IA

Los problemas con la IA continúan, las máquinas aprenden pero no entienden


La IA es toda una tendencia en nuestros días. Está de boca en boca y todos hablan de ella. Ahora bien, independientemente de la IA que te guste, ya sea Siri, Alexa, entre otros, lo que estás viendo, como tal, no es inteligencia. Sino un conjunto de programas que hacen ciertas tareas que salen un poco de lo que sería convencional para una máquina.

¿Realmente las computadoras pueden generar pensamientos? Yo creo que no

Cada vez que las empresas nos dicen una y otra vez que están generando nueva IA que es capaz de hacer novedosas tareas no nos están diciendo toda la verdad. Pues dicha inteligencia artificial, en realidad, no está pensando como tal. Solo hace un grupo de actividades que, sinceramente, son limitadas.

El propósito de este artículo no está centrado en atacar a este medio de la IA. Sino que lo que estamos viendo no es un aprendizaje de las máquinas como tal. Estas solo vienen con nuevas funciones incorporadas que pueden realizar según la orden que le demos. No hay nada más. Así pues, como verás, no nos están vendiendo una «inteligencia» que pueda realmente generar pensamientos u acciones.

En líneas generales, no estamos en una película de ciencia ficción. Nada que ver. Esto solo queda para el cine. Es decir, esta IA de la cual gozamos ahora no genera consciencia alguna que tenga, aunque sea, una cierta similitud con la del ser humano.

Cuando hablamos de una IA como Siri, o cualquier otra, nos estamos refiriendo a un recurso muy limitado. No es que se está generando un software que sea capaz de pensar como un humano. Esto solo queda para los cuentos, por ahora.

Para que la inteligencia artificial pueda trabajar necesitamos enseñarle a que aprende a ejecutar un comando específico. Ellas entienden la tarea que tienen que hacer. Un proceso de ejecución de tareas, nada más. En cuanto a lo que se refiere a entender lo que están haciendo todo apunta a que seguimos estando muy lejos de esto.

Lo que hacen las máquinas es ejecutar las órdenes del sistema

Todo lo que hace nuestra inteligencia de hoy en día es actuar según los parámetros del sistema. Igualmente, no es una tarea sumamente complicada enseñarle a nuestro ordenador a ejecutar ciertas tareas básicas.

Por más que lo deseemos nuestra IA es incapaz de genera pensamiento neuronal capaz de actuar y crear ideas nuevas. Por ahora solo tenemos que atenernos a un camino que resulta lineal.

Lo más parecido que tenemos en nuestros días a una inteligencia es el aprendizaje que existe por parte de la IA en reconocer los objetos y las personas que aparecen en una foto. En estos casos lo que el software hace es entrenarse para aprender a identificar ciertas entidades.

Así pues, como hemos podido observar, aún queda mucho camino por delante. Lo bueno es que la IA sigue avanzando día a día sin detenerse. Lo que quiere decir que dentro de un futuro cercano las películas de ciencia ficción serán parte de nuestra realidad.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.