mi ordenador se congela cuelga cómo solucionarlo

Por estas razones tu ordenador se bloquea o cuelga y cómo solucionarlo

Todos hemos experimentado en mayor o menor medida problemas con nuestro PC. Justamente hoy vamos a comentarte las razones por que tu ordenador se bloquea o cuelga y cómo solucionarlo.

Evidentemente las razones pueden ser muchas, vamos a intentar plantearte las más comunes y la solución a dicho problema. Por estas razones tu ordenador se bloquea o cuelga y veremos cómo solucionarlo en cada una de estas situaciones.

Por que mi ordenador se bloquea o cuelga

Las razones por que un ordenador se cuelga o se congela pueden ser muchas. Primero debemos tener en claro cuáles son dichas razones, luego ver cuál de estas nos está afectando y luego podemos proceder a solucionar el problema.

Problemas con los controladores

Es uno de los motivos más comunes por lo que ocurre dicho problema. Un controlador o driver vendría a ser un puente entre el hardware y el software. Es una manera de decirle al ordenador qué es lo que conectamos y cómo debería funcionar.

Incluso si una pieza de hardware funciona bien y no hace que nuestro ordenador falle. Puede que un controlador lo genere. Para dispositivos básicos como teclado y ratón, los controladores genéricos que se instalan al conectarlos, no generaran ninguna clase de problema.

No obstante, puede que tengas problemas con otras piezas de hardware. En este sentido puede que el controlador sea directamente incompatible o tengas instalada una versión antigua. Siempre debes tener los drivers actualizados a la última versión.

Hardware incompatible

Las piezas de hardware que sean incompatibles con Windows pueden generar dicho problema. En muchas ocasiones genera que el sistema operativo se bloquee o directamente se congele. Incluso podemos terminar con una hermosa pantalla azul.

La forma de solucionar este problema es haciendo memoria ¿Hemos conectado algún hardware nuevo al ordenador? Puede ser cualquier cosa, así que deberías hacer memoria y si este es tu caso, intenta remover dicho hardware y probar nuevamente.

Falta de recursos

Otro problema puede ser la falta de recursos y por este motivo Windows deja de funcionar. Puede que no cuente con los suficientes recursos para ejecutar un programa.

El ordenador almacena todos los programas que se ejecutan en la memoria RAM. En el caso de que dichos procesos consigan ocupar toda la memoria física. El ordenador no tendrá más remedio que usar archivos de intercambio, que sería una memoria virtual que se encuentra en el disco duro y sirve como “RAM de respaldo” para esto también necesitamos contar con espacio de almacenamiento.

No importa si tienes un HDD o SSD, el uso del archivo de intercambio siempre será más lento que la RAM real. Esto quiere decir que cuando tu ordenador use la RAM de respaldo el ordenador funcionara de manera más lenta de lo normal.

¿Cómo podemos solucionarlo? Simplemente tendremos que abrir el “Administrador de tareas” dando clic derecho en la barra que se encuentra en la parte inferior de Windows. También podemos presionar “Ctrl + Shift + Esc”.

Se abre una nueva ventana en donde tendremos que presionar en la pestaña “Procesos” y luego en la columna “Memoria” para que los procesos se organicen de acuerdo al que está gastando más memoria RAM.

Verifica qué proceso es el que está consumiendo toda tu RAM y dale clic derecho para finalizar la tarea. De esta manera podrás notar que tu ordenador vuelve a funcionar a la velocidad normal.

Errores relacionados con software malicioso

Evidentemente el malware (virus, spyware, gusanos, etc.) puede ser un motivo por el cual tu sistema operativo no está funcionando como debería.

Nos podemos encontrar desde un software que inyecta anuncios en tu navegador suplantando los anuncios de los sitios originales, pasando por robar recursos del sistema o disminuir su rendimiento entre otras cosas.

Lo ideal en esos casos es mantener siempre actualizado el antivirus, escanear el ordenador con Malwarebytes y sobre todas las cosas ser conscientes de lo que hacemos en internet. Ningún antivirus no protegerá al 100%, eso ya depende de nosotros.

Demasiados programas en ejecución

Desde tener demasiados programas relacionados con la seguridad u otras en segundo plano. Deberías controlar esto lo máximo posible, ya que todo lo que tienes en tu ordenador puede consumir recursos. En muchas ocasiones, demasiados recursos.

Desde el “Administrador de tareas” puedes ver los procesos que más recursos consumen, si se trata de programas en segundo plano que no son realmente necesarios, deberías considerar cerrarlos.

El ordenador se bloquea o cuelga por fallo de disco duro

Desde la lentitud, pasando porque se bloquee, hasta la pantalla azul. En pocas palabras son señales de que tu disco duro está fallando. La forma de solucionar este problema es reinstalando Windows o desfragmentando el disco.

No obstante, debemos tener en cuenta que, una vez que comienza a fallar es posible que debamos adquirir un nuevo disco duro, ya que próximamente dejará de funcionar. Es algo muy delicado, ya que no deseamos que nos deje de funcionar en el momento menos indicado. Ni hablar de la información que podemos llegar a perder.

Por lo tanto, en estos casos es mejor cortar por lo sano y adquirir un nuevo disco duro.


Deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies