Mi teléfono se desconecta del Wi-Fi

Mi teléfono se desconecta de la red Wi-Fi

En la actualidad todos vivimos conectados constantemente, es por eso que cuando el teléfono se desconecta de la red Wi-Fi, todo el tiempo, puede resultar molesto. Quizás algunas personas estén de acuerdo, otras no; pero la realidad es que estamos conectados todo el tiempo y no podemos separarnos de nuestros dispositivos móviles, para que estos realmente sean útiles necesitan estar conectados a internet.

Teléfono móvil se desconecta de la red Wi-Fi

Entonces, cuando nos encontramos con un problema como este, que nuestro teléfono se desconecta de la red Wi-Fi constantemente, resulta demasiado molesto porque no podemos hacer absolutamente nada ¿Cómo podemos solucionarlo? Es lo que veremos un poco más abajo.

Problemas de internet

Evidentemente, vamos a tener que iniciar por la explicación más simple: problemas de internet. En este caso no es culpa de nosotros, ni del teléfono, ni del enrutador; simplemente es nuestro proveedor de internet que no funciona.

En estos casos lo recomendable es esperar un poco para verificar si vuelve. En caso de que no lo haga, le recomendamos comunicarse con su proveedor de servicios a internet para informarse sobre el asunto y hacer la reclamación correspondiente.

El enrutador no funciona

En caso de que no existan problemas relacionados con nuestro proveedor, es posible que sea el enrutador Wi-Fi. De la misma forma que muchos dispositivos, el enrutador también puede comenzar a funcionar mal. En estos casos, hacer un reinicio del mismo puede ser una solución muy efectiva.

Muchos dispositivos conectados a la red

En la actualidad es bastante normal tener varios dispositivos conectados a una misma red Wi-Fi. Pero algo que las personas no saben es que los enrutadores suelen tener límites en cuanto a la cantidad de dispositivos que se pueden conectar a la vez.

Si agregamos recientemente nuevos dispositivos a la red Wi-Fi y desde entonces, comenzamos a tener problemas, entonces ya sabemos cuál es la causa; es posible que sea una señal de que se alcanzó el límite en su enrutador.

Desafortunadamente, la manera de solucionar estos es muy variable y depende del fabricante del enrutador en cuestión.

Interferencias con otros dispositivos

Muchos dispositivos pueden interferir con la red Wi-Fi. Desde teléfonos inalámbricos, televisores, microondas y sobre todas las cosas, dispositivos Bluetooth. Si un enrutador se encuentra cerca de uno de estos dispositivos, es posible que sea el culpable.

La solución aquí sería cambiar el canal que utilizamos para el enrutador. Aplicaciones como WiFi Analyzer en iPhone y Android, nos permiten ver qué canales estamos usando y configurar el enrutador en uno distinto.

Demasiado lejos de la fuente de internet

La ubicación del enrutador tendrá un enorme impacto en el rendimiento de su Wi-Fi. Las paredes y objetos que se encuentran entre medio pueden estorbar y afectar la calidad de la señal de la red. Si nos encontramos demasiado lejos, el dispositivo puede estar conectando y desconectándose constantemente.

En este caso lo ideal es colocar el enrutador de manera que quede en el centro de nuestro hogar. De esta manera tendrá el mismo alcance a cada rincón de la casa y no perderemos señal en ningún lado.


Deja un comentario