despidos empresas criptomonedas

Los despidos en las empresas de criptomonedas pueden tener consecuencias no deseadas

Miles de despidos han sido llevado a cabo de empresas de criptomonedas para intentar sobrellevar este cripto invierno (mercado bajista). Sin embargo, despedir a los trabajares puede que no sea la mejor solución para las empresas.

Durante el último mes, destacadas empresas del sector de las criptomonedas han despedido a miles de empleados mientras se preparan para un largo criptoinvierno.

Algunos ejemplos de ello podemos verlo en: Coinbase recortó su plantilla en unos 1100 empleados (alrededor de un 18% su equipo) y canceló ofertas de trabajo; BlockFi despidió a una quinta parte de su plantilla; Géminis despidió a unos 100 empleados; y Crypto.com, con sede en Singapur, redujo su personal en un 5%, unas 260 personas.

Los puestos de trabajo que están siendo más despedidos son, quizás, personas de marketing, desarrolladores junior y gerentes de proyectos. 

Por lo general, las empresas de criptomonedas comienzan despidiendo a los que tienen un sueldo en exceso, para después continuar con los que reciben poco sueldo pero hacen aún menos. Los que son probablemente raro de despedir son los desarrolladores intermedios.

A medida que estas grandes empresas reducen activamente su equipo laboral, citando reducciones de costos y mayor eficiencia, los equipos de administración deben evaluar los impactos a largo plazo de estas prácticas y despidos.

El Journal of Business Research publicó hallazgos que sugieren que «la reducción de personal podría generar una serie de problemas que eventualmente aumentan la probabilidad de bancarrota«. 

Cuando son despedidos los empleados, las empresas pierden conocimientos valiosos, y el resto del personal suele tener dificultades para gestionar nuevas cargas de trabajo. A menudo, también se ven afectadas la motivación y el compromiso a medida que disminuye la confianza en la gerencia. 

Consecuencias directas e indirectas en los despidos de las empresas de criptomonedas

Es importante tener en cuenta que no solo hay costos directos, como la indemnización y los beneficios acumulados, sino también costos indirectos, como el daño a la reputación de la empresa.

Para intentar evitar esta pérdida de reputación, las empresas intentan encontrar alternativas a los despidos, y hace que sea más fácil atraer a las personas una vez que vuelve la demanda.

Peter Cappelli, profesor de administración en The Wharton School, comparte este sentimiento y dijo a la revista de negocios de la universidad Knowledge at Wharton que «no hay evidencia de que recortar mejore la rentabilidad más allá del inmediato aumento contable a corto plazo«.

A pesar de los múltiples despidos, muchas empresas de criptomonedas siguen contratando. Ryan Selkis, director ejecutivo de la empresa de investigación de criptomonedas Messari, anunció en Twitter que la empresa contratará a más de 20 nuevos empleados.

El intercambio de criptomonedas con sede en Singapur, Bitget, tiene planes de duplicar su plantilla laboral para llegar a finales de año a 1000 personas. Y, el proveedor de staking descentralizado con sede en Ucrania, Everstake, incorporó a 30 nuevos empleados desde el comienzo de la guerra y sin planes de despedir a ningún empleado. 

Lo cierto es que las empresas que sobrevivan a este mercado bajista aportarán aún más valor a la industria. Los proyectos de criptomonedas que no gestionen los riesgos ni se ajusten al producto-mercado abandonarán el mercado. Es algo bueno porque liberarán recursos.

Descargo de responsabilidad: El contenido y los enlaces provistos en este artículo solo cumplen propósitos informativos. islaBit no ofrece recomendaciones o consejos legales, financieros o de inversión, ni sustituye la debida diligencia de cada interesado. islaBit no respalda ninguna oferta de inversión o similares aquí promocionadas.


Deja un comentario