Review Placa Base GIGABYTE GA-H55-UD3H Rev 0.1

6. GIGABYTE GA-H55-UD3H. Ventajas e Inconvenientes. Conclusión

Ventajas del GIGABYTE GA-H55-UD3H

  • Elevado desempeño con el socket 1156 con la combinación de memoria RAM DDR3 hasta a 2000MHz en dual channel.
  • Gran capacidad de expansión con gran número de zócalos PCI, hasta un total de 4 zócalos de conexión.
  • Gran capacidad para dispositivos USB 2.0, con hasta 12 conectores, 8 externos en el panel trasero y dos puertos de doble USB internos.
  • PCIe x1 y x4, ésta última ideal para montar una unidad PCIe SSD.
  • Compatible con CrossfireX.
  • Triple salida de vídeo por HDMI, DVI-D y VGA en su panel trasero.
  • Velocidad de reproducción fluida de contenido HD con la gráfica integrada.
  • Puerto RJ45 de elevado rendimiento para una conexión LAN fluida.
  • Calidad de audio aceptable para un chip integrado. Sonido envolvente 7.1
  • Overclock medio aceptable para una placa base de estas características.
  • Temperatura mínima. La placa base nos garantizará baja temperatura en su uso normal, sin oceo. No se recalienta.
  • Tecnologías usadas para mayor desempeño y ahorro de energía, tanto por software como por electrónica, como la tecnología Ultradurble y Dinamic Energy Saver II.
  • Garantía. Gigabyte nos garantiza el producto con 2 años de garantía en su versión retail.
  • Precio. Su precio ronda los 80€ (versión retail) en algunas tiendas, aún en stock.

Inconvenientes del GIGABYTE GA-H55-UD3H

  • Limitación de la velocidad de la memoria RAM al usar la gráfica integrada, con velocidad fijada de tope en los 1666MHz.
  • No dispone de SATAIII ni de configuración RAID en SATAII.
  • Carece de Tecnología USB 3.0.
  • No adecuada para practicar overclock extremo, aunque su BIOS venga preparada para ello.

Conclusión

Placa Base GIGABYTE GA-H55-UD3H

Es evidente que nos encontramos con un modelo ligeramente antiguo, con aproximadamente ya 1 año en el mercado y que, como es lógico, todavía podemos encontrar en algunas tiendas especializadas. La GA-H55-UD3H es una placa base de gama media, de formato ATX con gráfica integrada en bloque junto al procesador, para mayor desempeño en la reproducción en alta definición de vídeo. Y así es, ideal para formar parte de un equipo multimedia de tipo HTPC. Lo mejor, sin duda, es su capacidad en la conectividad, 6 SATAII, 12 USB 2.0 etc, en detrimento de tan solo un zócalo PCIe x1, a favor de mayor puertos PCI, hasta 4.

Esta placa base pertenece a la gama H55 de GIGABYTE, centrada de lleno en dotar a sus productos de elevado desempeño en el apartado audiovisual, centrando su producción en modelos de tamaño más reducido, micro-ATX o mini-ATX, donde estas placas base encuentran un importante hueco en el mercado actual. Este modelo en concreto nos servirá para actualizar algún PC donde queramos conservar nuestras piezas antiguas.

Por otro lado, dispone de un gran abanico de posibilidades desde su BIOS Award, aunque la práctica de overclock esté algo limitada por su refrigeración pasiva. Además, su apartado frente al ahorro energético es notorio, justificando así su poco alcance elevado en temperatura, quizá por ello no requiera mayor refrigeración pasiva en la zona del socket.

Por tanto, islaBit no puede más que recomendar este producto como posible actualización en nuestro PC, y sobre todo para montarnos un equipo multimedia sin la necesidad de una tarjeta gráfica dedicada, con la posibilidad de optar a ella en un futuro. Por el contrario, si queremos optar a la tecnología USB 3.0 y SATAIII, deberemos optar por otras soluciones de la gama H55 más actuales en el mercado.


Deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies