teléfono dure más 1

10 consejos para que tu teléfono dure más

Si acabas de adquirir un móvil, y quieres que tu nuevo smartphone envejezca mejor que el anterior, entonces tendrás que ser más cuidadoso con él de lo que has sido hasta ahora. ¿Cómo? ¡No te preocupes! En las siguientes líneas vamos a enseñarte 10 consejos para que tu teléfono dure más, que te facilitarán mucho las cosas.

teléfono dure más 2

Consejos sencillos para que tu teléfono dure más

Limpia el puerto de carga con regularidad

Si hace bastante que no limpias el puerto de carga de tu equipo, piensa en la enorme cantidad de suciedad y polvo que puede haberse acumulado allí. Y peor aún si vives cerca de la playa o sueles ir seguido. El interior del aparato podría estar lleno de arena. Si no quieres sufrir las consecuencias de una peor velocidad de carga, deberías limpiar el puerto al menos una vez por mes. Puedes usar un hisopo o cualquier elemento sin filo.

No lo sumerjas en arroz para quitarle la humedad

Generalmente, cuando un smartphone se moja, lo primero que hace una buena cantidad de usuarios es colocarlo dentro de un recipiente con arroz, para que este alimento absorba la humedad. Nuestra recomendación es que lo ubiques de este modo pero, inmediatamente, averigües sobre algún servicio de atención para llevarlo. De lo contrario, corres el riesgo de que el arroz termine pegándose al dispositivo, generando un problema adicional al original.

Aprovecha su garantía al máximo

Cuando compramos un producto de este tipo, una garantía suele respaldar su funcionamiento durante los primeros meses y hasta un año. Entonces, cada vez que observes un desperfecto o que algo no anda bien, debes recurrir a los sitios donde se ejerce esa garantía, para que lo revisen, y lo reparen o te den uno nuevo a cambio. No lo olvides.

teléfono dure más 3

No lo lleves en el bolsillo trasero de sus pantalones

Si bien es uno de los consejos para que tu teléfono dure más más tontos, por decirlo de algún modo, algunas personas llevan sus móviles en el bolsillo trasero del pantalón. Esto provoca un sinfín de situaciones peligrosas, como que se caiga, que se doble o quiebre al sentarte, etc. Siempre debes llevarlo en el bolsillo delantero. O en un bolso.

No dejes el smartphone en el salpicadero del coche

Llevar el teléfono suelto en el salpicadero o tablero del coche es una pésima idea. Sabemos que muchos recurren a esta solución con tal de tenerlo a mano, y por eso lo sacan de sus bolsillos, donde permanece seguro. No obstante, al optar por esta técnica, cualquier movimiento brusco puede hacer que el terminal salga disparado y se dañe o golpee.

Siempre cargadores oficiales

Que sí, que si te ha pillado un a emergencia en el aeropuerto o fuera de casa puedes utilizar un cargador alternativo. Pero siempre que tengas a mano el cargador original de tu teléfono, o cualquier otro oficial de la misma compañía, intenta darle prioridad a éste. Eso producirá un menor desgaste en la batería que al usar cargadores genéricos.

Apaga las conexiones que no estés usando

WiFi, Bluetooth, NFC. Los smartphones traen cada vez más conexiones, algunas de las cuales puede que utilicemos con bastante frecuencia. Si no quieres que su batería se desgaste innecesariamente, o ser atacado por piratas informáticos a partir de esas redes abiertas, entonces desactívalas cuando no las estés usando.

teléfono dure más 4

Mantén el software actualizado

Si bien las actualizaciones de software en iOS suelen ser algo más estables y estar mejor trabajadas, en Android tendremos que esforzarnos un poco para asegurarnos de que nuestro teléfono se mantenga actualizado. Conviene revisando con cierta periodicidad si no hay versiones nuevas del sistema operativo o actualizaciones de seguridad. Todas ellas son desarrolladas para evitar errores de funcionamiento, como así también para cerrar vulnerabilidades.

Cárgalo antes de que se quede sin batería

Aunque de vez en cuando eso te sea imposible, evita que tu móvil se quede sin batería y se apague antes de cargarlo. De hecho, debes intentar cargarlo lo más pronto posible, y utilizarlo siempre con una carga alta, de más del 50% del total. Luego, puedes dejar que se reinicie una vez al mes, para cerrar procesos molestos en segundo plano.

No lo utilices mientras te ejercitas

Cuando nos ejercitamos solemos sudar bastante. Y eso provoca que nuestro teléfono quede expuesto a la transpiración que genera el cuerpo. Si necesitas imperiosamente enviar un mensaje mientras entrenas hazlo, pero no te pases toda la sesión de actividad física con tu móvil en manos. O terminarás perjudicándolo.

Si te ha gustado este artículo, seguramente querrás saber cómo cuidar la batería del móvil.


Deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies