Arm ARMv9 2

ARM anuncia su nueva arquitectura para procesadores ARMv9

La estuvimos esperando durante años y años, y finalmente ha llegado. Es que ARM acaba de anunciar oficialmente su nueva arquitectura para procesadores ARMv9 y, para nosotros, eso significa que es el momento oportuno para preguntarnos qué buscan los ingenieros al actualizar la antigua ARMv8. En este artículo, vamos a averiguarlo.

Lo primero que debemos decir es que, como comentábamos al comienzo, éste es un lanzamiento que se hizo esperar bastante. Después de todo, ha pasado prácticamente una década desde la última noticia de este tipo, y ya hemos visto hasta qué punto han evolucionado muchos de los dispositivos que se nutren del hardware de la norteamericana. Nos referimos a smartphones, servidores y hasta ordenadores de uso personal.

Arm ARMv9 3

Arquitectura ARMv9: IA, seguridad y rendimiento

Se demoró tanto la llegada de esta nueva arquitectura, que no podíamos esperar menos que una auténtica revolución, tanto a partir de la incorporación de nuevas herramientas tecnológicas como, así también, de optimizar esas características que ya le conocíamos a las generaciones anteriores de ARM.

Pues bien, la firma detrás del diseño de la arquitectura homónima, socia de multinacionales como Qualcomm, Apple, Samsung o Mediatek que licencian estas soluciones, ha dado a conocer algunos detalles de su reciente creación. Gracias a ésta, tendremos un sinfín de nuevos y mejorados núcleos o SoC completos, como los de los móviles.

Desde 2011 hasta la fecha, 2011 ARMv8 fue la arquitectura detrás de estos equipos, brindando una serie de instrucciones (ISA) con diversas variantes (26 bits, 32 bits y 64 bits) y tres evoluciones distintas (v8.1, v8.2 y v8.3) que las iban modificando. Pero, a diferencia de esas pequeñas actualizaciones, esto representa una evolución total.

De acuerdo a lo que la propia compañía ha dejado entrever, algunos de sus objetivos principales con esta nueva arquitectura ARMv9 tienen que ver con llevar la computación de los viejos entornos generales a desarrollos mucho más específicos. Teniendo en cuenta el salto que ha dado la Inteligencia Artificial durante la última década, como así también el Internet de las Cosas, no debería extrañarnos que ayude a sacarles el máximo partido.

Sin embargo, también han hecho hincapié en el sacrificio realizado para lograr que la arquitectura que dominará el planeta a corto y medio plazo también sea segura y ofrezca un rendimiento a la altura de las circunstancias. Al contrario de lo que se suele creer, explican, esto no es cuestión solamente del software, que por supuesto influye, sino también de disponer de un hardware que haya sido preparado para dar respuestas cuando se le reclame.

El papel de la nueva Confidencial Compute Architecture

Pensando precisamente en este sentido, desde ARM han anunciado su nueva nueva Confidencial Compute Architecture o CCA, que será la encargada de «blindar» partes de los códigos y datos que utilicen los usuarios. Teniendo como plataforma este mecanismo, se generarán entornos privados denominados Realms.

Estos entornos privados denominados Realms serán accesibles para todas las aplicaciones, y se separarán de los demás «mundos», tanto de los que sean considerados seguros como inseguros. Probablemente estemos en presencia del mayor trabajo en pos de blindar la información sensible mediante software que hayamos visto en estos ámbitos. Siempre de acuerdo a la empresa, con esto se reducirán los gastos, propiciando inversiones en innovación.

Arm ARMv9 4

ARM y su nueva arquitectura como testigos de la próxima batalla

Pero, más allá de lo evidente, tampoco podemos ser ingenuos: ARM y su nueva arquitectura serán testigos de la próxima batalla por saber quién manda en el mundo de la computación en general.

Si la arquitectura ARMv9 promete capacidades muy superiores de resolución de tareas, con hasta un 30% más de potencia que la generación anterior, y potenciales nuevos softwares que incluso aumenten estas percepciones, no quedan dudas de que los grandes fabricantes querrán aprovecharla para perpetuar sus posiciones.

Firmas como Google, Xiaomi, Samsung, Oppo se servirán de esta nueva arquitectura para intentar consolidarse en lo más alto de sus distintos segmentos. Incluso, algunas investigaciones ya adelantan que la arquitectura ARMv9 estará presente en los próximos 300.000 millones de chips basados en Arm que se fabriquen.

Por ahora eso es todo. Sólo resta ver a partir de cuándo comenzamos a ver diseños implementando ARMv9 en el mundo de la telefonía móvil. Y, al mismo tiempo, si los avances que se han visto en los ordenadores de Apple también pueden hacerse patentes en los que corren el sistema operativo Windows.


Deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies