repetidor de WiFi

Aprende a configurar correctamente un repetidor WiFi

Hasta hace algunos años el  promedio de WiFi en algunos países como los Estados Unidos, había alcanzado el 22% y aún hoy en día se sitúa en unos 18 megabytes por segundo, situación que coloca a los Estados Unidos en una velocidad de banda ancha mundial. Sin embargo, en muchos casos tu router se encuentra desactualizado. Para ello podrás configurar un repetidor de WiFi de manera muy sencilla. Tan fácil como conectar un electrodoméstico. 

Realizar la instalación de este tipo de equipo en la mayoría de las ocasiones no es nada complicado, pero sí es necesario seguir las instrucciones del fabricante. Si tienes problemas con tus conexiones, puedes hacer clic en el siguiente enlace para que puedas recuperar contraseñas de red WiFi en Windows 10.

¿Cómo funciona un repetidor de WiFi?

Antes de entrar de lleno en la configuración de un repetidor de WiFi, es necesario conocer cómo funcionan los mismos. Se trata en esencia de la ampliación del área de cobertura de tu red inalámbrica. Esto con el fin de amplificar la señal y que esta sea transmitida a un área mucho más amplia.

Lo que quiere decir que se recibe una señal inalámbrica de tu router y la retransmite a otra área localizada en la búsqueda de cubrir un radio más amplio de cobertura de red adicional. A la que se podrá acceder cuando se encuentre fuera del alcance de tu área de cobertura finita del router.

Aunque este procedimiento generalmente viene con una reducción de la velocidad debido a que este cambia de manera constante. Todo ello entre recibir la señal de tu router y que transmita la nueva señal. Debes considerarlo un modo de compensación cuando se trata de tener más señal en vez de velocidad.

Diferencias entre repetidores y extensores 

Con el paso del tiempo han aparecido una serie de equipos que refuerzan la cobertura del WiFi que tengas. Lo que además ha hecho surgir toda una serie de dispositivos que pueden terminar siendo confusos. Que a pesar de ser similares, tienen muchas diferencias. Podrás ver repetidores, adaptadores, refuerzos, entre otros. 

A menudo, todos estos términos se usan de manera indistinta pero sí existen diferencias en cómo funcionan estos equipos. Generalmente, el término “repetidor” se trata de un extensor de WiFi de primera generación o aquel que capta la señal de tu router para extenderla aún área más amplia. Este tipo de equipo no se conecta directamente a tu red y no crea una nueva red.

El término extensor es un equipo independiente que se usa con una conexión de cable ya sea un cable coaxial o una toma de corriente para que esta se conecte directamente a la red de tu hogar y logre crear una segunda red WiFi fuera de la cobertura original de tu router de zona.

Cuando se hace uso de amplificador de WiFi es indistinto para estos tipos de dispositivos así que como término general, se utiliza amplificador de WiFi, que puede ser un repetidor o un extensor, así que es necesario que leas primero las letras pequeñas  para saber lo que estás comprando.

¿En qué ocasiones necesitas un repetidor de WiFi?

Un repetidor de WiFi confiable y que además este perfectamente instalado, puede llegar a duplicar tu área de cobertura. En caso de que tu router se encuentre en la pared más escondida en tu casa, un repetidor podría facilitar el alcance de la red hasta el extremo opuesto de la casa, asegurándose de cubrir todos los espacios.

Claro está, un repetidor no siempre será la primera solución ya que trae consigo toda una serie de advertencias. Siempre debes cerciorarte de lograr posicionar mejor tu router en la ubicación más central con el fin de que cubra todos los espacios y que además se encuentre en un lugar elevado y libre de obstrucciones que no permitan que la señal llegue con facilidad. 

Es importante que pueda sortear la interferencia de aparatos como los hornos de microondas, los cables de alimentación, las luces, los teléfonos, lo sistemas de reproducción de sonido y los equipos de USB 3. Adicionalmente, debes verificar que tu router se encuentre actualizado, al hacerlo podrían aumentará su rango de señal en 120 %, sobre todo si se trata de un modelo reciente.

Además, debes tener en cuenta que los repetidores disminuyen la velocidad de la red, por lo que al usar este tipo de equipo la velocidad disminuye. Estos dispositivos se recomiendan cuando debes crear un salto corto en tu rango de señal y cuando se usan menos de cinco dispositivos conectados al mismo tiempo y no se realizan transmisiones de gran cantidad de datos.

Configuración del repetidor de WiFi 

En aquellos casos en los cuales tu router no se encuentre actualizado, con buena ubicación, libre de transferencias y sin embargo, aún no puedes revisar los correos electrónicos en ninguna de las áreas sin que salte a la red celular de tu móvil. Lo cual no es lo ideal para el pago de tu factura. Es allí cuando se necesita de la instalación de un repetidor. 

Es necesario que consultes las instrucciones del fabricante de tu equipo ya que cada configuración varía según el modelo del mismo. En caso de que no tengas manual, en casi todos los modelos los conceptos básicos son muy similares y las instrucciones tienden a ser consistentes incluso en las terminologías de números que se deben ingresar.

En principio, debes elegir una ubicación que se encuentre libre de obstrucciones que puedan interferir la señal de tu router. Un ejemplo son las paredes de concreto, que superan a las de madera o vidrio. Debes conectar el repetidor a una toma de corriente que se encuentre en la ubicación que hayas establecido.

Por medio del uso de un ordenador portátil que este cercano, debes conectar el repetidor. Lo puedes lograr conectando un cable Ethernet directamente desde el repetidor hasta el ordenador, es lo recomendable o debes conectarte a una red inalámbrica.  

Cuando logres estar conectado, debes abrir las propiedades de red de área local de tu ordenador. Si te encuentras en Windows, debes seleccionar Inicio, ir a Panel de control, seguidamente presionar Ver estado y tareas de red, luego ir a la opción Administrar conexiones de red. Allí debes hacer clic con el botón derecho en Red de área local y elegir Propiedades, seguido de Protocolo de Internet versión 4 (IPV4) y Propiedades nuevamente.

Verificación de la configuración 

Para que verifiques las instrucciones del repetidor, debes cerciorarte de que la dirección IP predeterminada que necesitas ingresar en el campo en blanco suele ser 192.168.10.1. Allí también deberás  ingresar cadenas de números comunes para la máscara de subred  y la puerta de enlace predeterminada.

Debes abrir un navegador web e ingresar la siguiente dirección: http://192.168.10.1, en la barra de direcciones. En caso de que te solicite que ingreses una dirección de servidor DNS, debes dejar el campo en blanco. Cuando te solicite  un nombre de usuario y contraseña, debes ingresar admin en ambos campos o admin en el campo de nombre de usuario y contraseña en el campo de contraseña. Esto te llevará al Asistente de configuración.

Debes elegir el modo del repetidor inalámbrico y hacer clic en Repetidor – Configuración OneKey. Cuando este aparezca, debes seleccionar el botón llamado “Selección de red inalámbrica” y hacer clic en Actualizar lista. Podrás elegir la red inalámbrica del router principal para que conectes el repetidor del router y harás clic en el botón Siguiente. 

Debes ingresar la contraseña de tu red WiFi en el campo de Clave precompartida cuando se te solicite en caso de que la red este protegida. Ahora, debes hacer clic en Aplicar y reiniciar, luego en Aceptar.

Al momento de que la configuración de tu repetidor WiFi se haya completado, encontrarás que tu señal inalámbrica tiene más alcance que en otras ocasiones. Es el momento de que disfrutes del nuevo alcance de tu internet.


Deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies