instagram

¿Sabías que Instagram está arruinando el medio ambiente?


Con hordas de imitadores de Instagram acudiendo a los sitios #instagramfamous, dejando basura y destruyendo el hábitat natural. Los influencers de las redes sociales han publicado irónicamente algunos de los lugares deslumbrantes que aman y esto ha traído como consecuencia que miles de personas vayan a esos lugares.

Y con tan solo abrir Instagram, iniciar sesión y publicar una foto en un lugar paradisíaco, los seguidores de los influencers pueden dañar delicados ecosistemas hasta dejarlos sin vida, en algunos casos.

Instagram propició la invasión a campos de amapolas

Después de un invierno de lluvias inusualmente fuertes, la primavera estalló en el sur de California a la vista de las extensas flores silvestres. Un fondo demasiado bueno para perderse. Ya que unas 50 mil personas acudieron al área en busca de la toma perfecta.

Donde las delicadas amapolas fueron pisoteadas, recogidas y aplastadas por los reclinables posers y de paso, no volverán a crecer. Así que como puedes ver, no se necesita mucho para destruir lugares de belleza natural.

Cuando la naturaleza se vuelve viral

instagram

Lo que solía ser un lugar de reunión familiar local con vistas al río Colorado cerca del Gran Cañón, se ha convertido en uno de los lugares más “instagrameados” de los Estados Unidos. Horsehoe Bend ha pasado de atraer unos pocos miles a un par de millones de visitantes anualmente. Los estacionamientos se están ampliando para acomodar a las multitudes que obstruyen los senderos y causan congestión de tráfico en un lugar remoto.

Consecuencias no deseadas de ver paisajes en Instagram

Poco después de que el fotógrafo local Johannes Holzer publicara una foto del lago bávaro cerca de donde creció, los seguidores de Instagram web descendieron en hordas. En una entrevista con el locutor alemán Bayrischer Rundfunk, dijo que el camino hacia el lago ahora parece haber sido pisoteado por soldados.

También está lleno de basura y colillas de cigarrillos y ya no es un lugar de soledad. Así fue como este lago ya no aparece más geo – etiquetado

Un pequeño pueblo invadido por millones de visitantes

instagram

Cuando un pequeño pueblo austriaco de solo 700 habitantes fue promocionado como un perfecto telón de fondo de Instagram, un promedio de 80 autobuses turísticos y 10 mil visitantes comenzaron a llegar todos los días con sus móviles.

Los lugareños se quejan de que los turistas entran a sus propiedades para encontrar el mejor ángulo posible para sus fotografías, dejan basura, filman con drones que ahuyentan a las aves y, en general, destruyen la paz y la tranquilidad.

Las torres de piedra hechas por el hombre dañan los ecosistemas

Esta es Playa Jardín, en la isla española de Tenerife. Se ha convertido en un lugar popular entre los fotógrafos que construyen pequeñas torres con piedras recogidas de la playa cercana. Sus diseños pueden ser muy buenas fotos. Pero debido a que las arañas, los insectos y los lagartos que viven debajo de las piedras pierden su refugio cuando son retirados de la playa, las torres en realidad dañan el ecosistema local.

No hay que dejar rastro después de tomar fotos para Instagram

Además de esto, los organismos vegetales esenciales para la salud del suelo se desarraigan cuando se cambia la posición de las piedras. Eso llevó a los ambientalistas a desmantelar las formaciones rocosas a principios de este año. Y con ello, publicando explicaciones en Instagram bajo el hashtag #pasasinhuella, que significa «no dejar rastro».

Pocos días después de la campaña, algunos usuarios ya habían comenzado a reconstruir las torres de piedra.

Palomitas de maíz para NO llevar

instagram

Llamada así por sus algas muertas que se asemejan a un popular aperitivo. «Popcorn Beach», en la isla canaria de Fuerteventura. Ha ganado popularidad entre el conjunto de usuarios que descargan Instagram y toman fotos allí. Pero tanta gente ha comenzado a llevarse las algas a casa como recuerdos que se estima que cada mes desaparecen unos 10 kilos.

En respuesta, The Clean Ocean Project ha comenzado a compartir fotos en Instagram para que dejen de llevarse las algas.

Los islandeses están luchando contra los malos turistas

Con más de 10 millones de imágenes en Instagram solo al entrar, Islandia se ha convertido en un destino muy popular para los influencers. Pero para obtener la toma perfecta, muchos conducen fuera de la carretera, lo que daña el campo. Se sientan en los glaciares, caminan sobre musgo que puede morir si son pisoteados y vuelan drones sobre animales salvajes.

La oficina de turismo Visit Iceland ha lanzado varias iniciativas que promueven el comportamiento responsable de los turistas.

Vigilante avergonzando a los malos turistas en Instagram

La cuenta anónima de Instagram Story “Public Lands Hate You” es parte de una tendencia a avergonzar el comportamiento irresponsable. La cuenta ha publicado imágenes de personas que infringen las reglas al aire libre. Lo que ha llevado a las marcas a romper con algunos de los influencers.

E incluso, ha llevado a investigaciones de los servicios de parques nacionales de Estados Unidos. Pero también ha recibido críticas por nombrar personas en sus smartphones sin su consentimiento.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.