MacBook

Puedes agregarle más memoria a tu MacBook con estos pasos


En concreto, vamos a tratar el tema acerca de cómo agregarle más memoria de almacenamiento a tu MacBook. Muchas veces, por comprar un ordenador de este tipo mucho más barato, es una mala decisión. Esto debido a que muchos traen poco almacenamiento, pero sus precios atractivos no suelen pasar desapercibidos.

Pero esta decisión podría costarte mucho a la larga, cuando se trata de guardar todos tus archivos. Sabemos que las MacBook tienen precios competitivos, pero a cambio, el almacenamiento es más bajo. Por otra parte, el excelente hardware de estos dispositivos hace que apliques ciertos métodos para aumentar la memoria en dichos dispositivos.

Compra algunos discos duros externos

Esta es la primera opción que deberías considerar, es debido a que puedes guardar toda la información que tengas en tu ordenador. Gracias a los avances tecnológicos los discos duros externos ya no tienen un gran tamaño y vienen con mayor capacidad. El inconveniente es que son unidades un poco lentas y tienes que llevarlas contigo a todos lados.

Este es un inconveniente si tienes archivos importantes y que necesitas verlos a diario. Una solución es que uses estos discos duros externos a modo de respaldo. Además, si lo cargas contigo todo el tiempo, ocuparán un lugar en los puertos USB de tu MacBook, lo que se traduce en que no tendrás un puerto de los pocos que tienen estas portátiles.

MacBook

Utiliza cables USB 3.0

Para que tengas un disco duro externo un con transferencia de archivos un poco más rápida, puedes comprarlos con su extensión USB 3.0, de otra manera, se hará lento. Esto debido a que los cables y dispositivos 2.0 son ya algo anticuados y muy lentos con ordenadores potentes como las MacBook de Apple.

Las tarjetas SD son una buena opción

Algunos computadores MacBook vienen con espacio para insertar este tipo de tarjetas. Estas tarjetas permiten una transferencia de todo tipo de archivos de manera segura y confiable. Y lo mejor, que no debes conectar tus dispositivos de audio, vídeo o smartphone para poder transferir los archivos que desees almacenar.

Esto también se cumple si quieres aumentar la capacidad de almacenamiento de tu ordenador. Además, en cuanto a precios, las tarjetas SD son mucho más económicas que los discos duros externos. A medida que pasa el tiempo, el almacenamiento de las tarjetas SD va en aumento. La puedes encontrar hasta de 256 GB. Y por los vientos que soplan, podría llegar hasta 1 TB.

Una solución eficaz, pero poco vistosa

Así pues, si quieres una solución a tu capacidad de almacenamiento rápida, económica y duradera, las tarjetas SD son la solución. Dejando de lado las razones estéticas, debido a que no pueden encajar bien con el cuerpo de la MacBook. Estas tarjetas pueden ser una verdadera solución a tu problema de memoria.

Reemplaza tu Disco Duro de Estado Sólido (SSD)

Esta es la nueva generación de discos duros, son más rápidos y resistentes que los de la generación anterior. Así pues, si reemplazas los discos duros viejos a tu MacBook por estos SSD nuevos, le darás mucha vida. Esto debido a que la vida útil de los SSD es más prolongada. Recuerda que mientras más capacidad, menos dolores de cabeza.

MacBook

Hay otro dato: tienes que asegurarte si al modelo de tu MacBook se le puede instalar discos duros de estado sólido. Esto debido a que en las portátiles nuevas, estos discos duros vienen pegados a la placa. Por lo tanto, son casi imposibles de remover. Tienes que estar muy pendiente de esto, ya que si abres tu portátil, perderás la garantía.

Prueba a comprar kits de actualización

El proceso de reemplazo o clonación de este tipo de unidades es relativamente sencillo. En caso de que quieras hacer un respaldo de archivos o una transferencia rápida. En el mercado, venden estos kits de actualización a precios realmente ajustados y competitivos. No te vas a arrepentir de hacerlo. Debes recordar que estos procesos son casi imposibles de hacer en las MacBooks más nuevas.

La tendencia más popular: el almacenamiento en la nube (iCloud)

Si quieres tener más almacenamiento, entonces puedes guardar tus archivos en la nube. Este espacio puede generarte más espacio de lo habitual, lo que te vendrá bien si trabajas con grandes volúmenes de información. Además, si estás próximo a quedarte sin espacio, la nube o iCloud te proporcionará un auxilio más que necesario. Sobre todo si quieres respaldar documentos de tu trabajo o de la universidad.

Uno de los problemas más comunes de este almacenamiento, es la velocidad del internet, estarás sometido a ella, literalmente. Si trabajas asiduamente con internet y necesitas subir y descargar archivos de la nube con frecuencia, el internet será un problema. Incluso, cuando conectas smartphones con las aplicaciones de la nube, los datos del móvil podrían causar inconvenientes.

Puedes adquirir almacenamiento adicional de iCloud

Para el respaldo de imágenes y música, puedes adquirir más espacio en iCloud. Esto para que puedas tener tus galerías multimedia completas y a tu disposición cuando las necesites. Además, puedes conectarte desde cualquier dispositivo para poder acceder a estos archivos. De esta manera, podrás liberar espacio en tu portátil y estar más tranquilo.

Esta es sin duda, una de las mejores soluciones, puesto que el almacenamiento en la nube no requiere de medios físicos, por lo que no gastarás demasiado dinero. Lo único malo que puede haber, es el internet. Pero si tienes un proveedor confiable, y el internet que te provee es estable y rápido, no tendrás problemas.

MacBook

La última opción: un almacenamiento en red

Esta ingeniosa manera de expandir la capacidad de memoria de tu MacBook hará que no gastes dinero. Solo tienes que configurar una red en tu casa, es decir, puedes utilizar ordenadores Mac viejos como servidores de archivos. Al hacer esta red, podrás transferir los archivos a este servidor y no tendrás problemas de almacenamiento. La red la puedes hacer cableada o inalámbrica, mediante WiFi.

La red cableada es más segura debido a que aporta más estabilidad, pero puede que no sea tan rápida como las redes configuradas mediante WiFi. Así mismo, no se puede esperar que las velocidades del WiFi sean del todo estables.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.