¿Valen la pena las billeteras bloqueo RFID?

¿Valen la pena las billeteras con bloqueo de RFID?

  • Las billeteras con bloqueo de RFID son muy útiles para mantener nuestra información segura en todo momento.
  • Sin embargo, en la gran mayoría de ocasiones, no son realmente necesarias. En el mundo real no estamos expuestos a semejantes riesgos.

Las billeteras con bloqueo RFID sirven para evitar que la información de nuestra tarjeta RFID sea robada. Pero ¿Realmente valen la pena? Incluso si lo valieran, ¿Estamos expuestos a un peligro real como para que valga la pena adquirir una? Esto es lo que vamos a ver un poco más abajo.

¿Qué es el bloqueo RFID?

La tecnología de identificación por radiofrecuencia (RFID) hace uso de la energía de un campo electromagnético para alimentar un pequeño chip que se encarga de mandar información como una respuesta. Para que se entienda mejor podemos dar un pequeño ejemplo, el chip RFID que tiene nuestra tarjeta de crédito tiene información que es fundamental para poder autorizar transacciones, el chip RFID de una tarjeta de acceso tiene un código que abre puertas y restringe sistemas.

A su vez, algunos materiales, especialmente los metales conductores, evitan que las ondas electromagnéticas los atraviesen. Las billeteras con bloqueo de RFID cuentan con fundas para tarjetas, las cuales están fabricadas de materiales que no permiten que pasen las ondas de radio.

De esta forma, el chip no se enciende, incluso si lo llegara a hacer, la señal no sería capaz de pasar por la billetera. La conclusión es simple: no se puede leer la tarjeta RFID a través de la billetera.

¿Por qué deberíamos bloquear nuestras tarjetas?

Las etiquetas RFID se encargan de enviar la información a cualquiera que quiera escuchar. Suena como una especie de receta muy mala para la seguridad. Sin embargo, las etiquetas RFID que, si se pueden rastrear a largas distancias, no se encuentran cargadas con información confidencial. Se pueden usar para rastrear existencias o paquetes. No importa quién es el encargado de leer esta información, puesto que no es un secreto.

Evidentemente, existen diferentes preocupaciones sobre las tarjetas RFID mientras más dispositivos de lectura NFC llegan al mercado. NFC (Near-Field Communication) es una tecnología bastante parecida, la diferencia fundamental se encuentra en el alcance. Los chips NFC únicamente se pueden leer en rangos medidos en pulgadas. NFC es, básicamente, un tipo de RFID.

De esta manera funcionan las tarjetas “tocas y pagar” con terminales de pago equipados con lectores NFC. En caso de tener un dispositivo móvil que sea capaz de realizar pagos sin contacto, entonces también se pueden usar para leer tarjetas NFC. Por lo tanto, ¿Qué evita que alguien pueda utilizarlo para copiar nuestra tarjeta NFC?

Bien, esa sería la situación que las billeteras de bloqueo RFID se encargarían de bloquear. La idea es que alguien pueda acercar su lector NFC a nuestra billetera y copiar las tarjetas. Después, podrían hacer que el dispositivo reproduzca la información RFID para hacer los pagos.

¿Realmente es necesario las billeteras con protección RFID?

A estas alturas no existe ninguna clase de duda de que las tarjetas de bloqueo RFID son fundamentales. En 2012, una demostración de cómo un teléfono Android podría ser capaz de robar datos de tarjetas de crédito de manera inalámbrica, encendió las alarmas.

Tiene mucho sentido que el skimming de NFC se pueda utilizar con objetivos específicos de alto valor que contienen datos importantes. Sin embargo, no vale la pena caminar por un espacio repleto de gente robando información de tarjetas de crédito de gente al azar. No existe un riesgo físico real al llevar a cabo este atraco en público. Si vamos al caso es mucho más fácil y probable robar esta información con malware y técnicas de phishing.

Como dueño de la tarjeta, también estaremos protegidos contra el fraude por parte del emisor de la misma, ninguno de estos requiere utilizar billeteras con bloqueo RFID para calificar, por lo menos por ahora. Por lo tanto, como máximo, podremos salvarnos de un inconveniente menor a medida que los fondos robados son reemplazados.

En caso de que seamos un objetivo de alto valor, como un empleado con una tarjeta de acceso o activos valiosos, entonces definitivamente sería una buena idea usar una billetera con bloqueo RFID.

Llegamos a la conclusión de que utilizar una billetera con bloqueo RFID vale la pena por precaución en algunos casos. No creemos que tenga que ser un factor totalmente decisivo al elegir la próxima billetera, a menos que tengamos un perfil de alto riesgo.


Deja un comentario