Android apaga sólo

¿Qué hacer si tu Android se apaga sólo?

Si bien es cierto que la mayoría de smartphones actuales suelen ofrecer un rendimiento estable a lo largo de toda su vida, existen determinados factores o motivos que podrían afectarlos. Sin ir más lejos, de vez en cuando, puede que tengamos un móvil Android que se apaga sólo, sin razón. Esa situación puede llegar a desesperarnos, pero aún así existen varias soluciones por las que puedes optar. Veamos algunas de ellas.

Lo primero que debemos decir es que, lamentablemente, estos inconvenientes suelen aparecer en momentos poco afortunados. Lo normal es que necesitemos de nuestro teléfono todo el día, y que el impedimento de utilizarlo nos produzca contratiempos dentro de la rutina. Es ideal, por ende, es encontrar una respuesta casi inmediata.

Mi Android se apaga sólo, ¿qué hago?

Reinicia el móvil

Seguro es algo que ya habrás intentado pero, si no lo has hecho, comienza por apagar y reiniciar el móvil.

No hablamos aquí del tradicional reinicio de fábrica, que vendrá luego, sino de apagarlo por completo y reiniciarlo. Incluso, es conveniente proceder de este modo, en lugar de utilizar el reinicio directo.

Si tiene un teléfono que se apaga una y otra vez, es posible que deba reiniciarlo. Por tonto que parezca, apagarlo y volver a encenderlo realmente funciona en muchos casos.

Carga el móvil, con su cargador original

El móvil se debe cargar hasta completar su batería, en un tomacorriente, y con el cargador original que trae. Cualquier otra costumbre que tengamos al cargarlo atentará contra su autonomía a largo plazo.

De este modo, si vienes cargándolo con hábitos diferentes, te recomendamos que busques un cargador original, o similar, y lo dejes enchufado a ver si reacciona. Si no revive, puede que el puerto de carga esté dañado.

Si tu móvil es compatible con carga inalámbrica, esa es una buena alternativa para ensayar.

Realiza un reinicio de fábrica

Si bien es probable que no estés en condiciones de usar el teléfono el tiempo suficiente como para llevar a cabo este procedimiento, realizarle un reinicio de fábrica puede ser la salvación que estabas esperando.

Es verdad que, al hacerlo, eliminarás las aplicaciones, fotos, juegos y configuraciones de tu Android, pero también comprendemos que más de uno estará desesperado por hacerlo andar, y ya tendrá respaldos en Google.

De hecho, los reinicios de fábrica se recomiendan para los equipos que funcionan sin problemas, ya son capaces de aumentar la duración de la batería, mejoran los tiempos de respuesta y ofrecen muchas otras ventajas.

Si quieres probar suerte, te dejamos un tutorial sobre cómo restaurar tu Android a la configuración de fábrica.

Ponte en contacto con el fabricante o distribuidor

Ponerse en contacto con el fabricante o distribuidor tiene sentido especialmente cuando hay una garantía vigente. De todos modos, incluso cuando ésta haya concluido, no deberías perder sus contactos.

Es posible que estos establecimientos sepan mejor que nadie dónde arreglar tu Android que se apaga sólo.

De más está decir que si ya no tienes una garantía vigente tendrás que pagar por ello. Pero hay cosas peores.

Si nada funciona, tal vez haya llegó el momento de comprar otro

Ahora bien, si nada de lo anterior funcional, tal vez haya llegado el momento de comprar otro, y aunque conscientes de que eso muchas veces significa gastar bastante del poco dinero que se tiene ahorrado, lo cierto es que no podemos mantenernos incomunicados. Un teléfono inteligente es una inversión imprescindible.

Una buena idea, si te hallas en estas circunstancias, es buscar un smartphone con un hardware lo suficientemente poderoso como para darte tres o cuatro años de uso sin problemas, y ya los hay en las gamas medias/bajas.

Tienes que evaluar cuál es tu presupuesto y qué esperas del dispositivo, priorizando las especificaciones técnicas que consideres más relevantes a fin de alcanzar una experiencia de uso acorde a tus expectativas.


Deja un comentario