Cómo proteger aplicaciones carpetas contraseña en Windows 10

Cómo proteger aplicaciones o carpetas con una contraseña en Windows 10

En muchas ocasiones tenemos visitas en casa y usan nuestro ordenador. No sería para nada agradable que pudieran acceder a ciertas aplicaciones o carpetas privadas ¿Cierto? Para esto debemos aprender cómo proteger aplicaciones o carpetas con una contraseña en Windows 10.

Imagina que tienes instalado en tu ordenador cualquier app de chat como Messenger, Twitter o WhatsApp. Llegan visitas a casa y quieren usar el ordenador, quizás para poner música. Le pica el bichito de la curiosidad e intenta abrir alguna app de las mencionadas anteriormente ¿Te gustaría que vean tus mensajes privados?

En ese caso, lo mejor es proteger las aplicaciones o carpetas con una contraseña en Windows 10 y de esta forma nos aseguramos de que únicamente se pueda ingresar a dichas carpetas o apps con autorización.

Proteger carpetas o aplicaciones en Windows 10 con My Lockbox

Podemos usar una aplicación bastante útil para proteger aplicaciones o carpetas con una contraseña en Windows 10. Para esto vamos a descargar My Lockbox desde su sitio web oficial.

Luego de instalar el programa, cuando lo abramos por primera vez, el software nos pedirá que ingresemos una contraseña que se utilizara para bloquear cualquier aplicación o carpeta que desees.

Incluso puedes añadir una pista de contraseña y un correo electrónico para recuperarla en caso de que sea necesario. Asegúrate de no tener el correo electrónico abierto de forma predeterminada en tu ordenador.

Después nos dará la opción de elegir una carpeta para bloquear y le damos “Aceptar”. Podemos elegir cualquier clase de carpeta o software que deseamos bloquear. Para bloquear una aplicación, deberemos bloquear la carpeta de la misma. Generalmente se encuentra en Archivos de programa (x86) o Archivos de Programa en el disco C desde Mi Equipo o Mi PC.

Incluso si lo deseas, podrás bloquear directamente la carpeta de “Archivos de programas” para proteger con contraseña todas las aplicaciones que tienes instaladas en tu ordenador.

De esta forma la carpeta y el software se bloquearán. Cada vez que intentes ingresar sin proporcionar la contraseña, aparecerá un mensaje de error notificándote de que no tienes los permisos necesarios para poder abrir la app en cuestión.

Puedes desbloquear una app o carpeta desde My Lockbox en caso de que no quieras protegerla más. Para esto vamos a ir al panel de control de la app y presionar en “Desbloquear”. Evidentemente vamos a tener que ingresar la contraseña para poder abrir la aplicación. Incluso si deseamos desinstalar la aplicación, antes vamos a tener que ingresar la contraseña. Así que es bastante segura.

Lo único malo de My Lockbox es que es un software de pago y la versión gratuita se encuentra bastante limitada, ya que únicamente podemos proteger de una carpeta a la vez. Si accedemos a la versión completa pasando por caja, podremos proteger todas las carpetas y programas que deseemos de Windows 10.

Usar los controles parentales de Windows 10

Otra opción sería usar el control parental de Windows 10. Especialmente para cuando tenemos menores de edad que tienen acceso al ordenador. De esta forma podemos controlar una cuenta de Windows de un miembro de la familia.

El único problema es que no podemos bloquear aplicaciones de la cuenta hasta que el usuario ya las haya usado. Básicamente si contamos con una cuenta de usuario infantil, podemos hacer un seguimiento de las actividades de los niños, ver todas las aplicaciones y juegos que usan y luego bloquear las aplicaciones que deseamos que no puedan utilizar.

Otros programas para proteger carpetas y aplicaciones con contraseña en Windows 10

También podemos encontrar otros programas para proteger aplicaciones y carpetas con contraseña. Aunque la mayoría de estos programas son de pago y sus funciones son bastante similares. Por lo menos, contamos con algunas opciones a considerar.

Folder Guard

De la misma forma que hacemos con My Lockbox, con Folder Guard podemos bloquear las carpetas en donde se instalan los programas o desde cualquier acceso directo. Lo mejor de todo es que requiere una contraseña para cuando vamos a modificar las opciones de configuración de la app o cuando deseamos desinstalarla.

Cuenta con la posibilidad de añadir diferentes contraseñas en diferentes carpetas o aplicaciones. Una opción con la que no cuenta My Lockbox. Lo único malo es que la versión gratuita es por 30 días, luego de esto, tendremos que pasar por caja.

GiliSoft

En el caso de GiliSoft, nos permite bloquear archivos de programas ejecutables EXE, básicamente programas o aplicaciones. Bloqueamos aplicaciones de una forma curiosa porque nos deja ponerle contraseña al abrir la aplicación por primera vez luego de instalar GiliSoft, no hace falta que lo hagamos desde el mismo programa.

También protege el sistema contra virus que intentan modificar archivos fundamentales de Windows. Si bien cuenta con una versión gratuita, es más una versión de prueba que otra cosa. Dicha versión viene con una contraseña predeterminada que no se puede cambiar, así que cualquiera podría ingresar a nuestros archivos.


Deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies