pausar redes WiFi 1

¿Cómo pausar tus redes WiFi paso a paso?

  • Seguramente no nos creerías, pero hay circunstancias en las que conviene pausar las redes WiFi
  • Son múltiples las ocasiones en las que, por varias razones, es mejor que el enrutador descanse
  • Independientemente de esos motivos, deberás saber cómo proceder si tienes esta necesidad

No vamos a ahondar en este artículo en las muchas ventajas que la tecnología WiFi supone para los seres humanos. Son tantas que es prácticamente imposible que en un momento queramos prescindir de conectividad, pero también debemos saber que hay distintas situaciones en las que puede ser necesario pausar tus redes WiFi un rato. ¿Cómo hacerlo y por qué es un truco muy importante, uno al que recurrirás más seguido de lo que piensas?

Dicho eso, somos conscientes de que toda la configuración de las redes hogareñas depende del fabricante del router. La mayoría de estos aparatos coinciden en sus características, aunque existen también algunas diferencias.

En esa diversidad están las claves de las siguientes líneas, en las que intentaremos abordar situaciones en las que probablemente querrás deshacerte de las redes WiFi de forma temporal, y cómo hacerlo según tu enrutador.

Pero, ¿por qué querría apagar el WiFi?

Por cuestiones de seguridad

Las redes WiFi son mucho más complejas de lo que pensamos en términos de seguridad, y es por eso que podemos ver tantas opciones de cifrado para conectarnos, siendo algunas de ellas modernas y confiables… y otras no tanto.

Lo ideal es que tu router sea compatible con el cifrado más avanzado que haya, y que tu contraseña sea muy difícil. Debería esto alcanzar para que nadie pueda entrar a tus redes mientras las usas. ¿Y cuando no las utilizo? Entonces lo mejor es que, si vas a salir de casa por una semana o más, apagues el enrutador.

El problema es que, en tu ausencia, el pirata informático que intenta entrar a tus dispositivos a través de las redes, podría tomarse todo el tiempo que necesite, y no estarás allí para detectar esa actividad sospechosa y eludirle.

Por cuestiones de dinero

Hasta hace unos años no hubiéramos repasado en ello, pero hoy en día sabemos que los routers consumen energía. Más energía de lo que la mayoría hubiera imaginado, de hecho. Así que es otra buena excusa para apagarlos.

El ahorro de dinero no será demasiado, un máximo de unos 10 euros al año, pero la clave está en que ese consumo mínimo podría hacerte superar los límites que te pone el proveedor del servicio, elevando notablemente su precio.

Por cuestiones de salud

La relación entre Internet y salud está en boca de todos por estos días, y se debe a que aún desconocemos realmente cuáles son los efectos que la adopción casi constante de tecnología tiene en las personas. Podríamos plantearlo de este modo: somos la primera generación 100% conectada de la historia.

Si bien no hay evidencia que demuestre que la exposición a un router pueda provocar inconvenientes de salud, siempre es recomendable mantener los aparatos electrónicos lo más lejos posible de los individuos.

Otra alternativa, evidentemente, es apagarlos por la noche y volver a encenderlos por la mañana, ¿no?

¿Cómo desactivar la conectividad WiFi en cualquier router?

Ya tienes una idea de por qué hay gente que prefiere pausar las redes WiFi en su hogar si no las están usando. Veamos entonces cómo son los procedimientos para anular esta conectividad si no la estamos utilizando.

Lo primero será abrir un navegador, cualquiera, y escribir la dirección IP que se nos haya asignado por el router. Entraremos así a la configuración del enrutador, que podría pedirnos un nombre de usuario y una contraseña.

Por lo general, sobre la parte izquierda de la pantalla deberíamos ver una barra lateral con numerosos ajustes. Habrá uno, seguramente, que dirá WiFi, Wireless o WLAN, y es justo a ese apartado que tenemos que entrar.

Busca dentro de esta sección algo dedicado a su configuración, y desmarca la casilla dedicada a las redes WiFi. Aquellos routers que más recientes pueden discernir entre 2,4 GHz y 5 GHz, así que deberías desmarcar ambas.

El botón físico, otra solución

Algunos routers disponen de un botón físico que facilita un poco las cosas, y está ubicado en su parte trasera. Esto nos evita tener que entrar en la configuración del enrutador, y es útil en caso de que el WiFi no funcione.

Basta pulsar ese botón físico por un segundo y esperar la respuesta del router para saber que lo hemos apagado. Ciertos enrutadores permiten, asimismo, cambiar la manera en la que comparten redes con esta técnica.

pausar redes WiFi 2
Algunos routers disponen de un botón físico que facilita un poco las cosas

¿Qué pasa con los sistemas Mesh?

Si tenemos instalado en nuestra vivienda un sistema Mesh o de malla, bastará desactivar el nodo principal para estar tranquilos de que todas las redes que dependen del mismo han dejado de trabajar hasta nuevo aviso.

De hecho, estas conectividades de última generación son interesantes porque cuentan con aplicaciones móviles sumamente completas, desde las cuales podemos controlar todos los aspectos relacionados con su uso.

Desde la app puedes activar o desactivar por completo la conectividad de tu sistema Mesh. No evita que tengas que apagar también el router porque seguirá funcionando, pero al menos no deberás deshabilitar cada repetidor.

¿Sueles pausar las redes WiFi en casa? ¿Por qué lo haces?


Deja un comentario