negocio con criptomonedas

¿Cómo manejar nuestra “exposición” al comerciar sobre criptomonedas?

Sin lugar a dudas, se trata de un aspecto vital para el triunfo de un comerciante en un sector tan variado. Sin tener en cuenta la dimensión económica con la que estés negociando, los resultados negativos pueden ser inevitables, sobre todo en un entorno tan fluctuante e imprevisible como el de las cripto.

Formarse con fundamentos que permitan manejar la exposición para minimizar “daños” es imprescindible. No obstante, también es necesario entender cómo usar las diferentes alternativas para garantizar el mejor resultado. Al fin y al cabo, cuanto más se esté dispuesto a arriesgar, mayor será la recompensa potencial.

Los operadores con este escenario se enfrentan a la posibilidad de resultados contrarios en cada operación, de hecho, los más exitosos pueden experimentar pérdidas en muchas ocasiones. Sin embargo, consiguen una marcada diferencia entre la magnitud de sus aciertos en comparación con resultados negativos. Independientemente de la frecuencia con la que consigas aciertos, si no manejas la exposición de forma adecuada, posiblemente termines de agotar sus fondos.

Cuando se pone en práctica un correcto control del riesgo se pueden evitar resultados catastróficos. Esto significa establecer un nivel de exposición personalizado, de tal manera que te permita tomar medidas para una “protección” adecuada durante la jornada.

Buen control de riesgos = máximos resultados positivos

El sector de las cripto ha experimentado un desarrollo extraordinario, con avances significativos para la mayoría de los activos. Además, las finanzas disgregadas encendieron la pasión por el cultivo de rendimientos y la obtención de un atractivo ingreso pasivo, además de permitir todo un ecosistema de préstamos y empréstitos que marcan distancia del sector tradicional financiero.

Con el telón de fondo de una economía global en dificultades, por los acontecimientos de la última década y el rendimiento casi negativo de los ahorros en efectivo, muchos están recurriendo al espacio criptográfico para compensar.

¿Es posible evitar el riesgo?

A pesar de que hay ofertas engañosas, no existen formas de evitar la exposición en esta actividad. Los usuarios de servicios profesionales que alcanzan el éxito también pierden dinero en distintas jornadas, pero aun así sus resultados a largo plazo son positivos en comparación con los desaciertos. Opere fácilmente con los consejos y el apoyo de Bitcoin Revolution

No obstante, un usuario inexperto puede lograr aciertos en la mayoría de sus ejecuciones y, aún así, obtener resultados negativos (perder grandes cantidades) con el tiempo, teniendo en cuenta que sólo logra pequeños importes en operaciones acertadas.

Por tal razón, la “regla no escrita” en el manejo de riesgo es determinar la proporción de aciertos y desaciertos de su plan general, así como fijar un límite adecuado entre los 2 posibles resultados.

Control de la exposición para evitar “situaciones negativas”

Incluso los operadores pro, con un historial impresionante de estudios del sector, pueden perderlo todo en una o dos malas ejecuciones si no emplean el control adecuado; inclusive cuando se “dejan llevar” por sus presentimientos. El incentivo de conseguir una renta máxima o de perseguir una “sensación particular” puede ser grande, en este caso el exceso de confianza puede ser contraproducente.

Para evitar las situaciones negativas y permitir que los usuarios comercien con la cabeza fría, es necesario utilizar elementos de negociación, así como los modelos de gestión más elementales. Estos incluyen el establecimiento de reglas de negociación, como las diferentes opciones de operación que permiten fijar un límite (según diferentes tácticas aplicadas) a sus pérdidas, cumpliendo una acción programada cuando se cumplen ciertas condiciones.

Reglas de oro

Según diversos expertos certificados en esta actividad, hay tres reglas para conseguir resultados positivos y cada una de ellas se enfoca en la reducción de pérdidas. La norma general, sobre todo para los quienes comercian “por día”, es no exponer más del 1% en cada operación. De este modo, puede sufrir una serie de desaciertos (siempre un riesgo, dada la distribución aleatoria de los resultados), pero no afectar de forma significativa a sus fondos. Una reducción del 10% en una cuenta de comercio puede superarse mediante el plan adecuado. Sin embargo, cuanto mayor sea la reducción, más difícil será recuperarse. Si pierde el 10% de su capital, sólo necesita una ganancia del 11,1% para alcanzar el punto de equilibrio. Pero si pierde el 50%, necesitará duplicar su dinero para volver a estar en equilibrio.

Descargo de responsabilidad: El contenido y los enlaces provistos en este artículo solo cumplen propósitos informativos. islaBit no ofrece recomendaciones o consejos legales, financieros o de inversión, ni sustituye la debida diligencia de cada interesado. islaBit no respalda ninguna oferta de inversión o similares aquí promocionadas.

Deja un comentario