Hoy necesitamos Bitcoin más que nunca

Ahora más que nunca, necesitamos más Bitcoin que Oro

  • Richard Nixon puso fin al respaldo del oro del dólar estadounidense hace poco más de 50 años. Esto deja en claro que necesitamos al Bitcoin más que nunca.
  • La gran diferencia es que ahora contamos con Bitcoin, que es la respuesta a todos nuestros problemas.

Estamos en posición de afirmar que Bitcoin se necesita más que nunca. Cuando comparamos los datos de antaño con los del mundo actual; podemos determinar cuán significativos e influyentes se volvieron ciertos eventos a lo largo de la historia.

Si hacemos una rápida búsqueda respecto a Estados Unidos en internet, podemos encontrar información sumamente interesante de lo que ocurrió en el año 1971. Desde la apertura de Disney World; pasando por la misión lunar Apolo 14; Intel lanzando su primer chip de micro procesamiento que significaría un avance sumamente importante en la historia tecnológica; la 26ª Enmienda que permitió a jóvenes votar a los 18 años, etc.

Cincuenta años desde que termino el estándar de oro

Entre tanta información que encontramos en internet durante dicho año, no se encuentra demasiado de uno de los eventos que tendría grandes repercusiones. Este mes, hace cincuenta años, el presidente Nixon anunciaba el fin del patrón oro del sistema monetario estadounidense. Luego de unos cuantos años en donde el dólar operaba a un tipo de cambio fijo en relación con el oro; como resultado, la ruptura de lazos a finales de 1973 fue preocupante.

Teniendo en cuenta que las deudas del país ya no estaban vinculadas al oro, esto produjo un gasto desenfrenado que logro cifras del déficit anual terribles y sin precedentes; y por lo que podemos ver, nunca se terminaron de recuperar. ¿Qué ocurrió? Entre 1973 a 1980, EE. UU. Tuvo que pasar por, posiblemente, uno de las peores etapas inflacionarias de la historia del país; con un índice de precios hacia el consumidor que subieron de 42,7 a 78.

Evidentemente los déficits gubernamentales y tasas de inflación no son temas de discusión que no veamos demasiado seguido. El problema es que rara vez se habla de forma profunda y detallada de los impactos económicos resultantes. Lo más impactante del fin de la era del patrón de oro; es el cambio en cuanto al crecimiento de ingresos de 1% superior en comparación con el 99% inferior.

El problema es que, si analizamos la historia, unos 35 años antes el 99% inferior de los estadounidenses podían, aunque sea incrementar sus riquezas lentamente a un 1% o el doble anual. El problema es que las décadas siguientes a la decisión de Nixon, dio resultado que únicamente los que más ganaban, ganaran más.

Otro gran inconveniente son los cambios de tendencia significativos pueden mantenerse en silencio y ocultos de la vista durante un tiempo significativo. La desigualdad en cuanto a ingresos en Estados Unidos no se convirtió en algo importante hasta la última década en donde se ha intensificado y mucho.

En 2020, en una época repleta de cierres de negocios y despidos; se están produciendo fenómenos difíciles de explicar con respecto a lo que sería la distribución de la riqueza. A pesar de que se han perdido 3,7 millones de puestos de trabajo a nivel mundial; la riqueza de los multimillonarios aumento en un 3,9 billones de dólares.

Ahora es cuando necesitamos a Bitcoin más que nunca

Pero ¿Qué tiene que ver BTC? ¿Por qué necesitamos Bitcoin más que nunca? La causa más básica en cuanto a la desigualdad de ingresos empieza con la impresión de este. En 2020 se marcaron nueve billones de dólares, se estima que un 22% de todos los USD se encuentran en circulación.

El dinero se distribuye a bancos y corporaciones con la idea de que, en teoría, refrescaran la economía y estimularan el crecimiento a través de varios niveles. Sin embargo, lo único que hace es que muchas personas ricas tengan el lujo de acaparar e invertir dicho dinero, esto termina llevando a las acciones a inflarse artificialmente las cuales suben por miedo a la caída del dólar.

Tengamos en cuanto que la crisis financiera de 2008 y la pandemia de 2020 género que las clases media y baja que lucha por sobrevivir el día a día se vieran obligadas a recurrir a préstamos, lo que genero más riqueza a las corporaciones en cuanto a intereses. A esto debemos sumarle las recesiones que aceleran el creciente monopolio de la vivienda y bienes raíces, con el dinero más ajustado que no les permite a millones de personas realizar los pagos necesarios para hacerse con una casa.

Evidentemente pensar en qué podría terminar con todo esto es algo complejo. Muchos creen que aumentar los impuestos a los multimillonarios es una posibilidad, aumentar el salario mínimo es otra, quizás hacer que la educación superior sea más accesible.

En lo único que podemos estar de acuerdo y podemos afirmar es que, si no se hace algo; el hecho de que la mitad de Estados Unidos cuenta con un patrimonio neto negativo, se volverá algo más común y sobre todas las cosas, aterrerador. El problema es que ninguna de estas soluciones o propuestas tendrán un impacto positivo ni significativo a corto, mediano, ni largo plazo si la Reserva Federal sigue tratando al dólar como lo hace desde hace 50 años.

Las posibilidades que ofrece el Bitcoin

Pero tenemos una ventaja que hace 50 años no existía: la tecnología y Bitcoin. BTC nos proporciona la oportunidad de disponer de un escenario especial en donde el dinero deja de circular desde la Reserva Federal a los bancos y corporaciones, y después hacia la clase media y baja cuando la inflación comienza a aparecer y su valor disminuye.

Con un estándar de Bitcoin, los salarios adecuados, justos y prudentes pueden volver a desarrollarse sin necesidad de la participación del gobierno, mucho menos de cualquier corporación. Esto significaría que los ricos ya no podrían controlar y acumular los activos y propiedades.

Básicamente podríamos decir que BTC es el remplazo del oro, Bitcoin nos da la oportunidad de un acceso más simple y fácil a la riqueza, a realizar inversiones y ganar el dinero que nos merecemos. Incluso de forma menos riesgosa que las acciones y bienes raíces.

Debemos tener en cuenta que la gran afluencia de dinero impreso durante los últimos años; la inflación no se acercó a la tasa que, en teoría, debería alcanzar en algún momento. Esto quiere decir que próximamente lo hará, podemos estar seguros de que este dinero se encuentra bloqueado en forma de acciones e inversiones infladas.

Tengamos en cuenta algo, el historial de Bitcoin de 12 años, deja muy en claro que no se trata de una burbuja ni está listo para morir en cualquier momento. BTC es una apuesta a largo plazo y seguirá funcionando como tal como todas las demás criptomonedas.

Las criptomonedas en general, le permiten a una persona de clase baja o media acceder, de una u otra forma a la posibilidad de tener libertad financiera de verdad. Sin depender de bancos, jefes, corporaciones, gobiernos ni nada similar. No es de extrañar que se intenten regular con tanta desesperación por parte de los gobiernos con escusas sobre la “protección al inversionista”.


Deja un comentario