Vale la pena el modo ahorro de energía en los televisores

¿Vale la pena el modo ahorro de energía en los televisores?

  • La mayoría de televisores tienen un modo ahorro de energía, la idea es consumir la menor cantidad de electricidad posible.
  • Pero la gran duda ¿Es puro marketing o realmente sirven para ahorrar energía?

Vivimos momentos difíciles y ahorrar electricidad es una manera perfecta de llegar más cómodos a finales del mes. Nos gusta bastante ver nuestras series o películas en Netflix y pasamos horas tras horas haciéndolo ¿Es posible ahorrar algo en la factura de electricidad? Muchos televisores vienen con un modo ahorro de energía. Pero ¿Vale la pena? ¿Realmente hace alguna diferencia? Esto es lo que vamos a comprobar en este artículo.

Pero ¿Qué es el modo ahorro de energía en televisores?

Los modos de imagen de un TV son preestablecidos para poder ajustar la pantalla a diferentes niveles de saturación, contraste y brillo. Por suerte, estas cosas podemos ajustarlas manualmente en caso de ser necesario, pero los modos hacen que esto sea más fácil.

El modo ahorro de energía en televisores se encuentra preparado para optimizar los ajustes para ahorrar energía. La manera más evidente y sencilla de hacerlo es atenuar la pantalla. El modo de ahorro de energía, generalmente va a ser más tenue que todos los otros modos.

Entonces, ya sea el modo ahorro de energía o modo ecológico, implica que nuestro TV debería gastar menos energía. Pero, ¿Esto es realmente cierto? ¿La diferencia es significativa?

Analizando los datos

Ya tenemos en claro una pequeña parte de esto, ahora vamos a usar un enchufe inteligente que es capaz de medir la potencia. En este caso se usaron tres televisores distintos, todos con sus respectivos modos disponibles. Los tres tenían un modo de ahorro de energía, modo vivido y otro estándar.

En estos datos podemos encontrar cosas interesantes. Lo primero sería que los modos de ahorro de energía en términos generales si usan menos energía que la configuración estándar. Los vividos no es que gasten mucho más que la configuración estándar, lo que significa que ajusta un poco más el color y no tanto el brillo.

Dos de estos televisores tienen el famoso modo teatro, el cual tuvo un efecto similar en cuanto al gasto energético con respecto a los modos de ahorro de energía. El televisor 4K más grande, hace uso de menos cantidad de energía en este modo ¿El motivo? Es que los modos de cine suelen atenuar la pantalla para las habitaciones oscuras.

Igualmente, ciertas diferencias entre los modos no son demasiado significativas. Los televisores Full HD pequeños no muestran una diferencia notable entre los modos que, en teoría, ahorran energía y los que no. La diferencia notable la hemos visto en televisores grandes y con resoluciones 4K.

¿Realmente importa?

No podemos negar que el modo ahorro de energía realmente está trabajando y cumpliendo su función. No es algo que sorprenda, después de todo vemos la pantalla más tenue y esto requiere menos energía. Por lo tanto, no se trata de solo algo para vender más televisores.

Hagamos de cuenta que nuestra tarifa de electricidad es de 0.18€ por kWh y tenemos un televisor 4K muy similar al del ejemplo. Encendemos nuestra TV unas cuatro horas diarias con el modo ahorro de energía, lo que sería lo mismo a 1.90€ mensuales. Usando el modo de energía más alto, esto se traduciría a unos 2.50€ mensuales, aproximadamente.

Por lo tanto, estamos ahorrando un poco de dinero a finales de mes. Pero ¿Es una diferencia notable como para que valga la pena tenerlo activado? Evidentemente, esto dependerá de nosotros. Por ejemplo, si tenemos un televisor bastante grande en 4K, la diferencia se notará, ni hablar si tenemos dos televisores en casa.


Deja un comentario