criptomonedas beneficios 1

Cómo comerciar con criptomonedas y hacer beneficios

Si sueles prestarle atención al mercado, probablemente ya sabrás que la cotización de las criptomonedas puede ser muy variable, mostrando en esta vulnerabilidad una de sus características principales. Es una de las razones por las que, aún, millones de personas no confían en ellas. Sin embargo, poco a poco quienes siguen fuera del mercado comienzan a observar sus ventajas y potencialidad. Por eso, si quieres adentrarte en el mundo Bitcoin, te damos algunos consejos para que aprendas cómo comerciar con criptomonedas y hacer beneficios.

Justamente, lo primero que tienes que saber es que existen diferentes mecanismos a través de los cuales se pueden operar criptomonedas y obtener beneficios. Cada uno de ellos responde a una lógica particular, que debes intentar conocer a fondo, para reducir así el margen de error, y conseguir la máxima rentabilidad posible.

3 formas de usar las criptomonedas para obtener beneficios

Hecha esa introducción, en las siguientes líneas vamos a repasar diversos métodos para tratar con criptomonedas y llevarnos beneficios a casa. Léelos en detalle para averiguar más sobre ellos, y cuál es el ideal para tus necesidades.

HODL 

Aunque no lo conozcas bajo ese nombre, el concepto HODL, hodl o o holding es el más común al invertir en Bitcoin y otras altcoins. Su funcionamiento es sencillo, y no requiere de que estemos atentos a cada novedad que surja.

Básicamente, lo que hacemos es adquirir activos en aquellas criptomonedas que prometan, a través de intermediarios que facilitan las cosas, pero luego se retira a una wallet fría para mantenerlos como inversión de largo plazo.

La experiencia de los últimos años ha dejado bien en claro que el precio de las criptomonedas tienda a subir, más allá de algunos bajones eventuales (los conocidos ciclos de mercado), por lo que debes esperar a que alcancen el valor que deseas, y vender en ese punto.

Lo mejor de este sistema es que es simple, no obliga a perder demasiado tiempo ni desarrollar grandes conocimientos y, aún así, pueden resultar ingresos extraordinarios al cabo de un corto período.

Trading

El trading representa, justamente, la idea contraria a la del holding. Pero también goza de enorme popularidad.

Quienes invierten de esta manera, pretenden ganar dinero mucho más rápido y, para ello, compran y venden criptomonedas con frecuencia. Se propone una actitud más activa, que supone que compremos barato y vendamos caro y rápido. Para ello hacen uso de exchanges como YouHodler, y operan con mayor frecuencia.

Pero para hacer trading es mejor tener ciertos conocimientos sobre análisis técnico. A veces, podemos perder dinero si las tendencias no se revierten enseguida. Asimismo, el éxito de estas operatorias es posible si has analizado bien esos aspectos del análisis técnico, por lo menos lo básico, que son las líneas de tendencias, soportes y resistencias, el volumen, los ciclos del mercado, entre otros.

Ni siquiera estar absolutamente informado acerca de todo lo que ocurre puede ser suficiente para saber cuándo entrar y cuándo salir de cada activo. En contrapartida, comprender estos movimientos puede retribuirte muy bien.

criptomonedas beneficios 3

En resumen, podríamos decir que mientras el holding es una buena opción para aquellas personas que buscan una alternativa de inversión con ganancias por encima del promedio y sin dedicarle parte de su jornada, el trading se transformará casi inevitablemente en un trabajo. Así que debes evaluar esta cuestión con detenimiento.

Intereses, la tercera solución

Ahora bien, aunque es cierto que el holding y el trading han acaparado los flashes en lo que a inversiones con criptomonedas refiere, también queda una última o tercera solución. Hablamos de los intereses.

Más conservadora aún que el holding, y más íntimamente relacionada con lo que las instituciones bancarias ofrecen hoy en día, es posible disfrutar de tasas de entre el 6% y el 9% anual en dólares a través de los intereses.

Como decíamos, las diferencias con un plazo fijo bancarios son más bien pocas, ya que depositamos nuestro dinero con una fecha estipulada para su liberación y, mientras tanto, quien lo controla da préstamos a otras personas.

Al cabo de ese lapso de tiempo, se recupera no sólo lo dispuesto sino también el interés ya señalado, sin el peligro de que la propia volatilidad de las criptomonedas te lleve a perder cuantiosas sumas.

Claro que, si a lo largo de esos meses, la criptomoneda aumenta su valor más del 10%, habrás resignado ganancias. Como siempre, cuanto más estés dispuesto a arriesgarte, mayores serán las sumas a las que aspires.


Deja un comentario