formatos de vídeo no compatibles

Cómo reproducir formatos de vídeo no compatibles en Windows 10

Ya puedes reproducir formatos de vídeo no compatibles en cualquier sistema operativo, no es una cosa tan difícil como antes. Es por esto que las aplicaciones de Windows como Películas y  TV, así como Windows Media Player, permiten la reproducción de ciertos tipos de vídeo solamente. Si tienes problemas para reproducir formatos de vídeo no compatibles.

Deberás usar un reproductor de vídeo o códec de terceros. También puedes convertir el archivo en su lugar. Si no estás seguro de que si tu Windows admite tu formato de archivo de vídeo, debes probarlo primero. Abre la aplicación Películas y TV o el Reproductor de Windows Media e intente abrir el archivo.

Si obtienes un error llamado: «el formato no es compatible», deberás probar uno de los siguientes métodos. Si no puedes encontrar la aplicación Películas y TV, busca la opción Films y TV. Este es el nombre alternativo para la aplicación en ciertos mercados como el Reino Unido y Australia. Si no está instalado, descarga el software Películas y TV de Microsoft Store.

1.- Reproduce formatos de vídeo no compatibles con un reproductor de vídeo de terceros

formatos de vídeo no compatibles
Businesswoman

La aplicación Películas y TV solo admite algunos formatos comunes, tales como: MOV, AVI y MP4. Windows Media Player admite otros tipos de archivos, pero Microsoft parece estar alejando a los usuarios de la aplicación preinstalada cada vez que sale otro sistema operativo.

Debido a que la aplicación Películas & TV no es compatible con todos los formatos de archivos de vídeo y Windows Media Player no se ha actualizado en más de 10 años, la mejor manera de reproducir archivos de vídeo no compatibles en Windows 10, es utilizar un reproductor de vídeo de terceros.

VLC Media Player para formatos de vídeo no compatibles

Por esta razón, se recomienda el software VLC Media Player como la mejor opción para la mayoría de los usuarios de Windows 10. Es capaz de reproducir casi todos los formatos de archivos de audio y de vídeo. Por lo que es una alternativa poderosa a los reproductores predeterminados.

En casi todos los casos, puedes suponer que VLC reproducirá tu archivo de vídeo, transmisión en vivo o DVD, si la aplicación predeterminada de Películas y TV no lo hace. También, viene con cientos de diferentes opciones de personalización, también.

Ahora bien, para abrir tu archivo de vídeo en VLC, haz clic en Medios, después en Abrir archivo, todo ello en el menú superior.

MPV

MPV es un potente reproductor de vídeo alternativo para usuarios de Windows. Es multiplataforma, por lo que es una buena opción para Linux, macOS y Android. A diferencia de los infinitos menús y la personalización que ofrece VLC, MPV es simple y directo. Todo ello sin menús y solo las opciones de reproducción básicas disponibles.

También es portátil, lo que significa que puedes ejecutarlo desde una unidad flash USB. Para abrir tu archivo de vídeo en MPV y comenzar la reproducción, simplemente arrastra un archivo a la interfaz abierta de MPV.

PotPlayer

formatos de vídeo no compatibles

El reproductor multimedia PotPlayer es uno de los mejores reproductores de vídeo para usuarios avanzados. Como tal, ofrece una gran cantidad de personalización, admite aceleración de hardware para vídeos de alta resolución e incluye un editor de vídeo incorporado.

Todo ello para editar archivos de vídeo durante la reproducción. Del mismo modo, la interfaz predeterminada es toda negra, pero puede personalizarla con varios temas y esquemas de colores integrados.

Para abrir archivos multimedia en PotPlayer, haz clic derecho dentro de la interfaz abierta de software o haz clic en el botón «PotPlayer». El cual está en la esquina superior izquierda. Desde allí, haz clic en «Abrir archivo» para seleccionar tu archivo de vídeo.

Puedes cambiar el reproductor de vídeo predeterminado

Si quieres utilizar un reproductor de terceros como tu reproductor multimedia predeterminado, deberás cambiar esto en la configuración de Windows 10. Puedes acceder al menú Configuración, haciendo clic derecho en el botón de menú Inicio de Windows en la barra de tareas.

También, haciendo clic en el botón «Configuración». Desde allí, selecciona la opción Aplicaciones y después, Aplicaciones predeterminadas.

Cuando estés en el menú «Aplicaciones predeterminadas», haz clic en el reproductor de vídeo existente. Si está instalado, la aplicación Películas y TV probablemente será la predeterminada.

Ahora, selecciona tu reproductor multimedia de terceros de la lista desplegable. Una vez seleccionado, Windows abrirá cualquier archivo de vídeo que detecte, usando el reproductor de terceros que hayas elegido.

2.- Instalar códecs de video adicionales para reproducir formatos de vídeo no compatibles

formatos de vídeo no compatibles

Un códec es un tipo de software que «decodifica» archivos de vídeo en las imágenes y en el audio apropiados. Si tu computadora carece del códec correcto para tu formato de archivo de vídeo, dicho vídeo no se cargará. Puedes descargar e instalar códecs de vídeo de terceros en tu computadora para solucionar el inconveniente.

Sin embargo, debes tener cuidado. Los sitios de mala reputación, incluidos los sitios de transmisión ilegal, sí incluyen anuncios maliciosos para descargas de códec que pueden dañar tu ordenador.

Para que puedas evitar este riesgo, descarga  K-Lite Codec Pack, uno de los paquetes de códecs de vídeo más populares que existen. Agrega soporte para un número significativo de formatos de archivos multimedia, incluidos FLV y WebM.

K-Lite te ayudará a reproducir formatos de vídeo no compatibles en ciertas instancias

Si bien te recomendamos usar un reproductor de terceros en primera instancia, la instalación de K-Lite agregará soporte de formato de vídeo adicional al Reproductor de Windows Media y algunos otros reproductores de vídeo de terceros. No obstante, este método no funcionará para la aplicación predeterminada de Películas y TV.

Para comenzar, descarga la variante de K-Lite Codec Pack que elijas y ejecuta el instalador, que estará predeterminado en un modo de instalación «Normal» con configuraciones preestablecidas. Si quieres personalizar esto, selecciona «Avanzado» en su lugar antes de instalar.

Ahora cambia el reproductor de vídeo predeterminado

Ahora, haz clic en «Siguiente» para pasar a otra etapa de instalación. Deberás seleccionar tu reproductor de vídeo preferido. Esto activará la opción predeterminada de K-Lite. Cambia esto a tu reproductor de vídeo preferido.

Del mismo modo, si estás utilizando la aplicación Películas y TV y selecciona esta opción como tu reproductor de vídeo preferido. De esta manera, el instalador te informará que esto no funcionará.

Si estás utilizando VLC, recibirás una advertencia similar. VLC contiene su propio conjunto de códecs de vídeo, por lo que esta instalación no es necesaria. Ahora, selecciona el K-Lite Media Player Classic incluido, el Windows Media Player más viejo o un reproductor de terceros.

Ahora, confirma las otras configuraciones de instalación, tal y como prefieras. Después, solo tienes que hacer clic en “Siguiente” para que puedas continuar. Así mismo, las siguientes etapas aparecerán si seleccionaste la opción «Instalar MPC-HC como un reproductor secundario» en la pantalla anterior.

Igualmente, confirma la configuración del reproductor Media Player Classic de K-Lite y luego haga clic en «Siguiente» para pasar a la siguiente etapa.

Después de esto, tienes que confirmar la siguiente etapa de la configuración de K-Lite Media Player Classic. Esta sección está preestablecida, así que haz clic en «Siguiente» para continuar. A menos que quieras modificar las opciones de aceleración de hardware para K-Lite Media Player Classic.

Configura el idioma preferido

Del mismo modo, configura tus opciones de idioma para subtítulos en el próximo paso. Escoge tu primer, segundo y tercer idioma de los menús desplegables. Ahora, una vez que estés listo, haz clic en «Siguiente» para que puedas continuar.

Cuando el idioma esté configurado, debes escoger tu configuración de audio preferida en el siguiente menú. Esto también está preestablecido, así que si lo deseas, utiliza la configuración predeterminada y haga clic en «Siguiente» para continuar.

Si se te solicita algo, rechaza cualquier opción adicional de software adicional en los siguientes pasos haciendo clic en el botón «Rechazar». Por último, verifica tus opciones de instalación de K-Lite y luego haz clic en el botón «Instalar» para comenzar.

Una vez completada la instalación, haz clic en el botón «Finalizar». Tu reproductor multimedia elegido ahora debería permitirte comenzar la reproducción de algunos de los formatos de archivo de vídeo adicionales incluidos en el paquete.

3.- Convertir a otros formatos de vídeo no compatibles

Si estás configurado todo para usar la aplicación Películas y TV, tu única opción es convertir archivos de vídeo no compatibles a formatos que el reproductor predeterminado de Windows pueda abrir.

Por ello, hay muchas maneras de hacer esto. Por lo que existen sitios en línea que convertirán automáticamente los archivos de vídeo a otros formatos. La búsqueda de «FLV a MP4», te proporcionará una lista de posibles sitios de conversión en línea, pero estos pueden conllevar ciertos riesgos y no se recomiendan como una única opción.

La mejor opción, especialmente para usuarios con VLC instalado, es convertir archivos de vídeo utilizando el mismo VLC.


Deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies