no carga teléfono 1

¿Por qué no carga mi teléfono?

  • Un smartphone que no carga no es más útil que un pisapapeles. Es decir, no tiene ninguna utilidad
  • Hay que solucionar el impedimento de inmediato, por lo que es fundamental saber qué lo provoca
  • Según la situación, el inconveniente puede estar relacionado con el hardware o con el software

Los años de experiencia con dispositivos móviles nos han enseñado que hay diferentes razones por las que no carga un teléfono inteligente. Éstos motivos son varios y dependen, entre otras cosas, de la tecnología de carga del equipo. Conocerlos y descartarlos te permitirá recuperar su batería sin mayores problemas, ya sea encontrando solución dentro de casa, como recurriendo a un servicio técnico o tienda que puedan darte una mano.

Tanto en iOS como en Android podemos llegar a toparnos con que el smartphone no carga ni recupera autonomía. Por supuesto, esto significa que hasta que no encontremos una respuesta a la pregunta, no podremos usar nuestro teléfono en condiciones normales. Así que es urgente detectar el inconveniente.

Principales errores y fallos de hardware cuando un móvil no carga

El puerto de carga

El puerto de carga de tu smartphone puede llenarse rápidamente de polvo, pelusa y otras suciedades molestas. Si los contactos internos del puerto quedan obstruidos, es posible que el teléfono no se cargue correctamente, debido a que el circuito de carga no estará completándose como tiene que hacerlo.

En ese caso, toma una linterna y inspecciona el puerto de carga a la menor distancia posible, utilizando algún objeto puntiagudo, como un palillo de madera, para limpiar todo lo que halles. Tienes que insistir con ese procedimiento hasta que retires los desechos que se hayan acumulado como consecuencia del día a día.

Por otro lado, te recomendamos que prescindas de objetos de metal, porque pueden dañar los contactos del puerto. Siempre que tengas un palillo de madera a mano ésta es la mejor solución, porque no deteriorará los contactos.

no carga teléfono 2
Utiliza algún objeto puntiagudo, como un palillo de madera, para limpiar todo lo que halles en el puerto de carga

El cable o adaptador

Si el puerto de carga ya está limpio y no hay signos de daño, deberías dirigir toda tu atención al cable de carga. Revisa el cable en busca de signos de desgaste y deshazte de cualquier suciedad que pudiera haber en el extremo. También chequea que no haya indicios suficientes que justifiquen que haya que comprar un nuevo cable de carga.

Además, ten en cuenta que un cable que parece estar en perfecto estado podría ocultar algún defecto importante. Entonces lo mejor es probar con otro cable, para ratificar o rectificar que la anomalía tenga que ver con él.

Como asimismo tenemos un adaptador USB, a los mismos ensayos debe ser sometido este elemento del cargador. Notando que un cable ajeno funciona, puedes detenerte luego en si el problema es el cable o el adaptador USB. Sobre todo considerando que es más mucho barato reemplazar el cable de carga que el adaptador USB.

Principales errores y fallos de software cuando un móvil no carga

A veces, los problemas de software pueden interferir con la capacidad de carga de un teléfono inteligente. Apágalo y vuelve a encenderlo, sólo por si acaso. Como los móviles tienen circuitos de carga sofisticados, lo que les permite usar de manera segura cargadores más potentes que los que vienen en la caja desarrollados para poder cargarlos rápidamente, el software interviene de modo activo en este proceso y podría obstaculizarlo.

¿El cargador inalámbrico no funciona?

Como vimos, las conexiones físicas son propensas a todo tipo de problemas, como desechos y conectores dañados. Los cargadores inalámbricos pueden parecer una mejor alternativa, pero también tienen sus inconvenientes. Aclarado esto, tendrás que verificar que el mecanismo de carga inalámbrica de tu equipo no esté estropeado.

Estos cargadores no se conectan directamente al teléfono, pero aún así tienen cables y adaptadores «dañables». Échales un vistazo para comprobar cuál es su condición y, si hace falta, prueba si carga otro teléfono.

Evalúa daños físicos, como los causados por el agua

La mayoría de los teléfonos de gama media o alta ahora tienen cierta resistencia al agua básica… pero no te confíes. A menudo, a una profundidad de aproximadamente un metro durante unos treinta minutos habrá daños.

Si a eso le sumamos que el fabricante no se hará responsable si tu smartphone deja de funcionar tras sumergirlo, deberías ser extremadamente cuidadoso con estas circunstancias, evitando exponer tu móvil a la profundidad. Adicionalmente, te aconsejamos que si vas a exponerlo, realices antes una copia de seguridad de archivos.

no carga teléfono 3
A menudo, a una profundidad de aproximadamente un metro durante unos treinta minutos habrá daños

El daño de cualquier líquido, como el agua, puede provocar que el sistema de carga no responda normalmente. Para los terminales con garantía vigente, hay que ejecutarla e intentar que nos resuelvan ellos el problema. Eventualmente, para terminales sin garantía vigente, averigua precios en casas de reparación.


Deja un comentario