Qué es Ethereum 2.0

¿Qué es Ethereum 2.0? ¿Solucionará los problemas de crypto?

  • La fundación Ethereum anuncio que el esperado cambio a prueba de participación se llevara a cabo en el tercer trimestre de 2022.
  • Muchos esperan que esto reduzca las tarifas de gas, aunque otros creen que esto no será factible.
  • Esta esperada actualización aborda algunas de las mayores críticas a la red, desde altos precios de GPU hasta la contaminación ambiental.

¿Qué es Ethereum 2.0? Se trata de un terminó que se utiliza para representar el esperado cambio de Ethereum de prueba de trabajo a prueba de participación, que promete eliminar la minería de ETH. Desde el 24 de enero de 2022, la Fundación Ethereum, ya no hace referencia a ETH2 o Ethereum 2.0. Lo llaman “La fusión” y “El acoplamiento”.

La dependencia de la red en el poder de cómputo para brindar consenso (prueba de trabajo) logro llevar a altos precios de GPU y críticas de los ambientalistas. Estos problemas han aumentado con la adopción generalizada de NFT, muchos de los cuales usan contratos inteligentes de Ethereum para poder validar los tokens. Se espera que se resuelvan varios problemas con la prueba de participación, debido a que no hará falta la minería de GPU.

Hace años que se viene prometiendo esta transición. Sin embargo, recientemente han afirmado que sucederá en el segundo trimestre de 2022.

Qué viene a solucionar Ethereum 2.0

Ya se conocen varios inconvenientes relacionados con Ethereum desde sus inicios en 2013 y su lanzamiento en 2015. Pero a medida que la red fue creciendo, fue mucho más complejo implementar actualizaciones y mejoras. Los cambios en la red necesitan que, aunque sea el 51% de los nodos de Ethereum estén de acuerdo. Si todos los nodos no están de acuerdo, la red se bifurca o se divide en varias redes.

Cambiar a prueba de participación

Luego de la fusión, Ethereum ya no creará consenso a través de la prueba de trabajo, esto requería poder computacional y electricidad de parte de los mineros. En cambio, va a usar el algoritmo de prueba de participación, el cual requiere que los nodos de validación apuesten una cantidad de criptomonedas para validar bloques en la cadena de bloques de Ethereum.

Los validadores serán elegidos al azar para crear nuevos bloques en la cadena (verificando transacciones y ejecutando contratos inteligentes). En caso de que se desconecten en medio del proceso o los valores sean incorrectos; es posible que pierdan parte o la totalidad del Ether apostado, aquí es donde surge el riesgo. El riesgo sirve para dar un incentivo para hacer lo adecuado y los validadores recibirán un pago por su trabajo en Ether.

Con la prueba de participación, los validadores van a necesitar hacer algunos cálculos para crear bloques en la cadena de bloques de ETH. Sin embargo, no es nada comparado a tener que resolver acertijos criptográficos.

Por eso mismo, se espera que la prueba de participación reduzca de forma dramática el uso de energía por parte de la red ETH y de esta forma, también se reduzca las barreras de entrada para nuevos jugadores; no hará falta tener una GPU demasiado costosa y robusta para ganar criptografía como validador). También es probable que conducirá a más nodos en la red, debido a que será bastante sencillo formar parte de un grupo de nodos. Más nodos quiere decir más poder de cómputo y menos centralización, lo que a su vez mejora la seguridad.

Cambiar Ethereum a prueba de participación, es un proceso que se llevó a cabo en varias fases comenzando con la institución de Beacon Chain, una capa de consenso paralela basada en hacer staking de Ether, el cual eventualmente se terminara funcionando con la red principal de Ethereum.

¿Ethereum 2.0 será capaz de reducir las tarifas de gas?

Teniendo en cuenta que Ethereum 2.0 ahora significa dos cosas distintas y se ha dividido en objetivos diferentes que se han implementado con el paso del tiempo, si las tarifas de gas se reducirán es una pregunta difícil de responder.

Existen mucho escepticismo en la comunidad sobre el cambio a prueba de participación y si es factible que reduzca las tarifas de gas. La fundación Ethereum no promete que esto sea posible; los precios de gas se basan en la demanda y existe una cantidad finita de espacio en cada bloque de Ethereum para el cálculo. En cambio, la fragmentación podría ser capaz de reducir las tarifas al aumentar la capacidad computacional de la red ETH, pero no se espera que eso sea posible en la cadena principal hasta, al menos, 2023.

Algunos expertos, creen que una reducción de las tarifas de gas tiene que llevarse a cabo a lo que denominan aplicaciones de “Capa 2”, desarrolladas sobre la red Ethereum; estas serán capaces de hacer su propio trabajo computacional, de forma independiente, pero confiaran en Ethereum para un nivel de consenso y verificación.

En realidad, todo el tema de Ethereum, sus actualizaciones y los efectos que tendrá es un tema bastante complejo de tratar, se basa en un conjunto de condiciones dinámicas. Solo el tiempo nos dejará ver cómo se desarrollará todo y qué efectos tendrán estos cambios en el mundo de las criptomonedas.


Deja un comentario