Hacer los iconos más pequeños o grandes en el escritorio de Windows.

Cómo hacer que los iconos del escritorio sean más pequeños en Windows

Una de las mejores cosas que tiene el sistema operativo de Microsoft, es la posibilidad de personalizarlo todo lo que queramos. Si bien el mismo viene pre-configurado de una manera bastante óptima, quizás quieras hacer que los iconos del escritorio sean más pequeños o grandes en Windows.

Podemos personalizar prácticamente cada apartado del sistema operativo. Incluso instalar diferentes diseños que cambian la interfaz de forma considerable. Pero algo que no únicamente puede ser algo estético, sino también práctico. Es la posibilidad de cambiar el tamaño de los iconos del escritorio.

Ideal para mantener todo organizado, quizás tengas muchos o pocos. Sea como sea, podemos modificar el tamaño de estos iconos como queramos y adaptarlos a nuestras necesidades. Un poco más abajo veremos dos métodos para conseguirlo y te aseguro, es muy fácil de realizar.

Hacer que los iconos del escritorio sean más pequeños o grandes en Windows

Podemos hacer que los iconos del escritorio sean más pequeños, aunque también podemos aumentar su tamaño. Un poco más abajo vamos a ver cómo conseguir que los iconos del escritorio de Windows sean más pequeños o grandes.

Cómo hacer los iconos más pequeños o grandes en el escritorio de Windows 10.

Lo primero que tendremos que hacer es dar clic derecho en un espacio vacío en el escritorio. Se despliega un nuevo menú en donde tendremos que posicionar el ratón sobre la primera opción “Ver”.

Aparecerá un nuevo submenú en donde tendremos tres opciones principales: iconos grandes, iconos medianos o iconos pequeños. Dependiendo del que elijamos, los iconos del escritorio cambiaran. Evidentemente si seleccionas grandes, dependiendo de la cantidad que tengas y de la resolución de tu pantalla, puede que no veas algunos.

Aumentar el tamaño de los iconos o hacerlos más pequeños con la rueda del ratón

También podemos hacer lo mismo solo que usando la rueda del ratón. Para esto vamos a tener que posicionar el ratón en un espacio vacío del escritorio. Después de esto, vamos a tener que dejar presionada la tecla “Ctrl” en el teclado y mover la rueda del ratón en cuestión.

De esta manera el tamaño de los iconos que tenemos en el escritorio variara dependiendo de para dónde movamos la rueda en cuestión.


Deja un comentario