Cómo funciona la identidad digital descentralizada

La identidad digital descentralizada ¿Es el futuro de la web?

Hace poco nos encontramos con la idea de la identidad digital descentralizada y hemos leído varios artículos al respecto para entender un poco más sobre este concepto. Sin embargo, los artículos que nos encontramos eran demasiado técnicos, robándonos varias horas que nos podíamos ahorrar.

En este artículo lo vamos a presentar, de manera sencilla, el concepto de la identidad digital descentralizada. Como siempre decimos, el verdadero potencial de internet lo vamos a “desbloquear” únicamente con la descentralización.

¿Qué es la identidad digital descentralizada?

Básicamente, la definición informal sería que la identidad digital descentralizada es un concepto emergente de gestión de identidad propia que le brinda la oportunidad al usuario de generar, gestionar y controlar su identidad sin depender de ninguna institución, servicios o proveedor de identidad.

Vamos a ver un ejemplo sencillo: visitamos un sitio web y proporcionamos el nombre de usuario y una contraseña para iniciar sesión. Esto significa que tenemos una identidad en esta web, lo podemos multiplicar por la cantidad de webs que usamos. La idea de una identidad digital descentralizada, es que la identidad permanezca igual en todos los sitios webs.

Hagamos de cuenta que visitamos e iniciamos sesión en una web con Google. En este caso, quien administra nuestra identidad es Google. Sin embargo, si configuramos nuestra identidad en la cadena de bloques, nosotros seremos quien la administremos.

El problema con la gestión centralizada de identidades es que es propiedad de un único emisor y lo mantiene. Hacemos uso de esta para poder ingresar a ciertos servicios prestados por el emisor.

El clásico ejemplo de una identidad centralizada es iniciar sesión en webs como Facebook. Si eliminamos la cuenta de Facebook, nuestra identidad desaparece.

Adicionalmente, varios sitios webs de comercio electrónico y redes sociales comparten los datos de sus usuarios con empresas en línea sin nuestro consentimiento. Por lo tanto, nuestra identidad se encuentra a merced de las intenciones de estas empresas centralizadas.

Cómo funciona

Hagamos de cuenta que tenemos una aplicación de billetera de identidad descentralizada en nuestro dispositivo. Podemos usar la aplicación para generar una identidad. Ahora, podremos proporcionar las credenciales en diferentes sitios webs. Estos sitios, valida nuestras credenciales de identidad y nos darán acceso.

Es muy confiable debido a que la aplicación de billetera de identidad usa sistemas criptográficos. Una vez que se crea la identidad, la aplicación de billetera genera claves criptográficas privadas y públicas. Después, la app envía la clave pública a la cadena de bloques, que termina generando un identificador único en nuestra billetera.

Los datos biométricos o un pin que únicamente nosotros conocemos, asegurarán la clave privada. Esta clave se mantiene en el dispositivo o billetera de identidad y se utilizará para autenticar.


Deja un comentario