasos propios de la visibilidad de marketing. Revisa, en tal sentido, algunas opciones más bien técnicas, como el SEO o el Growth Hacking.
Marca personal 4

Otras maneras de ganar trascendencia

Luego, claro, existen otros medios que pueden ayudarte a ganar un poco de relevancia. Entre ellos podemos mencionar las invitaciones a blogs ajenos, las relaciones públicas digitales que hayas cultivado, etc. Incluso, publicar libros o realizar conferencias o eventos frente a tus seguidores también puede darte su rédito.


Deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies