reparar tarjeta gráfica

¿Cómo reparar una tarjeta gráfica que no funciona?

  • Saber cómo arreglar una tarjeta gráfica deshabilitada desde BIOS o Windows puede ser clave a veces
  • Repasamos cuáles son los pasos a seguir, sin importar las circunstancias en las que ha dejado de funcionar

Si bien es cierto que hay juegos de PC que no necesitan tarjeta gráfica, y otros contenidos que también pueden prescindir de ella, lo cierto es que para muchas de las actividades propias de un ordenador, la necesitaremos. Entonces, considerando que puede llegar a fallar, en este artículo te enseñamos los pasos para reparar una tarjeta gráfica que no funciona, ya sea porque está deshabilitada o porque muestra una pantalla negra.

Lo primero que debes tener en cuenta, en este sentido, es que dependiendo cómo te sientas de cómodo con tu computadora y sus periféricos, este procedimiento te parecerá muy sencillo, o extremadamente complicado.

Vamos a enseñarte los modos que tienes de arreglar una tarjeta gráfica deshabilitada desde BIOS o Windows, analizando algunos de los detalles que hacen a este componente y su funcionamiento.

¿Qué saber sobre BIOS y CMOS?

Si hablamos de BIOS, son las siglas de Basic Input / Output System, y es el firmware de un chip el que se lee primero durante el arranque, además de indicarle al PC qué debe hacer con cada una de las piezas de hardware.

Por su lado, el semiconductor complementario de óxido metálico (CMOS) actúa como memoria a corto plazo, señalándole al equipo qué debe hacer cada vez que se enciende el dispositivo.

Reparar una tarjeta gráfica desde la BIOS

Reparar la tarjeta gráfica deshabilitada desde la BIOS con un interruptor

La solución inicial en estos casos es restablecer la BIOS usando un interruptor incluido en tu PC portátil o de escritorios. Debes saber que restablecer la BIOS sólo tiene sentido si la GPU se desactivó desde allí. Explicándolo de otra forma, si la deshabilitaste desde el Administrador de dispositivos de Windows, sigue adelante.

Por lo demás, la mayoría de las placas base cuentan con un interruptor de reinicio CMOS, que desconecta la energía de la batería de respaldo a la BIOS. El interruptor es en realidad una configuración de clavija y clavija. De esa manera, si tu placa incluye un interruptor de reinicio, es el método más simple para reiniciarla.

Eso pasa porque, al quitar el enchufe de los pines, la BIOS «olvida» qué configuraciones usar al inicio y vuelve a sus valores predeterminados. Por si acaso, ninguno de tus archivos o datos será afectado.

Retirar la batería CMOS de su computadora portátil o de escritorio

Dado que CMOS se alimenta con una pequeña batería, del tamaño de una moneda mínima, otra opción de reinicio de la BIOS es quitarla, extrayéndola en segundos, siempre con la máquina apagada y sin cables externos.

Una vez que puedas acceder a los componentes internos, busca y retira la batería CMOS, que reconocerás por parecer una batería de reloj grande. Suele estar ubicada en una carcasa expuesta en la placa base.

Con la batería CMOS extraída, el CMOS debería restablecerse a sus valores predeterminados tras unos segundos. Llega el momento de volver a insertarla la batería, sellar la carcasa del equipo y reiniciarlo.

En un portátil la cosa podría ser más complicada, ya que algunos modelos tienen una bandeja emergente en el chasis para hacerlo, mientras que otras no cuentan con ello, y tendrás que desarmar tu portátil, por difícil que sea.

Todo dependerá de tu marca de portátil y modelo, por lo que te recomendamos buscar información sobre el tuyo.

Reparar una tarjeta gráfica deshabilitada en Windows

Como hemos mencionado, si se deshabilitó su tarjeta gráfica en Windows usando el Administrador de dispositivos u otra aplicación, deberás volver a habilitarla iniciando en Modo seguro.

Si no sabes cómo hacerlo, aquí te decimos cómo iniciar Windows 10 en modo seguro de forma fácil y rápida. Concluido ese procedimiento inicial, la pantalla inicial debería funcionar sin problemas, y eso te dará la posibilidad de habilitar la tarjeta gráfica, actualizar los controladores o restaurar el sistema a su mecanismo de fábrica.

  • Cuando Windows se inicie, abre el Administrador de dispositivos
  • Desplázate hacia abajo, hasta Adaptadores de pantalla, y haz click allí
  • A continuación, click derecho en tarjeta gráfica y selecciona Habilitar dispositivo

Cuando hayas finalizado, debes reiniciar la computadora. Si no funciona, intenta actualizar los controladores.

Si eso no funciona, tal vez tienes que ponerte en contacto con el fabricante, que te dará algunos detalles más.

En caso de que hayas llegado a la conclusión de que tienes que renovar la tuya, probablemente querrás conocer algunas interesantes opciones. Aquí te dejamos algunas de las mejores tarjetas gráficas (GPU) de 2020.


Deja un comentario