Satélite de tamaño considerable impactará contra la tierra el 23 de septiembre

La única vuelta de camino a casa para un satélite es regresar por su cuenta y que la mayor parte de éste se desintegre, causando impactos menores en la tierra, o más bien dicho en el océano, ya que comúnmente es allí donde finalizan su viaje. Pero el día viernes 23 de septiembre será la ligera excepción, ya que la NASA ha informado del retorno de un satélite del tamaño de un autobús, el cual impactará en territorio posiblemente poblado, aterrizando entre las latitudes cercanas al norte de Canadá y la zona sur de Sudamérica.

Según la NASA, el riesgo de que el satélite impacte y cause perdidas humanas es ínfimo, 1 entre 3200, pero, ¿será realmente un dato digno de fiar?. En todo caso no existirá un plan de evacuación o de alerta a los ciudadanos de la región donde se producirá el impacto. Serán 26 grandes piezas aproximadamente las que caerán luego de la desintegración de gran parte del satélite en su ingreso a la atmósfera.

Fue en 1991 cuando el transbordador Discovery transportó al susodicho satélite de seis toneladas al espacio, con la misión de medir los cambios atmosféricos y efectos de la contaminación ambiental en la atmósfera terrestre.

Nasa y Satelite que cae 2011Las fuerzas armadas de Estados Unidos han advertido que de caer en territorio poblado, den aviso a las autoridades inmediatamente, ya que los restos del satélite son propiedad del gobierno de dicho país, y su posesión ilícita, o intento de venta en Ebay u otros medios, es una infracción muy grave.

Negligencia y poco interés en unas pocas vidas humanas; conocimiento de un desastre y evitar causar pánico a costo de unas cuántas vidas; poca certeza del área de impacto y cruce de brazos; realmente mínimo peligro; no lo sabemos. Esperemos el satélite caiga en los dominios de Poseidon y no en tierra firme.


4 comentarios en “Satélite de tamaño considerable impactará contra la tierra el 23 de septiembre”

  1. y si me cae un trozo en la cabeza,y se clava en ella,supongo que me arrancaran la cabeza para no dañar ese trozo y devolverle sano y salvo a las autoridades correspondientes.

    Responder

Deja un comentario