Contratos inteligentes

Un vistazo a los contratos inteligentes: pasado, presente y futuro


Lo primero que tenemos que saber en este aspecto es que los contratos inteligentes están basados en blockchain. Lo que hace este programa es controlar de forma directa a las divisas o a los activos digitales que se llevan a cabo entre las diversas partes.

Estos contratos originales se diferencian de los tradicionales en que tienen la plena capacidad de transformar los contratos en un conjunto de códigos de computador.

Como ya lo habrás podido notar, estos contratos tienen un gran alcance y pueden acoplarse perfectamente a lo que sería la industria que tenga que ver con el campo legal y financiero. Esto se debe a que permite hacer más sencillo automatizar todos los procesos que son rutinarios y repetitivos por los cuales todos nosotros debemos pasar de manera obligatoria además de que tenemos que contratar abogados y pagar altos honorarios a los bancos para hacer todo correctamente.

El inicio de los contratos inteligentes y su funcionamiento

Los contratos inteligentes nacieron en 1994, fueron creados por Nick Szabo, quien fue el primero en crear este término. Esta idea surgió debido a que se buscaba poner en práctica un tipo de contrato que fuese mucho más rápido y fácil de ejecutar. Todo esto teniendo en mente protocolos de comercio electrónico para extranjeros en Internet. Hoy en día el concepto se expandió de gran manera. Ahora un contrato inteligente es un código de programación que se almacena y se replica en el sistema. Todos ellos son supervisados por la red de ordenadores encargados de poner en acción a blockchain.

Utilización de los contratos inteligentes hoy en día

A pesar de que blockchain y los contratos inteligentes sean dos polos diferentes, la cadena de bloques resulta de lo más importante para hacer de sustento para los contratos. Lo que hace a blockchain tan imprescindible es la seguridad e inmutabilidad que ofrece su sistema. En la actualidad todo parece prometedor debido a la inteligencia artificial de blockchain y la integración de una nueva IA dentro de los contratos inteligentes.

Lo que podría traer el futuro

Como sabemos, los contratos inteligentes no tienen gran uso hoy en día, pero esto no es un punto en contra. Este tipo de tecnología es nueva y apenas se está comenzando a implementar. Igualmente, todo apunta a que una vez que se pueda establecer un buen vínculo entre blockchain y la IA de los contratos el mercado de usuarios y empresas interesadas crecerá de forma extraordinaria.

Los contratos inteligentes serían un gran implemento para todas la plataformas de apuestas y ventas. Haría que el sistema fuese mucho más estable, rápido y sencillo de manejar, además de que sería sumamente seguro. También el ámbito bancario y todo lo correspondiente a las transacciones y firmas de contratos sería un proceso mucho más ágil, libre de la participación de terceros y del gasto innecesario de dinero.

Noticia original.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.