reproductor de video

¿Errores del reproductor de video? ¡Prueba estas soluciones!


Los reproductores online rara vez dan problemas a sus usuarios, pero en ocasiones podrías encontrarte con algún reproductor que tenga alguna interferencia con anuncios, o que esté mal codificado, que esté interfiriendo con la reproducción del video. También podrías ser tú quien causa el problema.

A pesar de ser un problema muy raro aún existe la posibilidad de que ocurra algún desperfecto. De estos errores, uno de los más comunes se evidencia cuando tu navegador muestra un mensaje de error que dice: “No se puede reproducir el archivo: No se han encontrado fuentes”. Aquí te mostramos cómo arreglarlos.

¡Prueba las siguientes soluciones para tu reproductor de video!

Revisa el enlace a la página de Streaming

Se el reproductor de video está reproduciendo un programa en vivo mediante streaming, vale la pena comprobar el enlace a la página, para descarar si está en funcionamiento o no. Es común que las emisiones por streaming sean inestables o se cancele su conexión por diversas razones: incompatibilidad con los reproductores, problemas de internet, entre otros.

Para comprobar tu conexión al streaming, accesa a la consola web de la página que tiene el reproductor y revisa si el reproductor VLC es capaz de reproducirlo (en caso de que lo tengas instalado). Si no es posible reproducirlo de esta manera, entonces es muy probable que el problema sea el servidor desde donde se emite la transmisión.

En caso contrario, puede que se haya producido alguna incompatibilidad con el reproductor nativo del navegador. Puedes continuar usando VLC para ver tu streaming favorito como solución.

Desactiva los bloqueadores de publicidad

Si estás usando un bloqueador de publicidad, es muy posible que en algunas páginas interfiera con los servicios multimedia. Hulu, por ejemplo, no te dejará reproducir ningún contenido de su servidor a no ser que permitas a la web cargar sus anuncios.

Si no deseas desactivar la protección completamente aún puedes agregar a la página web a la lista de excepciones en la configuración de tu bloqueador de publicidad. Eso debería solucionar el problema.

Desactiva Proxys y VPN

Cualquier forma de ocultar tu identidad o saltarse un protocolo de seguridad mediante el empleo de alguna de estas alternativas podría ser suficiente para generar un problema en los servidores de contenido multimedia que visites.

El reproductor que empleen puede estar teniendo problemas de comunicación o estar configurado para detectar conexiones remotas. Prueba a recargar la página mientras tienes ambos servicios desactivados y descarta esta opción.

Actualiza tu navegador

Asegúrate de estar ejecutando la última versión de tu navegador, ya que una versión desactualizada podría estar generando el problema que evita que el reproductor multimedia se ejecute correctamente.

Normalmente podrías relacionar los problemas de lag a la alta latencia entre los dos terminales. Sin embargo, si tienes una versión desactualizada puede que haya interferencias en los protocolos de seguridad para algunas conexiones y eviten establecer una óptima conexión.

Desactiva extensiones o Addons

Algunas aplicaciones añadidas a tu navegador podrían estar causando interferencias dentro de la carga de las páginas, sobre todo si estas extensiones tienen que ver con el manejo de contenidos multimedia.

Para descartar, desactiva el funcionamiento de todas las extensiones y ve probándolas una por una hasta que encuentres la que esté ocasionando el problema.

Actualiza Adobe Flash Player

Algunas páginas no han terminado de actualizar sus códigos, y han quedado encadenadas al uso de Adobe Flash Player. Es posible que la página objeto del problema tenga esta aplicación y tú no la tengas actualizada. Para descartar, descarga la última versión de Flash Player e instálala en tu equipo.

Limpia el cache de tu navegador

En ocasiones se acumulan datos en tu equipo que interfieren con el correcto funcionamiento de las páginas web, por lo que es recomendable limpiar el caché de tu navegador para cargar las páginas web desde cero. Usa las opciones de tu navegador para aplicar esta sugerencia e inténtalo de nuevo.

Prueba un navegador distinto

Muchas páginas están optimizadas para trabajar con determinado navegador, algunas incluso siguen usando Internet Explorer como sus programas por defecto. Puedes intentar abrir la misma página en navegadores diferentes y encontrar aquél en el que funcione mejor.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.