monitores 4k uso general

¿Merecen la pena los monitores 4K para uso general del ordenador?

Como sabrás, el planeta está en medio de una revolución 4K, a medida que las velocidades de internet aumentan y los costos de visualización disminuyen, el próximo gran salto en calidad visual está al alcance. ¿Pero realmente valen la pena los monitores 4K para uso general de oficina, correo electrónico y navegación web?

Monitores 4K para uso general: ¿qué es lo que proporciona un monitor de estos?

En primer lugar, el término “4K” se refiere al siguiente salto generacional en la resolución de pantalla más allá de HD, también conocido como 1080p. Mientras que el contenido HD tiene un tamaño de resolución de 1920 x 1080 píxeles, el 4K ofrece cuatro veces más píxeles a 3840 x 2160.

Cuatro veces los píxeles significa cuatro veces el espacio en la pantalla, así que el primer gran beneficio de un 4K sobre una verdadera pantalla HD es el espacio. Tendrás más espacio para ventanas, pestañas, aplicaciones y cualquier otra cosa en la que estés trabajando. No obstante, solo hay una advertencia y esa es la escala de visualización.

Las pantallas 4K vienen en una variedad de tamaños, pero más comúnmente de 24, 27 y 32 pulgadas. Todos los tamaños de pantalla proporcionan el mismo número de píxeles en la pantalla aunque la gran diferencia entre ellos es la densidad de píxeles, que se mide en puntos por pulgada (DPI).

De este modo, una resolución 4K a 24 pulgadas es muy diferente de una 4K a 32 pulgadas o más. Sin escala de visualización, los tamaños más grandes tienen una densidad de píxeles más baja, pero proporcionan una experiencia más “utilizable”, posiblemente. Al mismo tiempo, una alta densidad de píxeles hace que sea difícil verlos individualmente a simple vista, convirtiéndolo en una imagen muy agradable y muy nítida.

Escalado de pantalla en ordenadores y Mac

Tanto los sistemas operativos macOS como Windows pueden solucionar el problema de las resoluciones 4K en pantallas pequeñas mediante el escalado. En macOS, esto es tan simple como mover un control deslizante en Preferencias del sistema – Pantalla. En Windows, puedes ajustar las preferencias de “Escala y diseño” en Configuración – Sistema – Pantalla.

La escala de visualización aumenta el tamaño de los elementos en pantalla como ventanas, botones y texto, de esta manera, no son demasiado pequeños para verlos y usarlos. Una resolución 4K nativa en un monitor pequeño de 24 pulgadas sería una experiencia muy mala, así que los textos pequeños serían difíciles de leer y sería difícil hacer clic en los botones de la pantalla.

Al aumentar la escala en la que aparecen las ventanas y otros elementos centrales del sistema operativo, puedes aprovechar la mayor densidad de píxeles sin sacrificar demasiada facilidad de uso. Encontrar el equilibrio entre la escala y el espacio adicional de la pantalla es algo que tendrás que decidir en qué extremo de la escala prefieres y estás cómodo.

De la misma forma, la alta escala de DPI en Windows 10 sigue siendo un trabajo en progreso. Debes tener en cuenta los problemas que otros usuarios tienen al usar un monitor 4K con Windows para saber qué esperar. No obstante, si tienes un ordenador Mac, no tienes nada de qué preocuparte.

Algunas cosas a considerar si quieres un monitor 4K

Dado que la mayoría de los monitores 4K son de 27 pulgadas o más, el espacio en el escritorio es una necesidad para cualquiera que quiera dar el salto de calidad. Si crees que puedes ahorrar espacio en tu escritorio, no te olvides del soporte del monitor.

Estos a menudo ocupan una cantidad significativa de espacio vertical en el escritorio propiamente dicho. Si no tienes el espacio, es posible que quieras utilizar un montaje VESA en su lugar, por ejemplo.
Igualmente, deberás pensar si tu ordenador puede manejar un monitor 4K, especialmente si es un ordenador portátil.

De forma ideal, quieres una GPU discreta, en lugar de una integrada. Esto podría ser cierto si tienes la intención de utilizar varios monitores o utilizar un ordenador portátil con una pantalla externa.

Así pues, para tu trabajo general de escritorio, navegación web y otras tareas de oficina, la mayoría de los ordenadores estarán a la altura de estos trabajos. No obstante, si tu ordenador no es lo suficientemente potente, debes prepararte para utilizar resoluciones inferiores a 4K para tareas más intensas. Tales como jugar videojuegos e interactuar con objetos 3D en aplicaciones como Photoshop.

Varios factores a considerar sobre los monitores 4K y el uso general

También, debes considerar la relación entre el precio y la calidad. Es cierto que los paneles 4K de última generación, son un poco más económicos de lo que eran antes. No obstante, todavía hay una diferencia considerable entre un 4K barato y un panel de baja resolución más caro. Como 1440p, también conocido como 2K.

Monitores 4k para uso general: debes tomar en cuenta el contraste y otros factores de calidad de imagen
Para ponerte un ejemplo, un artista que valora la buena reproducción del color y las relaciones de alto contraste, un panel 4K económico no superará a un panel sub-4K de precio modesto en estos campos. Así, las pantallas más baratas a menudo carecen de brillo general, tienen problemas con el efecto fantasma, la latencia y una mayor probabilidad de desarrollar “píxeles muertos”.

Otra pregunta que debes considerar es si realmente te beneficiarías de un monitor 4K. ¿Necesitas más espacio en pantalla? Si es afirmativo, tal vez un segundo monitor proporcionaría más valor por tu dinero. Igualmente hay otras opciones, como los monitores de gaming ultra anchos, que pueden dar un gran impulso a tu productividad.

¿Cómo es tu velocidad de internet? Para muchos usuarios, ver vídeos en 4K es una parte importante de la experiencia. No es difícil encontrar contenido 4K, pero transmitirlo de manera confiable puede ser un desafío si tu internet es muy lento. Servicios de streaming como Netflix y muchos otros proveedores recomiendan una velocidad real de al menos 25 MB si quieres ver contenido en 4K.

Además, debes tener en cuenta que incluso si pagas por una velocidad de internet superior a 25 MB, es posible que no la estés recibiendo. Puedes averiguar cómo se mueve tu conexión si estás interesado en la transmisión de Ultra HD.

Podrías valorar unas cuantas características más

Es cierto que las pantallas 4K son mucho más baratas de lo que eran, pero también lo son las que no son 4K realmente. El tipo de panel utilizado en una pantalla también puede afectar la calidad de la imagen en gran medida. Los más baratos son casi siempre paneles TN, que es la más vieja de las tecnologías LCD.

Así pues, los monitores 4K baratos también usan paneles TN. Estos tienen ángulos de visión pobres, reproducción de color inferior y relaciones de contraste realmente decepcionantes, lo que resulta en que verás negros desteñidos. Del mismo modo, los paneles IPS ofrecen mejores negros y ángulos de visión, mientras que los VA ofrecen la mejor reproducción de color y relaciones de contraste a costa del retraso de entrada.

Frecuencia, pantalla y diseño

Los monitores de alta frecuencia de actualización también son cada vez más comunes. Estas pantallas son más “suaves” debido a que actualizan la imagen más veces por segundo que el estándar de 60 Hz. Así upes, Un monitor de 144 o 240 Hz te da una experiencia de escritorio suave por menos del precio de muchas pantallas 4K de 60 Hz.

Aunado a esto, los monitores baratos a menudo prescinden del brillo también, lo que puede ser algo frustrante si tu oficina está bien iluminada. Ahora, si estás dispuesto a gastar el dinero, puedes comprar monitores 4K con altos niveles de brillo capaces de reproducir HDR. No obstante, puedes encontrar estas características por un precio más barato en monitores 1080p o 2K.

Tampoco debes descartar la estética. Los grandes biseles alrededor del borde de un monitor pueden restar valor a tu experiencia mientras lo estás usando. Los biseles delgados, casi invisibles, como los de las últimas pantallas OLED, se ven muy bien, casi futuristas. Con el tiempo, los biseles grandes desaparecerán, pero aún no se ha llegado a este punto. Si quieres comprobarlo, solo echa un vistazo al iMac 2020.

Lo que tienes que saber es que si estás actualizando tu monitor, es posible que quieres escoger una pantalla impresionante sin 4K. Además, no es la característica general que todo el mundo necesita. ¿Valen la pena los monitores 4K de uso general? La respuesta es que debes estar seguro si realmente lo necesitas.


Deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies